Trucos de Cafeland: Juego de Restaurante para Android y iPhone

2 de mayo 2020
Imagen Trucos de Cafeland: Juego de Restaurante

El equipo de desarrollo ha conseguido que Cafeland: Juego de restaurante sea intuitivo disfrutando de él por medio de una pantalla táctil. Sin embargo, dominarlo ya no es tan sencillo. Con los siguientes trucos convertirás tu café-restaurante en el mejor de todos, consiguiendo que los clientes se vayan satisfechos y el boca a boca dé pie a unos mayores beneficios.

Cocinar muchas veces un mismo plato

Innegablemente es necesario proporcionar platos variados a los clientes, ya que sino tarde o temprano se cansarán de ver siempre la misma carta. Aunque ello no tiene que impedir que elabores repetidamente un plato en concreto, por ejemplo alguno que acostumbre a tener bastante éxito entre tu clientela. Es importante que los cocineros que tienes contratados en tu negocio lo preparen en multitud de ocasiones. De esta forma la receta en cuestión se convertirá en un plato maestro.

Así pues, el primer truco consiste en cocinar este tipo de platos en numerosas ocasiones. Ten en cuenta que tanto la experiencia como los beneficios por cada plato consumido aumentarán considerablemente en comparación con las recetas que no son dominadas por tus empleados. Por ende, conviene que los especialices cuanto antes.

Aumentar los ingresos con algunos platos

Existe un truco con el que es fácil incrementar el dinero que puedes llegar a cobrar por ciertos platos y que los clientes pagarán sin pensárselo. Básicamente consiste en añadir una salsa que congenie a la perfección con la receta.

Cafeland: Juego de Restaurante - 1

La elaboración de las salsas se caracteriza por ser muy económica a la par que rápida. Por el contrario, introducirla en determinados platos aporta caché y valor a los mismos, traduciéndose en mayores ingresos por cada cliente que los pida.

Trucos para conseguir monedas

Los desarrolladores saben que las monedas tienen mucha trascendencia en Cafeland: Juego de restaurante. Es por este motivo que plantean varios métodos para conseguirlas. A continuación describiremos los mejores trucos que funcionan en la actualidad.

El más sencillo de todos se resume en girar una especie de ruleta conocida como Chef de la suerte. Cada medio día puede ser utilizado este juego de azar que te proporcionará una mayor o menor cantidad de monedas dependiendo de la aleatoriedad. Ponte alarmas en el móvil si es necesario para no olvidarte de que tienes una tirada disponible.

Aunque hay desafíos que te proporcionan monedas, lo más recomendable es hacer todo lo posible para lograr que tus clientes estén satisfechos. Su gratitud se verá recompensada con creces en forma de beneficios por doquier.

Pulsar sobre las caras rojizas

Es habitual que los jugadores de Cafeland solo se centren en las caras verdosas de los clientes, puesto que pulsando encima de ellas obtienen experiencia, dinero y otras recompensas. Pero los clientes que no han quedado satisfechos y muestran un emoticono de color rojo también son importantes.

Jamás te olvides de ninguno de ellos. De hecho, es un truco esencial para progresar con tu café-restaurante. Cuando ya hayas avanzado bastante te resultará complicado saber cómo mejorar.

Cafeland: Juego de Restaurante - 2

Afortunadamente, un comensal que no esté del todo a gusto con la experiencia te proporcionará las claves necesarias para optimizarlo y evitar que en un futuro alguien más vuelva a decepcionarse.

El truco del espacio

Otro error bastante común es el de llenar el restaurante de demasiados elementos. “Quien mucho abarca poco aprieta” y, en Cafeland, se demuestra a la perfección: colocar una excesiva cantidad de mesas u hornos hará que, respectivamente, los clientes y tus propios cocineros no estén nada satisfechos.

La calidad de vida durante el tiempo en que los comensales ingieren la comida o esperan a ser atendidos es fundamental. Para proporcionársela, bríndales el espacio necesario.

Es decir, deja un considerable margen de metros entre cada mesa, lo cual también resulta crucial en las instalaciones destinadas a tus trabajadores. Solo así te asegurarás de que la experiencia sea buena por ambas partes.