Prologo - Tomb Raider: Underworld para PC, PS3 y X360

15 de enero 2009
Imagen Prologo - Tomb Raider: Underworld
El nivel comienza con una breve escena introductoria: una explosión ha devastado la mansión Croft, atrapando a Lara Croft en un incendio con peligro de derrumbes. Dirígete hacia delante pero ten cuidado con no acercarte al fuego para que no te cause daños. Sigue el vestíbulo, tuerce a la derecha, y salta por encima de los bloques. Sigue hacia delante, y al final del pasillo, salta para agarrarte al borde, y trepar. Sigue trepando y encuentra la caja de los fusibles. Tira de la palanca para que se abra la puerta.

Introdúcete en lo que queda del dormitorio de Lara y, despacio, sigue hacia delante esquivando las llamas, gatea bajo el muro derrumbado. Agarra el borde del bloque de tu derecha e incorpórate.
Frente a ti, localiza la puerta cerrada con un gran aldabón. Manténte alejado de ella (aunque si te acercas Lara no sufrirá ningún tipo de daño) y lanza el gancho para agarrar el aldabón y tirar. La puerta se abrirá con una gran explosión seguida de una llamarada.

Prepárate para una llamarada cuando abras esta puerta.

Sal de la habitación por el pasillo no sin antes recoger un pack curativo del suelo. Fíjate en la cornisa que recorre el muro y salta para agarrarte a ella. Desplázate a la izquierda hasta el final, allí salta para agarrar la cornisa superior, y desplázate de nuevo a la izquierda. Al final, descuélgate agarrando la cornisa inferior , desplázate otra vez a la izquierda y mira detrás: localiza una parte del suelo que no se ha derrumbado aún. Salta hacia atrás para aterrizar en ella.

Trepa a lo largo del borde superior.

Identifica la caja marrón de la derecha y muévela colocándola contra el muro. Salta sobre ella, salta de nuevo para agarrar el borde y desplázate hasta el final. Realiza un salto hacia la derecha para sortear el fuego y, cuidadosamente, avanza.
Unas cuantas rocas caerán entonces llevándose de paso la puerta y el suelo. Tienes que saltar a la carrera para llegar a la puerta y trepar hasta el balcón. Dirígete a la derecha hasta que llegues a las escaleras que arden. Localiza el anillo dorado que hay sobre ellas y utiliza el gancho para agarrarlo. Salta, oscila para sortear las llamas, y salta de nuevo para llegar al otro lado.Dirígete a la derecha y verás una parte rota en la barandilla. Cuélgate y con cuidado déjate caer. Una pequeña escena aparecerá dando por terminado este capítulo.

La salida está marcada en la fotografía.
Level 2: Mediterranean Sea El Sendero hacia Avalon
Sumérgete en el mar y bucea. Estás equipado con bombonas de oxígeno así que no te tendrás que preocupar por salir a respirar a la superficie. Encárgate de los cuatro tiburones que encontrarás en tu descenso al fondo. El arma más efectiva es el arpón, pero si quieres pasar un buen rato despáchalos con alguna que otra granada. En esta partedel nivel, las medusas iluminan los sitios interesantes (como por ejemplo, el camino que debes seguir) pero debes tener cuidado y no acercarte demasiado, o te pueden causar daños.
Una vez que hayas alcanzado el fondo marino, dirígete hasta encontrar la estructura más grande, llamada el templo de Baldr y localiza la entrada, pero ignórala de momento. Este es un buen momento para buscar tesoros. Observa las fotografias a continuación para localizar algunos en tu camino al templo. Tesoro 1


Lo encontrarás si te diriges al frente del templo y exploras la pequeña cavidad situada en la parte izquierdaTesoro 2

Este lo encontrarás en un pequeño edificio a la izquierda del templo. La entrada está escondida tras unas algas. Sigue el camino, gatea bajo unas rocas que hallarás en la izquierda y allí lo encontrarás.

Tesoro 3

Se halla tras el último edificio la entrada de una pequeña caverna semienterrada en la arena. Bucea y sigue el túnel totalmente oscuro, al final encontrarás la recompensa.

Tesoro 4

En la misma localización que el anterior, pero este a la derecha del templo, hay un grupo de rocas con un pequeño hueco en forma de entrada. Bucea dentro y hallarás la recompensa.


