La Isla de Jan Mayen - Tomb Raider: Underworld para PC, PS3 y X360

16 de enero 2009
Imagen La Isla de Jan Mayen - Tomb Raider: Underworld

En este nivel, Lara viajará a una isla Polar y se cominicará con Zip por los auriculares. Él le dice que, finalmente, localizó el lugar donde Amanda encontró a Natla: Rutland tenía un barco similar, en realidad ahora lo tiene anclado cerca de la costa de Tailandia. Lara se lo agradece y le dice que se puede tomar un descanso.

Sigue por el vestíbulo hasta que alcances una gran puertal. Aparca la moto y coge la puerta con el guantelete. Desplázate a la derecha para hacerla deslizarse.

En una nueva escena Lara verá como la rampa baja a lo largo de la profunda grieta que hay delante.

Regresa a la motocicleta y empieza a conducir por la rampa. Tendrás que ser muy cuidadoso con los huecos que hay en el suelo. Si se te descontrola la moto y caes por una de ellas morirás, así que conduce con cuidado. En el camino de bajada, elimina a cuatro esclavos.

Cuando Lara alcance la puerta, una nueva escena comenzará. La puerta grabada menciona » la Puerta del Muerto «, que Lara identifica como el Valhalla, el lugar legendario en donde los guerreros caídos se preparaban para el Ragnarök, el Apocalipsis.

Elimina a tres esclavos que corren hacia tí. Localiza tres espacios vacíos que podrás encontrar en la base de la torre. Agarra las tres piedras que hay en el suelo y colócalas en esos lugares. Esto iniciará un mecanismo y la torre comenzará a girar. Corre alrededor de la torre hasta que una de las piedras grabadas comience a brillar. Toma nota mentalmente de los correspondientes grabados que hay en el suelo. Agarra la pared y gírala hasta que esté de cara a la placa equivalente, que encontrarás situada en el suelo.

Un rayo de luz caerá del techo, delante de la puerta. Deja la pared y dirígete a la izquierda hasta que veas un saliente que hay sobre la torre. Salta hacia arriba para agarrarte a él. Desde este, salta también hacia arriba para agarrar la repisa superior (rodéala) y salta hacia arriba de nuevo para cogerte a un poste horizontal.

Incorpórate para quedar de pie sobre el poste y salta hacia arriba para alcanzar una repisa superior.

Levántate de nuevo sobre esta repisa y salta hacia arriba para dar con un poste horizontal. Cuando lo hayas alcanzado levántate sobre el poste y camina hacia la plataforma circular.

Voltéate para caer sobre ella y rodea la torre hasta que encuentres una piedra encendida con la luz azul.

Muévela hasta que quede frente al grabado que le corresponde en el suelo, un segundo rayo de luz caerá del techo.

Agarre el borde que hay a la izquierda y salta hacia arriba tres veces.

Desde este borde, desplázate a la izquierda y salta a la izquierda para alcanzar un poste horizontal. Una vez estés sobre este verás unos postes rotativos que hay encima. Salta hacia arriba para agarrarte a uno de ellos y levántate en el.

Camina hacia la torre y agárrate de una repisa. Salta hacia arriba para alcanzar el superior, y repite el salto hacia arriba otra vez para colgarte de un nuevo poste horizontal. Quédate sobre este poste y anda hacia la torre, voltéate sobre la plataforma. Sigue por la plataforma hasta que encuentres una piedra encendida con la luz azul. Agárrala y gírala hasta que quede de frente al grabado correspondiente del suelo.

Ahora tienes que ser muy cuidadoso con la última parte de la ascensión, pues saldrán rachas de vapor de la torre. Si Lara toca el vapor, perderá el equilibrio o el agarre y caerá al vacio. Tienes que ser muy rápido. Agárrate a la primera repisa que hay cerca de la plataforma circular y salta hacia arriba dos veces. Si miras desde esta repisa, localizarás los tubos de vapor. Salta hacia arriba para cogerte de un poste horizontal e incorpórate en él, luego salta hacia arriba rápidamente para quedar de pie sobre otro borde estrecho. Inmediatamente salta hacia arriba y queda de pie sobre este nuevo poste horizontal, salta de nuevo hacia arriba para quedar de pie sobre la repisa superior y asegúrate de que en el siguiente poste que vas a agarrar te dará tiempo antes de que las rachas de vapor salgan de nuevo. Vuelve a saltar hacia arriba, incorpórate sobre el poste y voltéate hasta alcanzar la plataforma circular.

Como ya habias hecho antes, verás la piedra móvil y la agarrarás. Colócala sobre el grabado correspondiente.

Un cuarto y último rayo aparecerá desde el techo para, por fin, desbloquear la puerta.

