Assassin’s Creed Origins funcionará a 60 FPS en Xbox Series X/S y PS5

6 de enero 2022
Imagen Assassin’s Creed Origins funcionará a 60 FPS en Xbox Series X/S y PS5

Ubisoft, en las últimas semanas, está adquiriendo de nuevo una gran popularidad en la industria gamer. No solo nos referimos a los videojuegos que lleva días dando gratuitamente por la celebración de sus 35 años de historia. También hablamos de algunas noticias que han salido. Una de las más celebradas por los usuarios hace referencia a Assassin’s Creed Origins.

Y es que el título recibirá un importante parche para mejorar su funcionamiento tanto en PlayStation 5 como en Xbox Series X/S. Tan solo las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft se beneficiarán de esta actualización, la cual permitirá disfrutar más del juego a nivel técnico.

Si antes se ejecutaba a 30 fotogramas por segundo, ahora lo hará a 60 FPS. Además, Ubisoft afirma que la cifra será estable. Es decir, no se producirán bajones drásticos por ejemplo cuando haya muchos NPC en pantalla, dando pie a una experiencia gratificante al cien por cien.

En su momento la compañía desarrolladora hizo lo mismo con Assassin’s Creed Odyssey. A partir de ese anuncio, los rumores apuntaban a que Origins sería el próximo en ser parcheado para la nueva generación, pero hasta ahora no había sido confirmados de manera oficial.

Siguiendo el ejemplo recientemente mencionado, la actualización no obligará a los jugadores a volver a pasar por caja. Es decir, la descarga del parche será gratis. Desafortunadamente la buena noticia no se sabe con exactitud cuándo se producirá. Y es que en el twit publicado, Ubisoft no indica la fecha en la que se lanzará la actualización.

A diferencia de otros títulos de la saga de la última década que han pecado de ser demasiado repetitivos o incluso algo aburridos, Assassin’s Creed Origins es todo lo contrario. De hecho, es de los mejor valorados de la franquicia, así que se trata de un imprescindible que dentro de poco podrás disfrutar con un alto nivel de fluidez y estabilidad.