Sony contraataca los movimientos de Microsoft comprando Bungie

1 de marzo 2022
Imagen Sony contraataca los movimientos de Microsoft comprando Bungie

En los últimos meses ha ido creciendo la preocupación de la comunidad gamer por los peligros que acarrearía un supuesto monopolio de la industria liderado por Microsoft. Y es que la compañía de Bill Gates se estaba haciendo con empresas muy poderosas dentro del sector. Empezó por Bethesda y recientemente se anunció que acababa de hacer lo propio con Activision Blizzard.

Sony fue la primera compañía que salió a la palestra, lanzando una especie de recordatorio a Microsoft en el que indicaba la obligatoriedad de cumplir los acuerdos previamente alcanzados, garantizando así que Call of Duty no sería exclusivo de Xbox. Pero era de esperar que el gigante oriental no se quedase de brazos cruzados, más allá de algún que otro comunicado como el recientemente descrito.

Con un movimiento claramente ofensivo, Sony acaba de dar un pequeño golpe sobre la mesa adquiriendo un estudio que históricamente había estado muy vinculado a Microsoft. Nos referimos a Bungie, artífice de varios de los videojuegos de la saga Halo. De hecho, fue el estudio encargado de crearla desde cero.

Todas las entregas hasta la conocida como Halo Reach fueron llevadas a cabo por Bungie, pero a partir de entonces 343 Industries se hizo cargo de ella. Aunque la compañía que acaba de comprar Sony no solo cuenta con un gran éxito a través de esta franquicia del Jefe Maestro.

Por si fuera poco, Destiny 2 y otros títulos de gran éxito a nivel mundial forman parte del catálogo de creaciones de Bungie. Así pues, no es de extrañar que Sony se haya visto obligada a desembolsar una gran cantidad de dinero para hacerse con el estudio. En concreto han sido 3.600 millones de dólares.

Eso sí, el movimiento estratégico poco tiene que ver con el de Microsoft. No solo nos referimos a una cantidad económica mucho más pequeña. A su vez, también hablamos del papel que tendrá Bungie: “será una subsidiaria completamente independiente”, confirman desde Sony.

Ello se traduce en que los videojuegos que desarrolle la compañía no saldrán de manera exclusiva en PlayStation 4 y/o PS5, sino que tendrán un carácter multiplataforma.

Aunque puede parecer una mala noticia para los gamers que son fans de Sony, lo cierto es que es algo positivo en el sentido de que no incidirá directamente en el trabajo efectuado por Bungie. De hecho, todo su organigrama directivo y ejecutivo seguirá intacto.

Hermen Hulst ha sido uno de los primeros altos cargos en reaccionar a la noticia. El actual CEO de PlayStation Studios indicó en Twitter que se siente entusiasmado junto al resto de miembros de su equipo por la adquisición de un icónico estudio de desarrollo, el cual da forma a videojuegos extremadamente divertidos gracias a la utilización de una tecnología muy avanzada. “Nuestro objetivo es el de darles todo nuestro apoyo sin que la independencia de Bungie como estudio se vea comprometida lo más mínimo”.

La inyección de liquidez que esto supondrá para Bungie ha tenido efectos inmediatos, ya que se han publicado diversas ofertas laborales para contratar a expertos que se sumen a varios de sus proyectos -como la nueva IP que tienen en desarrollo-.