Trucos de Star Wars Jedi: Fallen Order para PC, PS4 y XBOne

3 de febrero 2020
Imagen Trucos de Star Wars Jedi: Fallen Order

Aunque Star Wars Jedi: Fallen Order permite disfrutar de varios tipos de mecánicas, la de combate sigue siendo la más importante de todas. Así pues, es fundamental sacarle el máximo partido, lo cual podrás hacer si aplicas los trucos que detallaremos en próximas líneas.

La importancia del nivel de dificultad

En líneas generales la mayoría de jugadores tienen tendencia a elegir el modo normal. Sin embargo, antes debes tener en cuenta que no solo afecta a la agresividad con la que te atacan los enemigos y el porcentaje de vida que se te resta de la barra de salud cada vez que recibes un impacto. Adicionalmente el hecho de optar por un nivel u otro de dificultad también determina el parry. Es decir, si optas por el más complicado, te resultará un quebradero de cabeza repeler los ataques.

Un buen truco consiste en empezar la primera partida en modo fácil para aprender este tipo de bloqueos y contraataques. Posteriormente, al dominarlos, ya podrás ir aumentando la dificultad, convirtiéndote en infalible en el terreno de combate.

Aprovecha los conflictos

Si bien es cierto que en ciertos planetas las criaturas allí presentes son inofensivas, en otros lugares de la galaxia se muestran muy agresivas. Tú pagarás las consecuencias de ello, pero no serás el único. También lo harán los soldados del Imperio y otros enemigos.

Aunque al verlos puedes querer liquidarlos cuanto antes, es mejor aprovechar la circunstancia para que la salud de ambos enemigos se vaya debilitando conforme luchen entre sí. Tras finalizar el conflicto a favor de un bando u otro, ya podrás pasar a la acción siendo mucho más fácil resultar vencedor de la batalla.

Cómo sobrevivir en combates multitudinarios

Conforme vayas avanzando en Star Wars Jedi: Fallen Order cada vez serán más habituales los combates en los que participarán infinidad de enemigos. Sobrevivir no es demasiado complicado si aplicas las siguientes claves.

La primera de ellas consiste en empujar. El hecho de que retrocedan temporalmente te permitirá focalizar tus ataques en el resto de enemigos sin que el daño infligido por las criaturas o los soldados sea excesivo. Por otra parte, no dudes en hacer uso de la espada láser doble siempre que puedas. Los ataques no van en una única dirección, sino que afectan a multitud de enemigos, aspecto que te resultará tremendamente útil sobre todo si le sacas más partido al arma por medio de ciertas habilidades.

Precisamente hablando de habilidades no puede ser pasada por alto una de las más efectivas en combates de muchos enemigos: esquiva precisa. Se requiere buena sincronización al llevarla a cabo, pero si lo consigues darás pie a que las criaturas se ralenticen, facilitando así el contragolpe e incluso los ataques al resto de combatientes.

En las primeras ocasiones de enfrentarte a un extenso grupo de enemigos será habitual que perezcas. Seguramente la causa sea estar recibiendo daño a distancia. Por mucho que acabes con las criaturas que tienes cerca, tanto las flechas como otros disparos, por ejemplo los de blasters, irán menguando tu barra de salud. Por este motivo conviene que antes de nada te centres en eliminar a todos los enemigos que sean capaces de lanzarte ataques desde una cierta distancia. Tras efectuar dicha acción ya podrás dedicar tu fuerza, nunca mejor dicho, a aniquilar al resto de enemigos. Para tal fin es esencial realizar los golpes fuertes, ya que también reducen porcentualmente la resistencia de los enemigos que tanto te perjudica en las batallas multitudinarias.

Finalmente, la fijación a través del modo lock-on ha de ser aplicada tras liquidar a las criaturas que te atacan a distancia. Así irás reduciendo paulatinamente el número de enemigos que van a por ti, dando pie a que te sea más sencillo salir airoso de lo que al principio era un combate muy difícil de superar.

La mejor manera de restaurar tu barra de salud

Indistintamente de la cifra de enemigos que tengas ante ti, tarde o temprano te verás obligado a hacer uso de los estimulantes. Y no es para menos, puesto que son de gran ayuda a la hora de recuperar la salud perdida en el frente de batalla.

Desafortunadamente pueden volverse en tu contra si, al esperar para su obtención, recibes ataques de los enemigos. Evitarlo es fácil empleando la habilidad conocida como Freno. La criatura o el soldado del Imperio no podrá seguir atacándote, por lo que dispondrás del tiempo suficiente para aplicarte el estimulante.