Guía de Spellbreak para PC, PS4 y XBOne

19 de septiembre 2020
Imagen Guía de Spellbreak

Aunque no es fácil innovar en el género de Battle Royale, los desarrolladores de Spellbreak lo han conseguido olvidándose de las armas, municiones, construcciones, materiales y demás. Aquí lo que más importa son los hechizos que seas capaz de lanzarles a tus rivales para alzarte con la victoria.

Para llevarlos a cabo necesitas guanteletes, aunque no basta con tenerlos a tu disposición. Sobrevivir en el campo de batalla repleto de magias enemigas solo es posible si combinas los hechizos de manera óptima, multiplicando así su poder ofensivo.

Dependiendo del tipo de estrategia que pretendas efectuar requerirás unos guanteletes u otros. Al mezclar los efectos de dos de ellos tiene lugar un combo devastador.

Hay que tener en cuenta el enorme poder que destilan algunos de ellos, así como la posibilidad de herir a tus compañeros. En efecto, Spellbreak habilita el fuego amigo a diferencia de muchos Battle Royale, aumentando así el nivel de dificultad.

Recuerda, si utilizas los guanteletes de manera aleatoria nunca podrás ganar en este juego. Es fundamental que los emplees siguiendo las directrices que detallaremos en nuestra guía, beneficiándote así de los mejores combos:

Trueno

Spellbreak - 1

A nivel visual son combinaciones de lo más espectaculares. Pueden mezclarse con hasta cinco elementos distintos. El resultado varía enormemente, así que memorízate los guanteletes necesarios y el tipo de daño que ejercen sobre el área afectada –y por supuesto los enemigos o compañeros presentes en dicha zona–.

  • Trueno con viento: El rayo que lances ha de impactar sobre el torbellino. De esta manera darás forma a un tornado eléctrico. Ten en cuenta que un efecto similar puede conseguirse si el cúmulo de viento impacta en algún objeto eléctrico que esté en el escenario.
  • Trueno con fuego: Si ante ti hay un muro de fuego puedes optar por lanzar un rayo. La electricidad será atraída, dando pie a que disminuya la precisión.
  • Trueno con piedra: Hacer que caigan piedras se traduce en que no afecten los relámpagos. El mismo efecto es conseguible a través de ondas de choque, pero exige bastante precisión, debiendo pulsar los botones o las teclas justo en el momento oportuno.
  • Trueno con hielo: Si hay alguna superficie formada por hielo basta con lanzar un relámpago con tal de que dicha área se electrifique, aumentando así los puntos de daño ejercido sobre el enemigo. Tarde o temprano las zonas de hielo pueden transformarse en otra sustancia: vapor. En tal caso el lanzamiento de truenos deriva en la creación de grandes bloques helados, los cuales son bastante dañinos.
  • Trueno con veneno: En caso de que haya una nube tóxica, haz que el rayo impacte en ella. El mismo no irá más allá, pero a cambio dejará electrificada toda la zona. Un efecto idéntico se produce si la toxicidad está presente en el suelo a modo de charco venenoso.

Viento

Spellbreak - 2

Uno de los aspectos que llevan a destacar a los guanteletes de viento se resume en ser utilizables a la hora de hacer combinaciones mediante un guantelete. De esta manera, los de tipo viento atacan con una mayor incidencia.