6-2 El Valhalla

Vuelve hacia atrás, a la puerta y ábrela. Salta sobre la moto y entra en el pasillo oscuro que verás a continuación. Ten cuidado con tres murciélagos que verás revoloteando por los alrededores y un esclavo Vikingo que te atacará. En la intersección, gira a la derecha y sigue por el pasillo hasta el siguiente cruce. Desházte de dos esclavos Vikingos que atacarán en este punto. No tomes el camino de la rampa. En cambio, tienes que girar a la derecha, luego a la izquierda y termina con dos esclavos Vikingos que atacarán de nuevo. Conduce por las rampas pequeñas y gira a la izquierda en la siguiente intersección. Sube las rampas y elimina a dos esclavos Vikingos mas. En la intersección, mira a la derecha y podrás ver que hay un paso encima de un bloque. Abandona la moto y encárgate del esclavo Vikingo que verás allí.

haz un salto apoyándote en la pared que hay frente a la plataforma elevada de la derecha. Salta para alcanzar el paso y dirígete hacia delante. Mata a un esclavo Vikingo que atacará y continua para llegar hasta un puente nevado.

Una escena mostrará tres martillos que comienzan a balancearse. Uno de ellos rompe el puente y golpea a un esclavo Vikingo.

Llegados a este punto un nuevo momento de adrenalina dará comienzo: la plataforma en la que Lara está situada comenzará a derrumbarse. Solo tienes que saltar adelante para agarrarte a la superficie marrón que hay alrededor del pilar. Rápidamente desplázate a la izquierda hasta el final y desde allí salta a la izquierda. Lara habrá perdido el borde que había en el siguiente pilar, pero se agarrará a un poste horizontal. Rápidamente muévete a la izquierda porque el poste se romperá. Deslízate hacia abajo por la pendiente y haz un salto al final para caer sobre la viga.

Cruza la viga y salta para agarrarte al filo que hay delante. Desplázate a la derecha, gira en las esquinas y déjate caer hasta quedar sobre la siguiente viga. Cruza esta también, pero antes de saltar de nuevo, encárgate de la araña gigante que hay en el siguiente pilar. Agarra el borde del siguiente pilar y levántate. Rodéalo. Salta a la derecha para sortear la parte rota y gira en la siguiente esquina. Asegúrate de quedar frente al siguiente pilar y haz un salto apoyándote en él para así alcanzar la parte superior.

Localiza el borde que recorre el pilar más alto, pero primero tienes que encargarte de la araña gigante que corretea por todos lados. Una vez que lo hagas, salta para agarrarte a este borde y desplázate a la izquierda. Déjate caer dos veces y levántate para acabar estando sobre el borde estrecho. Salta a la izquierda para alcanzar el siguiente borde y déjate caer sobre la viga.

Dispara a una araña gigante que aparecerá detrás tuya. Luego cruza la viga y salta hacia arriba para agarrarte a otro nuevo borde. Desplázate a la izquierda y cae sobre la siguiente viga. Cruza la viga y salta adelante para aterrizar sobre un pequeño pedestal. Salta otra vez para agarrarte a un borde y levántate. Muévete a la izquierda. Cuando estés de pie entre los dos pilares, haz un salto apoyándote en la pared para alcanzar la cima.

Ahora tienes que girar a la derecha y voltearte sobre la plataforma. Continua por el túnel que podrás ver a la izquierda. Ten cuidado porque aparecerán dos arañas gigantes, dales el pasaporte y sigue por el túnel. En este espacio hay dos contrapesos que suben y bajan. Agárrate a la repisa metálica que verás sobre uno de ellos y salta hacia arriba para agarrarte a la superior. Mira hacia atrás: podrás ver como cuatro postes horizontales giran. Salta hacia atrás para agarrarte a uno de ellos y levántate. Cuando estés encima, salta hacia arriba para agarrar una de las cadenas laterales y avanzar hasta que alcances la plataforma. Déjate caer y continua por el pasillo.

Ahora tienes que ser muy cuidadoso con las ruedas que dan vueltas, porque aplastarán a Lara en un instante si no lo eres. Salta adelante para agarrar el poste horizontal. Balancéate y salta para alcanzar el siguiente, repite la operación dos veces más. Cuando estés sobre el último poste, espera hasta que el martillo se aproxime, entonces, salta adelante para agarrar su borde. Desplázate a la derecha por el lateral del martillo. Cuatro murciélagos te atacarán. Encárgate de ellos y mira a la derecha: cuando el martillo esté cerca de la pared derecha, verás tres bordes más a la derecha. Salta para alcanzarlos y desplázate al final.

Una vez que estés allí, salta a la derecha y caerás sobre el martillo inmóvil. Déjate caer y continua por el pasaje. Ten cuidado con las ruedas que dan vueltas: salta sobre las dos primeras, luego avanza lentamente para evitar las otras ruedas, dirígete adelante y salta las dos últimas. Cuando estés sobre la plataforma, encárgate de dos murciélagos y mira hacia abajo. Lanza una granada para deshacerte de una araña gigante.

