Trucos de Death Stranding para PC y PS4

15 de marzo 2020
Imagen Trucos de Death Stranding

Año tras año son numerosos los juegos que despiertan hype, aunque en la última década pocos han llegado al nivel de Death Stranding. Los fans de Hideo Kojima lo esperaban con muchísimas ganas y, a pesar de no contar con demasiadas referencias a Metal Gear –su saga maestra–, ofrece una experiencia de juego única.

Ningún título se parece a Death Stranding, habiendo conseguido exactamente lo que pretendía su director y máximo artífice: lograr que cada gamer disfrutase de una vivencia nunca antes imaginada en el sector videojueguil. Durante el transcurso de la misma es posible poner en práctica varios trucos.

Teletranspórtate

Las distancias que separan un punto de otro pueden llegar a ser considerables debido al gran tamaño del mapa de Death Stranding. Así pues, es de agradecer enormemente que exista un truco para teletransportarse, aunque solo podrás aplicarlo cuando llegues al episodio 3.

Concretamente te podrás desplazar de cualquier refugio a otro que tú mismo determines. No importa si ya estaba presente en el juego o te has encargado de construirlo, en ambos casos haz uso del paraguas de Fragile para proceder al teletransporte.

Ten muy en cuenta que este truco implica ‘viajar’ solamente con el exoesqueleto y tus botas. Nada más. Pero, ¿qué sucede con todo el equipo restante? Permanecerá guardado en el refugio de origen.

Desplazarse a gran velocidad

Si por un motivo u otro prefieres no moverte entre refugios, debes saber que hay un método para avanzar a una velocidad pasmosa por los enormes escenarios de Death Stranding sin necesidad de teletransportarte. Básicamente consiste en hacer uso de tirolinas.

Desde el principio del juego no podrás utilizarlas. Tendrás que esperar hasta llegar al quinto episodio de la obra de Kojima. Si la herramienta de campo conocida como CQP tiene nivel 2 será posible elaborar estas estructuras que tan útiles resultan.

Supón que ves una montaña desde el lugar en el que estás. Si construyes una tirolina en el punto A, en la parte baja, y otra en el B –ubicándola en la cima– podrás ir tanto para arriba como para abajo sin ningún impedimento. Así es, las tirolinas también funcionan en sentido ascendente.

Death Stranding - 1

Como es menester, hay limitaciones. Y es que en caso contrario, a partir del capítulo 5 los desplazamientos serían demasiado sencillos. Dos aspectos clave que has de tener en cuenta se resumen en la distancia máxima y la visibilidad.

Primeramente, la cifra de metros que separan las dos tirolinas no puede exceder los trescientos como máximo. A su vez, las dos puntas más elevadas de ambos elementos han de poder verse a la perfección sin que ningún elemento interfiera entre ellas. Es decir, si una estructura está en medio, no será posible establecer conexión.

Hablando de conexiones, llega el momento de desgranar un factor de suma relevancia: no solo puedes construir dos tirolinas, sino todas las que quieras. Basta con irlas conectando para moverte a un ritmo vertiginoso por el mapeado, ahorrándote así mucho tiempo cuando te veas obligado a recorrer grandes distancias.

Mantener la carga equilibrada

Gran parte del juego te la pasarás llevando mercancía de un lado a otro. Precisamente este punto ha sido criticado, pero lo cierto es que el equipo de desarrollo ha implementado varias mecánicas para que dicha jugabilidad no sea ni mucho menos aburrida. De hecho, llega a resultar todo un reto.

Por ejemplo, trata de cruzar un río con una gran cantidad de paquetes voluminosos a tus espaldas. El resultado más probable es que acabes cayéndote, con todo lo negativo que ello acarrea. Así pues, es esencial que consigas mantener la carga en un perfecto equilibrio.

Como si de pequeños quick-time-events se tratasen, de vez en cuando se mostrarán en pantalla los botones del DualShock que debes pulsar, concretamente los gatillos superiores. Sin embargo, el esfuerzo hecho por el protagonista con tal de evitar que la carga se mueva en exceso irá minando su capacidad de resistencia.

Death Stranding - 2

Un truco para que la barra no llegue a cero consiste en recuperar energía permaneciendo absolutamente quieto en el lugar en el que estés. ¿Cómo hacerlo? Basta con mantener los dos gatillos apretados, el L2 y R2. Por suerte, la resistencia se recupera bastante rápido, así que en pocos segundos proseguirás con tu camino hasta alcanzar el objetivo fijado en el mapa.

Ciertas situaciones darán pie a que te resulte imposible mantener la carga en equilibrio por mucho que vayas restaurando la barra de resistencia. Así lo demuestra el hecho de tener que descender una montaña de considerable grado de inclinación. Para este tipo de casos tanto las escaleras como los anclajes te resultarán de mucha utilidad.

Especialmente los últimos elementos mencionados son idóneos para el descenso de laderas irregulares e incluso acantilados, ya que en línea recta admiten hasta treinta metros. La desventaja frente a las escaleras reside en no poder colocarse libremente en cualquier lugar.

En ambos casos, indistintamente de la carga que lleve el protagonista no tendrás el riesgo de que acabe dañándose por el desequilibrio de los paquetes. Siempre permanecerán perfectamente alineados.