  • Viento y fuego: Un hechizo de viento es capaz de acabar por completo con uno de fuego, apagándolo al cien por cien para que deje de causar daños. Incluso los muros repletos de llamas son rotos al instante. Para sacarle partido a este combo es importante que lo utilices como estrategia defensiva. También puedes optar por lanzar fuego a un torbellino previamente generado, formando así un cúmulo de viento incandescente que bloqueará el resto de ataques.
  • Viento y piedra: Hacer que caigan piedras se traduce en que la cortante del viento quede bloqueada. Si optas por hacer el combo durante una mayor o menor cantidad de segundos ello afectará al resultado final. Por ejemplo, permanecer más tiempo con la combinación de hechizos parará al cien por cien dicha cizalladura. En caso contrario solamente la ralentizarás. A su vez,  existe la posibilidad de lanzar piedras y generar un torbellino con tal de que la dirección en la que caen sea alterada por completo.
  • Viento y veneno: No hay nada mejor que pillar desprevenido a un enemigo lanzando una nube tóxica y, cuando la vaya a esquivar, hechizar el viento para que modifique su dirección. Pero, ¿y si la nube repleta de veneno es lanzada por los adversarios? En tal caso impacta en ella en un total de cinco ocasiones, haciendo uso del guantelete del viento. Así la romperás. Ten en cuenta que la acción anterior exige gastar bastante maná. Sin embargo, para contraatacar a los rivales es muy recomendable. Algo similar sucede con el viento escarpado que, al atravesar la nube venenosa, adquiere una condición tóxica. Exactamente lo mismo pasa al hacerlo con un torbellino. En este caso puedes generarlo primero y, a posteriori, lanzar el elemento tóxico sobre él.
  • Viento y trueno: El mejor combo de ambos guanteletes es aquel que electrocuta un torbellino. ¿Cómo conseguirlo? Muy fácil: lánzale un rayo.
  • Viento y hielo: Si ves a algún gamer que no se mueve encima de un charco helado, aprovéchalo. ¿De qué manera? Simplemente lánzale cizallas de viento, haciendo añicos la superficie de hielo con tal de afectarle gravemente. En concreto harás que vaya más lento e incluso no pueda moverse durante un breve período de tiempo. Si recibes un ataque de viento por parte del enemigo no dudes en hacer uso del ataque de congelación repentina. El borde de dicha ofensiva logrará establecer un bloqueo para que no recibas daños. En caso de que sea un ataque de hielo el que se dirige hacia tu personaje, el torbellino te permitirá deshacerte de él alterando su dirección.

Hielo

Spellbreak - 3

El hielo empezó siendo utilizado principalmente por los jugadores que preferían llevar a cabo estrategias más bien defensivas. Sin embargo, con el paso del tiempo tras el lanzamiento de Spellbreak, se ha demostrado que también es extremadamente útil para atacar letalmente a los enemigos.

  • Hielo y fuego: No hablamos de Juego de Tronos y su popular libro, sino de unas combinaciones muy efectivas. La primera de ellas se resume en bloquear una pared de fuego que está tratando de generarse, haciendo uso para ello de la congelación instantánea. Adicionalmente es viable acabar individualmente con determinadas áreas del muro repleto de llamas, en caso de que solamente quieras liquidar algunas de sus partes. Por otra parte, ten en cuenta que si lanzas bolas de fuego contra cualquier superficie o elemento de hielo, dicho conjunto se transformará en charcas de grandes dimensiones que abarcarán no solo vapor, sino también fuego. Precisamente si lo haces con la congelación instantánea podrás impedir que tus enemigos se muevan.
  • Hielo y viento: Si lanzas un torbellino a modo de ofensiva meterás para adentro cada tiro de tierra helada, evitando el impacto. Ello adicionalmente sirve con tal de reducir a cero cualquier charco helado o niebla congelada. La cizalladura del viento también acaba con esos charcos, transformando el conjunto en niebla de hielo. Aunque parezca que no, afecta bastante a los enemigos reduciendo su nivel de salud.
  • Hielo y piedra: Dar pie a que caigan rocas afecta de varias maneras distintas. Si las mismas son impactadas por una ofensiva de hielo permanecerán congeladas. Por otra parte, en caso de que sean dichos elementos los que choquen contra un charco helado no tardará en surgir niebla. En caso de que la estructura de hielo bloquee el camino, existe la posibilidad de destruirlo con piedras, concretamente a través del ataque de onda de choque. Si el bloque ya ha sido completado, no podrá ser derribado de esta manera.
  • Hielo y trueno: Si ves una lanza helada no dudes en darle caza con un trueno. Gracias a ello el conjunto de H2O será electrificado durante escasos segundos. A pesar de su breve duración es ideal para ejercer mucho daño en los enemigos. Nuevamente hay que hablar de un efecto muy distinto si es un charco helado el elemento sobre el que impacta el trueno. En este caso el rayo pasa a electrificarse. A su vez, quizá el hielo ya se estuviese transformando en vapor. De ser así los bloques formados por hielo también presentarían un alto nivel de electricidad.
  • Hielo y veneno: ¿Ves a un enemigo cruzando una nube tóxica? Entonces aséstale un golpetazo de hielo para congelarlo. Adicionalmente es viable impactar en un charco repleto de toxicidad, concretamente con un ataque helado. La estructura puede transformarse en un conjunto de hielo o de agua.

