Trucos de Outriders para PS4

25 de marzo 2020
Imagen Trucos de Outriders

Una de las características destacables de Outriders guarda relación con su curva de dificultad, la cual está muy bien ajustada. Aun así, pueden surgir complicaciones tanto al principio de la partida como tras haber avanzado bastante en la historia.

Y no es para menos, puesto que Enoch es un planeta repleto de hostilidades que pueden pillarte por sorpresa. Para evitar que alguna de ellas acabe con tu vida y te veas obligado a reiniciar el punto de control aplica los siguientes trucos.

Voltereta frontal

¿Recuerdas las volteretas hacia delante de la saga Zelda? Muchos jugadores las empleaban para ir más rápido en ciertos juegos de dicha franquicia. Se trata de un movimiento que aporta bastantes ventajas no solo si llevas a Link, sino también en caso de manejar a otros personajes, siendo un claro ejemplo los de Outriders.

Sea cual sea el humano especial al que hayas dado forma con el módulo de personalización, contarás con esta acción corporal tan extremadamente útil que puede ser puesta en práctica a modo de truco.

La primera ventaja que te otorga se resume en avanzar muy rápidamente con tan solo una voltereta frontal. Si bien es cierto que tras culminarla el personaje requiere alguna décima de segundo para volver a esprintar, merece la pena.

Por otra parte, ten en cuenta que al ser un movimiento tan dinámico le complicas la tarea al enemigo de apuntarte con precisión. Todas las criaturas con las que te encuentres, si haces estas volteretas, fallarán más disparos. Así pues, podrás ir acercándote a ellas hasta que las tengas a tiro.

Uso de coberturas

Tal como sucede en la saga Gears of War, cada dos por tres te encontrarás coberturas en los escenarios de Outriders. De ti depende utilizarlas o no, aunque el mejor truco que puedes aplicar consiste en ir avanzando poco a poco a través de todas ellas.

Es decir, si hay dos coberturas separadas por pocos metros de distancia, sal de la primera y, sin dejar de esprintar, dirígete rápidamente a la segunda. Mantente allí todo el tiempo que estimes oportuno, tratando de observar a los enemigos sin apuntarles directamente.

Si lo haces, el protagonista se levantará para apuntar con su arma, dejando expuesta su cabeza y gran parte del cuerpo. ¿Posible resultado? Lluvia de disparos que acaben con tu vida.

La estrategia más efectiva es la de ir contemplando los movimientos de los enemigos, quienes probablemente también estén utilizando coberturas para protegerse de ti. Cuando veas que asoman demasiado la cabeza aprovecha el instante: sal de la cobertura y ejecuta el fuego a discreción.

Habilidad de ralentización

Es comprensible que los Outriders sean quienes se encargan de explorar un planeta ajeno que está infestado de enemigos. Y es que poseen poderes de lo más sorprendentes, siendo uno de ellos la habilidad que te permite ralentizar el tiempo.

Lo más asombroso es que solo afecta a los adversarios. Es decir, tú podrás moverte como lo haces normalmente, pero quienes te rodean estarán incapacitados durante unos segundos. Como es menester, se trata de una habilidad muy limitada, ya que te aporta una ventaja impagable.

Es por este motivo que solo debes utilizarla cuando te asedien una gran cantidad de criaturas. Si solo te enfrentas simultáneamente a dos o tres, intenta liquidarlas con el simple uso de tus armas. Por el contrario, si empleas la habilidad cada poco tiempo, tarde o temprano te acabarás quedando sin ella cuando más la necesites.

Recarga mientras te mueves

Outriders no es el primer juego en permitir a los gamers recargar la munición mientras se mueven, pero son pocos los títulos que ofrecen la posibilidad de hacerlo esprintando. En efecto, el personaje puede moverse a gran velocidad por el escenario al mismo tiempo en que va recargando el arma.

Nuevamente se trata de una mecánica que ya vimos en Gears of War: Judgement, otro videojuego del mismo equipo de desarrollo. En este caso se ha pulido más si cabe, permitiendo disponer siempre de la mayor cantidad de balas ya preparadas.

De hecho, incluso si estás haciendo volteretas, tanto las frontales detalladas en anteriores líneas como de otros tipos, el arma continuará recargándose. Así pues, incluso si en la última refriega has gastado pocas balas conviene que lleves a cabo dicha acción.

¿Por qué motivo? Principalmente debido a la alta probabilidad de encontrarte próximamente con un grupo muy numeroso de enemigos. Quedarte sin balas en pleno enfrentamiento podría suponer una muerte casi instantánea, por lo que mejor no arriesgarte a que ello suceda.

Banderas de explorador

Square Enix ha sido capaz de dar forma a un planeta inmenso. Al comenzar la partida te darás cuenta y, conforme vayas avanzando en la historia, cada vez será mayor el escenario que tendrás ante ti. Aunque esprintes te llevará mucho tiempo alcanzar ciertas localizaciones. Por suerte, hay un truco para ahorrar tiempo.

Simplemente se resume en utilizar las banderas de explorador. Incluso si no tienes facilidad para encontrar elementos en los escenarios te resultará sencillísimo, puesto que se muestran de color azul cielo, destacando bastante en un mundo caracterizado por ser bastante oscuro y rojizo. Cuando veas una no dudes en capturarla inmediatamente para sacarle provecho más adelante.

A partir de entonces, siempre que quieras podrás viajar de una a otra bandera de manera instantánea. Como es de esperar, no existe la posibilidad de efectuar este tipo de viajes rápidos durante el transcurso de un enfrentamiento. Solo si no hay peligro a la vista se te permitirá teletransportarte a casi cualquier rincón del mapa.