Trucos de State of Survival para Android

4 de junio 2020
Imagen Trucos de State of Survival

Ha llegado el momento de enfrentarte a multitud de zombis que ansían pegarte un buen bocado. Por si fuera poco, algunos jugadores reales también irán a por ti para hacerse con tus recursos. No te preocupes: a tu disposición tienes varios trucos para que la supervivencia en este juego se te haga más llevadera.

Bonificaciones: mejoras pasivas

Hay una serie de bonificaciones que actúan en segundo plano sin que te des cuenta, aunque pueden llevarte a tener más probabilidades de sobrevivir si las consigues todas.

Para obtenerlas acuérdate de acceder a State of Survival cada jornada, puesto que diariamente se reparten dentro de los cofres VIP. Un mínimo de dos son abribles de forma gratuita, así que hazlo siempre que puedas.

Céntrate en la base

Un error que cometen muchos jugadores consiste en dar forma a una buena base pero después olvidarse de ella para centrarse más bien en las tropas y las zonas destinadas a los entrenamientos.

Si bien es cierto que ambos aspectos mencionados en último lugar también adquieren relevancia, lo primero que debes hacer es focalizar todos tus esfuerzos y recursos en la base.

State of Survival - 1

Súbela de nivel al máximo y, cuando lo hayas hecho, ya podrás optimizar el resto de edificios que tengas en posesión. De esta manera garantizarás una defensa férrea ante la llegada de muertos vivientes.

Los edificios más importantes

Más allá de la base, otras construcciones también pueden inclinar la balanza de la supervivencia a tu favor. Las primeras de ellas son las de índole económico. Y no es para menos, puesto que el factor monetario tiene mucha relevancia en este juego.

Invierte grandes cantidades en dichos edificios pero no pases por alto la importancia de los de carácter militar. Por muy buena que sea la economía de tu asentamiento, si no cuentas con un alto poder bélico serás incapaz de hacer frente a las amenazas que suponen los zombis.

Aquí no termina la lista de edificios que te resultarán de inestimable ayuda. Otro claro ejemplo es el del almacén, el cual suele quedar relegado a un segundo plano a pesar de lo crucial que resulta para vencer en State of Survival.

Todos aquellos recursos con los que cuentes y que no estén debidamente guardados en el almacén corren el riesgo de ser robados por las criaturas enemigas. Así pues, mejóralo siempre que tengas la posibilidad de hacerlo para aumentar sus capacidades.

Hablando de recursos pocos de ellos llegan a ser tan fundamentales como las piezas de equipo. Aunque te las puedes encontrar durante el transcurso de tu aventura, lo más recomendable es que optes por fabricarlas tú mismo. Dicha acción es realizable en un edificio: el taller, disponiendo en él de toda clase de herramientas para tal fin.

Por último no puede ser pasada por alto la trascendencia que adquiere el hospital. A pesar de que progreses en este juego, tarde o temprano los zombis dañarán tus unidades, las cuales deberán recuperarse cuanto antes. Es por este motivo que conviene tener un buen hospital capaz de albergar a muchos heridos.

Construir y curarte más rápidamente

Para poder completar una construcción en State of Survival tiene que pasar un cierto tiempo. Lo mismo sucede con las tareas de curación, aunque afortunadamente ambos procesos pueden acelerarse de manera considerable.

Con tal de lograr tales resultados inscríbete en la mejor alianza posible. Es decir, conviene que la inmensa mayoría de sus miembros permanezcan activos. El poder grupal dará pie a que tanto las construcciones como las curaciones tengan lugar en un período de tiempo inferior.

Recompensas en los enfrentamientos

Absolutamente todos los combates que tienen lugar en State of Survival conllevan la obtención de varias recompensas, aunque no te conviene participar en el cien por cien de batallas que te sugiera el título.

De hecho, algunas de ellas pueden incluso ser perjudiciales para tus intereses. Así lo demuestran aquellas que exigen aplicar numerosas curaciones a tus unidades sin que compense el premio ganado al superar el conflicto.

Con tal de evitar que ello suceda aplica un sencillo truco que se resume en consultar el nivel de los campamentos infectados y otros enemigos con los que te vayas cruzando. Si presentan una cifra demasiado elevada opta por adentrarte en otra ruta menos peligrosa y mucho más beneficiosa en términos de recursos.