Google Stadia ya permite utilizar los smartphones como mandos

29 de septiembre 2021
Imagen Google Stadia ya permite utilizar los smartphones como mandos

Es innegable que Google ha tomado muchas malas decisiones en relación con un servicio que prometía significar un antes y un después en el mundo de los videojuegos. Nos referimos a Stadia, el cual a pesar de los aspectos negativos que ha ido dejando a su paso sigue siendo disfrutado por muchos usuarios a diario.

Una de las quejas habituales por parte de ellos se resume en verse obligados a adquirir un mando. Pero, ¿qué sucede con quienes no pueden permitírselo? Afortunadamente la mayoría de gamers cuentan con un smartphone, el cual a partir de ahora pueden aprovechar a modo de mando.

El objetivo es el de hacer llegar el servicio a la mayor cantidad posible de usuarios. Tener que adquirir un gamepad específicamente para disfrutar de Stadia no era plato de buen gusto para muchas personas, las cuales ahora ya no tendrán que hacerlo, siempre y cuando dispongan no solo de un dispositivo móvil, sino también de un televisor con Smart TV.

Este último requisito es indispensable, ya que en el televisor hay que descargar una aplicación, la cual establecerá conexión con el smartphone. Por supuesto, el aparato telefónico que se convertirá en mando también necesitará esa misma app, concretamente la versión desarrollada para móviles.

Siguiendo el ejemplo de otras funcionalidades de Google Stadia, todo resulta más sencillo y ágil en caso de disponer de Chromecast, especialmente si se trata de la versión Ultra. Sin embargo, lo cierto es que la vinculación de TV y smartphone es bastante sencilla.

Primeras impresiones

En redes sociales ya se han dejado ver las primeras reacciones de los usuarios mostrando sus impresiones ante un cambio que consideraban necesario. El resultado es realmente bueno, tal como indican la mayoría de opiniones, sobre todo por un aspecto positivo muy a tener en cuenta. Hablamos de la ausencia de input lag.

No se notan lo más mínimo los escasos milisegundos que pueda haber desde que se realiza una pulsación hasta que el personaje del videojuego ejecuta la acción en cuestión. Ello es de agradecer al ejecutar títulos que requieren bastante precisión, tales como los shooters, amén de los géneros de deportes y carreras.

Por otra parte, el sistema de control está bastante bien conseguido. El panel se aprovecha al máximo, apareciendo detalladas las diversas funciones. No solo los botones virtuales ofrecen una correcta respuesta, sino también incluso los analógicos cuyo recorrido es bueno.

Es evidente que nunca puede equipararse el hecho de jugar con un mando físico y disfrutar de la misma experiencia con una pantalla táctil. Aun así, en este caso el resultado es bastante similar. Tanto los juegos casual como los más exigentes se disfrutan al máximo sin necesidad de contar con un mando, ya que el smartphone lo sustituye a la perfección.

Google, con este movimiento, pretende incentivar las suscripciones y las ventas de su catálogo, el cual cada vez es mejor. Probablemente lo conseguirá, ya que será todo un placer controlar con el móvil videojuegos como Cyberpunk 2077, Red Dead Redemption 2, Destiny 2, Borderlands 3, Doom Eternal y Assassin’s Creed: Valhalla.