Frente al templo, sitúate a la derecha y verás una pequeña edificación semienterrada en la arena. Nada hacia ella y hallarás la entrada tras unas algas. Sigue hacia la habitación de la derecha y encontrarás un tirador en un pequeño pedestal. Cógelo y sal del habitáculo. Una vez fuera puedes localizar el tesoro número 5 antes de volver al templo. Nada por encima del grupo de rocas de la izquierda y lo encontrarás en la esquina.

Vuelve a la calzada y métete en el templo hasta que llegues a un sitio sin salida. Verás tres círculos ornamentales esculpidos en la roca. Lo primero que debes hacer es fijarte en que cada uno de ellos está a su vez compuesto de tres tallas: dos ojos cerrados y uno abierto. Sitúa el pomo o manilla que habías recogido antes en uno de los círculos, y recoge el segundo pomodel suelo, introduciéndolo en el último círculo. Ahora, te encuentras con el primer puzzle del juego: tienes que situar los tres ojos abiertos en el círculo ornamental del centro. Ve moviendo un pomo tras otro para conseguirlo, desencadenando un mecanismo primitivo que abrirá la puerta.


Antes de atravesar esta puerta, bucea por la parte superior de la cueva hasta una cavidad estrecha que te llevará a la parte alta del templo. A mitad de camino encontrarás el tesoro 6 sobre unas rocas. Vuelve a bucear de vuelta a la puerta. Recorre el túnel torciendo a la derecha, izquierda y derecha de nuevo, llegando a lo que parece ser un nuevo callejón sin salida. Pero cuando te aproximes, un tentáculo gigante aparecerá y despejará el camino. Antes de seguir adelante, vuélvete hacia la última esquina del túnel. A la izquierda, encontrarás un tesoro bajo una medusa dibujada.


Avanza nadando para llegar a un foso que te dirigirá a la superficie. Bucea hacia el pequeño saliente fuera del agua, desde allí sal a tierra firme. Rompe un florero que encontraras nada más salir a la derecha para así encontrarte con un nuevo tesoro, el que hace el número 8. Rodea la roca de tu izquierda y sube hasta llegar a la más grande. Desciende hacia la otra cara y salta al agua. Bucea en la piscina y encontrarás el tesoro número 9, asciende y sal.


Asciende por la izquierda hasta tierra firme. Trepa la roca de la izquierda y encontrarás un pack de salud en el suelo. Salta para agarrar el saliente a continuación, vuelve a saltar para llegar al superior e incorporarte. Desplázate a la derecha y realiza un salto a la derecha hasta alcanzar el saliente de la esquina. Desplázate a la derecha hasta que vuelvas a un poste horizontal. Salta y gira alrededor de este poste. Vuelve a saltar para llegar a alcanzar el segundo y aterriza en un pequeño saliente. Rompe una especie de florero que hallarás en la esquina para obtener el tesoro 10.
Salta sobre las rocas de tu izquierda, vuelve a saltar para asirte al saliente sobre ellas. Desplázate hacia la derecha, a lo largo del muro y sorteando el siguiente pilar. Salta hacia arriba, agárrate a la cornisa superior y vuelve a desplazarte a la derecha. Llegando al final, mira y localizarás un nuevo poste horizontal. Puedes girar en el o incorporarte y andar sobre el mismo. De cualquier modo que prefieras hacerlo al final te llevará a saltar hacia adelante y asirte al siguiente saliente, desplázate a la derecha y vuelve la esquina.
Déjate caer dos veces y aterriza despacio en el suelo. Dirígete hacia delante hasta un interruptor en un pedestal. Cuando lo presiones, nada sucederá: como verás unas luces se iluminan en los dos huecos pero el mecanismo continúa atascado mientras las dos luces no se iluminen.
Date cuenta de las dos superficies delante de los interruptores. Tendrás que presionar en las dos al mismo tiempo para poder iluminar las dos luces. Recoge una pequeña roca del suelo y colócala en la zona de la derecha. Repite la operación para mantenerla presionada.


En el otro lado localiza el anillo dorado que decora la estatua de la serpiente. Presiónala para bajarlo… ahora solo tendrás que subirte encima de la plataforma y se abrirá la puerta, dando lugar a otra breve escena.