Fuego

Spellbreak - 4

En todo debate en el que se discute qué elemento terrenal es mejor, la mayoría de contertulios acaban decantándose por el fuego. En Spellbreak sucede algo similar. Y es que los combos de guanteletes ignífugos pueden llegar a ser decisivos de cara a una futura victoria.

  • Fuego y piedra: Observa cualquier lugar del escenario en el que haya fuego. Tras localizarlo, lanza sobre él un ataque de caída de rocas. Todas ellas pasarán a ser de fuego, con el daño que acarrea. Lanza un ataque de onda de choque contra una bola de fuego. También puedes hacerlo impactando en un muro lleno de fuego. En ambos casos obtendrás como resultado una fisura ardiente de gran potencia.
  • Fuego y hielo: Como es de esperar, los ataques realizados con guanteletes de fuego son idóneos para acabar con estructuras heladas. Así lo demuestra la bola de fuego que reduce a cero tanto los bloques de hielo como los suelos congelados. Pero, ¿y si cuentas con un guantelete de hielo? Entonces puedes defenderte de las ofensivas ígneas. Ataca con elementos helados a bolas e incluso muros de fuego, apagando ambos conjuntos en un santiamén.
  • Fuego y veneno: ¿Quieres provocar una gran explosión? Combina la nube de veneno con una bola de fuego. Si en lugar de un esférico ígneo se trata de un muro, el disparo venenoso individualizará las secciones de la pared intoxicándolas al instante. Un efecto similar se produce si el jugador opta por lanzar la bola de fuego en dirección a un charco lleno de veneno.
  • Fuego y trueno: Si el rayo cae en las proximidades del muro de fuego no tendrá dificultades para atravesarlo. Por el contrario, una bola de fuego puede ser utilizada para defenderse de los truenos, puesto que procede a debilitarlo.
  • Fuego y viento: Lanza bolas de fuego y acto seguido haz una ofensiva de torbellino. Se trata de uno de los combos más bestias de Spellbreak, ya que en pantalla aparecerá un enorme tornado con viento de fuego. Ten en cuenta que un ataque venenoso del enemigo haría explotar el conjunto, así que ve con cuidado. Por otra parte, los charcos de fuego y las paredes también pueden atravesarse mediante un ataque de cizalladura de viento.

Veneno

Spellbreak - 5

Si en Spellbreak cuentas con un guantelete de veneno estás de enhorabuena. A día de hoy está considerado por los gamers como el más poderoso de todos, especialmente en lo que a combos se refiere.

Una de las principales características guarda relación con la sencillez. Y es que estamos hablando de combinaciones muy fáciles de poner en práctica incluso en plena batalla contra el enemigo.

  • Veneno y viento: Utiliza el guantelete de viento para generar un torbellino. Seguidamente lanza sobre él un spray tóxico para que el tornado pase a albergar veneno en su interior y exterior. Hay que tener en cuenta que sucede todo lo contrario si el tornado, contra lo que impacta, es una nube tóxica. En este caso los dos efectos se anularán, así que valóralo antes de emplear ambos guanteletes.
  • Veneno y hielo: Usa el spray tóxico para que los charcos helados se transformen en cúmulos de veneno. Gracias a ello se condensarán en forma de nubes tóxicas, reduciendo así la vida de los enemigos. Por si fuera poco, las mismas también sirven para impedir que las lanzas heladas impacten en ti, estableciendo una especie de bloqueo. Si hay un charco venenoso que te está haciendo la vida imposible, lánzale una congelación instantánea. Como su propio nombre indica, el veneno desaparecerá para convertirse en un suelo íntegramente de hielo. Por el contrario, ¿es una nube venenosa el elemento que te impide ganar la partida? Entonces dirígele tu lanza de hielo. El conjunto pasará a ser un bloque helado que no le servirá para nada al enemigo.
  • Veneno y fuego: Lanza un disparo de veneno que impacte contra cualquiera de estos dos elementos: pared o charco de fuego. La combinación es bastante buena, aunque visible a mucha distancia. Si pretendes pillar de improviso a los enemigos, lo tendrás difícil. Otro combo extremadamente útil consiste en generar un muro de fuego y, a continuación, dispararle veneno. La estructura será tóxica y, por si fuera poco, actuará como barrera evitando que las ofensivas enemigas afecten a tu salud. Al ser un efecto tan beneficioso para ti, es comprensible que los desarrolladores hayan aplicado un cierto límite. En concreto nos referimos a que resulta imposible transformar en tóxica toda la pared en sí con un solo disparo. Debes ir actuando sobre cada bloque para conseguirlo. Finalizando con la lista de combos, otro de los infalibles se resume en lanzar bolas de fuego para que golpeen en las nubes venenosas. Así éstas no dejarán de ser nubes, pero en su interior almacenarán fuego con un gran poder de daño.
  • Veneno y trueno: Encárgate de lanzar un rayo sobre el spray tóxico. Gracias a ello se generarán más truenos, abarcando una mayor área de daño sobre los adversarios. Exactamente lo mismo sucede al dirigir el relámpago hacia las nubes de veneno o los charcos tóxicos. En concreto hablamos de diez metros a la redonda, tratándose de una afectación más que notable.
  • Veneno y piedra: Si el spray venenoso se encuentra ya en el suelo, haz que caigan rocas sobre él para reducirlo a cero. Ten en cuenta que los impactos contra nubes de veneno no afectan de ninguna manera, así que no malgastes este ataque. Los charcos venenosos son fáciles de evitar por parte de los enemigos. Todo lo contrario pasa en caso de querer atravesar una nube tóxica. Generarla está en tus manos. Simplemente lanza un ataque de onda de choque encima del charco de veneno.

