Trucos de Tennis Clash para Android y iPhone

24 de mayo 2020
Imagen Trucos de Tennis Clash

Tennis Clash es de esos juegos que al principio resultan bastante sencillos, sobre todo cuando el sistema multijugador te empareja con usuarios principiantes. Todo cambia al ganar los primeros torneos e ir subiendo de nivel a tu tenista. Y es que entonces pasarás a competir contra usuarios que incluso serán superiores a ti.

Ten en cuenta que algunos de ellos tendrán acceso a habilidades especiales, tales como ralentizar la bola para ser capaces de llegar a golpearla. Por ende, es fundamental que aprendas a utilizar ciertos trucos con los que obtener ventaja en la pista.

Corre lo mínimo posible

Entre quienes se inician en un juego de tenis es habitual encontrar a una gran cantidad de gamers que están constantemente con el botón de correr pulsado. En este caso es la pantalla digital, pero sucede exactamente lo mismo.

¿También es tu caso? Entonces conviene que dejes atrás esta manía tan perjudicial. Efectivamente, tarde o temprano deberás correr para llegar a alguna bola, pero no es nada conveniente que estés siempre con el deportista acelerado.

Y es que ello se traducirá en que vaya reduciéndose la resistencia del mismo. Como consecuencia no solo correrás menos cuando de verdad lo necesites, sino que adicionalmente los drives y reveses que realices con tu raqueta pasarán a tener una inferior calidad.

Es decir, incluso es probable que algún golpeo bastante simple sea fallado debido a que tu jugador esté extremadamente cansado. Con tal de impedirlo es recomendable que te sitúes en la mitad de la pista. De esta forma tanto si el rival te golpea a la derecha como si dirige el esférico amarillo a la derecha te verás capaz de devolverlo sin correr.

Análisis del adversario

Antes de dar comienzo a cada partido, Tennis Clash te muestra una serie de atributos del contrincante. De nuevo hay que mencionar un error que cometen demasiados jugadores: no fijarse en dichas estadísticas. Algunas de ellas tienen mucha importancia.

De hecho, un buen truco se resume en analizarlas a fondo para detectar puntos débiles. Ciertos tenistas de móvil optan por potenciar algunos rasgos y dejar olvidados otros que estiman innecesarios. Céntrate en estos últimos para ganar fácilmente a tu adversario.

Mejora el equipamiento

Uno de los aspectos que más llaman la atención de Tennis Clash es el progreso. En pocos partidos te darás cuenta de que tu tenista mejora en multitud de aspectos, aunque para tal fin es crucial que apliques un truco.

Básicamente consiste en desprenderte rápidamente de todo el equipamiento inicial del que dispones. ¿Cuál es el motivo? Los desarrolladores lo han creado aplicando restricciones: a ninguno se le puede aplicar ni una sola mejora.

Tras el primer partido disputado ya contarás con monedas que podrás destinar a la adquisición de equipo, desde muñequeras hasta camisetas y zapatillas. Por muy malas que te puedan parecer, paulatinamente irán mejorando hasta límites insospechados, progreso que no acontecería con los objetos iniciales.

Combinaciones de golpeos

Aunque Tennis Clash no pretende ser un simulador, basando sus mecánicas en un gameplay puramente arcade, lo cierto es que algunos trucos que funcionan en el tenis de verdad también son aplicables aquí. Así lo demuestran determinadas combinaciones que, al efectuarlas correctamente, casi siempre resultarán en un punto a tu favor.

Para la primera de ellas trata de hacer una dejada. Es decir, el deslizamiento con el dedo ha de llevarse a cabo suavemente para impactar con escasa potencia en la pelota. Así conseguirás que, poco después de pasar la red, caiga al suelo.

Con ello obligarás a tu contrincante a subir a la red para devolverte el golpe, situación que deberás aprovechar para realizar un globo. Correr hacia atrás y hacer un drive o revés no está al alcance de cualquier jugador, así que muy probablemente conseguirás un punto sumado al marcador propio.

Finalmente puedes tratar de pillar a contrapié a tu adversario. No es demasiado complicado. Ajusta al máximo tus golpeos y en primer lugar dirige el pequeño esférico a la esquina derecha del fondo. Si el contrincante te lo devuelve, repite la operación con el lado opuesto: ahora toca la izquierda.

¿Ha sido capaz de devolvértelo otra vez? Llega el momento del contrapié. Instintivamente el usuario creerá que repetirás la acción, esta vez golpeando el balón a la derecha, pero harás justo lo contrario. El escaso tiempo de reacción no le permitirá llegar a la pelota.