El mecanismo está bloqueado, para desbloquearlo necesitarás el martillo para balancearte y alcanzar el otro lado de la estancia. Agárrate a la cadena y atraviésalo. En medio de este espacio, déjate caer para agarrar un poste horizontal. Mira los contrapesos: podrás ver como uno de ellos se levanta. Gira alrededor del poste y salta para agarrar la repisa metálica que hay alrededor del contrapeso. Al hacer esto bajará la piedra y podrás alcanza el suelo.

Mata a las dos arañas gigantes que aparecerán. A la derecha, localizarás una roca que bloquea el mecanismo. Tira de ella para liberarlo: verás como el martillo comienza a moverse otra vez. Tira la roca cerca de uno de los contrapesos. Voltéate sobre la roca, agarra el borde que hay sobre el contrapeso y espera hasta que se levante. Entonces salta para agarrar uno de los postes horizontales y levantarte. Salta para agarrar la cadena y atraviesa el espacio hacia la plataforma. Vuelve atrás, al martillo, evitando las ruedas. Podrás ver que el segundo grupo de ruedas ahora se mueve hacia atrás y adelante así que debes ser cuidadoso cuando saltes sobre las dos primeras. Al final, agarra el poste horizontal y levántate. Espera hasta que el martillo venga cerca y salta para agarrarlo. Desplázate a la derecha y, como ya habías hecho antes, salta a la derecha cuando el martillo esté cerca de la pared. Podrás agarrarte al filo y desplazarte a la izquierda, vuelve a saltar en esa dirección y caerás en un nuevo pasillo.

Ten cuidado porque seis murciélagos volverán a molestarte, una vez que te hayas ocupado de ellos localiza una anilla dorada que hay en el techo. Utiliza el gancho para cogerte a ella y desciende en rappel hacia abajo todo lo que puedas. Verás la repisa a la izquierda. Tienes que hacer una carrera por la pared y saltar al final para alcanzarla. Déjate caer para agarrarte a la repisa inferior. Salta hacia atrás y caerás sobre una plataforma. Ocúpate de una nueva araña gigante y la continua hacia el espacio principal. Si observas verás una cuesta delante de la plataforma en la que estás. Salta en ella y deslízate hacia abajo. Caerás sobre una viga, crúzala. Al final, salta hacia arriba y levántate para quedar sobre una superficie estrecha. Muévete a la izquierda, gira la esquina y salta hacia el pilar inferior. Salta adelante para caer sobre un pequeño pedestal y salta de nuevo para aterrizar sobre el siguiente. Entonces salta hacia arriba y levántate sobre la repisa. Continua a la derecha y gira la esquina. Haz un salto apoyándote en la pared, entre los dos pilares, para alcanzar la cima. Anda con precaución porque aquí te atacará un esclavo Vikingo. Observa y podrás apreciar una anilla dorada en el techo, utilízala para hacer una carrera por la pared y así poder alcanzar la pequeña plataforma que hay a la derecha. Gira a la derecha y voltéate sobre la siguiente plataforma.

Desházte de la araña gigante que encontrarás allí y entra en el túnel.

En la siguiente escena, Lara encuentra un cadáver gigante en el suelo. Podrá comprobar que es un yeti, probablemente la criatura que dio a luz a los Gigantes Helados en la mitología nórdica. Pero lo que ella cree que es solo un cadáver, comienza a moverse y resulta ser un ejemplar bien vivo y enfadado de estos seres.

Tienes que matar a cuatro murciélagos que vuelan por los alrededores. Salta alrededor del esclavo yeti para que no pueda golpear a Lara y dispara a la criatura hasta que caiga. Una vez que caiga encárgate de él como hiciste con los otros esclavos (usando el botón acción).

Para subir en este espacio, haz un salto apoyándote en la pared, entre uno de los contrapesos y la pared. Agárrate al borde metálico del contrapeso. Salta hacia atrás y agarrate a uno de los postes horizontales. Levántate en él y salta hacia arriba para agarrar una de las cadenas. Cruza la estancia (acuérdate de usar el botón acción para hacer que Lara se mueva más rápido).

Salta sobre el primer par de ruedas, luego agarra el poste horizontal que podrás apreciar encima de las tres ruedas siguientes. Ahora tienes que ser muy cuidadoso para no saltar hacia arriba o caerte sobre las ruedas. Solo tienes que saltar adelante desde el poste en el que te encuentras situado(Lara perderá algo de energía).

Agárrate al siguiente poste, balancéate y salta al que queda más alto. Ponte de pie sobre el y espera hasta que el martillo se acerque a tu posición. Salta cuando esto ocurra hacia delante para agarrarlo. Agárrate al martillo mientras este se balancea y déjate caer sobre el puente central. Esprinta antes de que el puente se derrumbe y alcanza las escaleras.

Como podrás ver en la escena que saltará a continuación, Lara finalmente llegará hasta el martillo de Thor. Lo recoge pausadamente y frunce el ceño con ira. Bien… parece que es hora de hacer una pequeña visita a Natla.