Piedra

Spellbreak - 6

Llegamos al último elemento que puede dar pie a combos muy espectaculares a la par que efectivos. Sacarles partido no es difícil, siempre y cuando apliques las siguientes combinaciones al pie de la letra.

  • Piedra y viento: Ten cuidado, ¡un ataque de cizalladura del viento se dirige hacia ti! Por suerte cuentas con el guantelete de piedra. Haz que caigan rocas para que dicha ofensiva sea bloqueada y no te haga daño. Aunque no se trata del mismo tipo de bloqueo, los tornados también pueden ser esquivados sin necesidad de moverte. Para ello aplica la caída de piedras encima del torbellino. Acto seguido se dirigirá hacia otro lugar distinto, viendo alterada su trayectoria inicial.
  • Piedra y fuego: Un ataque de ondas de choque es capaz de cruzar todo tipo de fuego. A posteriori, la ruta recorrida pasará a ser ígnea. Si algún enemigo pasa a través de ella se quemará. La ofensiva recientemente mencionada, a su vez, es capaz de establecer un bloqueo con tal de que ninguna bola de fuego lanzada por el enemigo impacte sobre tu personaje. Finalmente, existe la posibilidad de dejar caer rocas sobre fuego. El guantelete habrá generado otro efecto muy vistoso y efectivo: se generará un charco lleno de fuego.
  • Piedra y hielo: Si ves tanto bloques como charcos helados, aplica el ataque de onda de choque. Ambos elementos se convertirán inmediatamente en nieblas heladas. En caso de que el charco esté compuesto por agua, pasará a ser historia. Envía una lanza de hielo a las rocas que están cayendo para congelarlas al instante. Antes de hacerlo, si terminan chocando contra un charco helado, serán formados varios bloques de hielo.
  • Piedra y veneno: No digas que no: es muy molesto estar rodeado de charcos tóxicos. ¿Por dónde pisas? Pues por todas partes si los eliminas con un combo bastante bueno: lanza sobre ellos una onda de choque para anular su poder. Desafortunadamente no sucede lo mismo con las nubes de veneno. Aun así, los disparos tóxicos sí son evitables con la técnica descrita.
  • Piedra y trueno: Todos sabemos que los ataques de onda de choque pueden llegar a ser letales. Si un enemigo lo dirige hacia ti, no te quedes de brazos cruzados. Usa el guantelete del trueno para que el rayo impacte, evitando daños. Seguramente necesites practicar el movimiento con tal de sincronizarlo a la perfección, ya que el más mínimo fallo te dejará vendido ante esa ofensiva enemiga.

Datos del juego

  • Empresa creadora: Proletariat
  • Empresa distribuidora: Proletariat
  • Disponible para: PC, PS4, XBOne, Switch
  • Géneros: Acción
  • Página oficial: https://www.epicgames.com
  • Fecha de lanzamiento: 3 Septiembre del 2020