La empresa desarrolladora de PUBG demanda a Garena por plagio

7 de febrero 2022
Imagen La empresa desarrolladora de PUBG demanda a Garena por plagio

Es innegable que PUBG dio comienzo a la moda de los Battle Royale, la cual se tradujo y sigue haciéndolo a día de hoy en numerosos títulos que son bastante similares. Sin embargo, hasta ahora los desarrolladores de PlayerUnknown’s Battlegrounds no habían demandado a ninguna empresa por plagio, a pesar de que algunos títulos parecían copias descaradas.

Sin embargo, Krafton ha decidido pasar a la acción, concretamente luchando para que una situación que consideran injusta acabe resolviéndose a su favor. Nos referimos a la “copia descarada” que, según los desarrolladores de PUBG, es Free Fire.

Este videojuego desarrollado por Garena cuenta con numerosas similitudes. De hecho, en la propia demanda que se ha filtrado pueden verse las capturas que ha decidido adjuntar la empresa creadora de PUBG en la que comparan su videojuego con el de Garena.

En la primera de ellas se evidencia el gran parecido del avión e incluso del mapeado en sí. Por otra parte, la segunda imagen de la comparativa demuestra que hay elementos del escenario que son prácticamente idénticos, obviando el hecho de que los personajes caen desde el cielo con la ayuda de un paracaídas.

Precisamente la demanda recoge que este descenso hasta el terreno de juego en el que tratan de sobrevivir los gamers es una copia en toda regla, aunque esta mecánica también ha sido puesta en práctica por otros juegos después de que PUBG vio la luz.

Quienes en su momento tuvieron la idea de PlayerUnknown’s Battlegrounds no demandan a las otras compañías, de las cuales consideran que tiene un cierto mérito el hecho de haber innovado, planteando aspectos que son muy distintos a los de PUBG -ejemplificándolo la construcción de Fortnite: Battle Royale-.

Por el contrario, según Krafton tanto Free Fire como Free Fire Max copian multitud de elementos y características que son propias de PUBG: la manera de seleccionar las armas que serán utilizadas para acabar con los demás jugadores, las texturas y la jugabilidad en general.

La empresa que creó PlayerUnknown’s Battlegrounds denuncia una situación que considera muy injusta: Garena lleva tiempo ingresando muchos millones de dólares por medio de las microtransacciones.

Dichos micropagos tienen lugar a través de las tiendas digitales de Google y Apple, por lo que Krafton ha decidido ir más allá y extender la demanda a dichas compañías. Será difícil que prospere, pero para lograrlo no ha dudado en aportar multitud de pruebas que ahora están en manos de un juez para determinar quién tiene la razón.