6: Frenada a tope, fuera acelerador - Forza Motorsport 3 (FORZA 3) para X360

22 de enero 2012
Imagen 6: Frenada a tope, fuera acelerador - Forza Motorsport 3 (FORZA 3)

Frenada a tope, fuera acelerador. La diferencia fundamental entre los corredores que lo hacen con un estilo de simulación y los que lo hacen con un estilo arcade reside principalmente en la manera de afrontar las curvas. Si estás jugando en un juego del tipo “Need For Speed: Underground”, en ese caso podrás pasar una curva simplemente pulsando el acelerador a fondo y pasar rozando el coche por la parte exterior de la curva hasta que llegues al final del giro, pero amigo, esto es Forza 3, y aquí vas a tener que afrontar las curvas con un poco mas de respeto si quieres tener unos resultados decentes en la carrera.
En otras palabras, no vas a poder entrar y pasar las curvas con el gas abierto a tope a no ser que seas “El pera”, en cambio tendrás que frenar hasta que tu vehículo alcance un punto bueno de maniobrabilidad y de velocidad, permitiéndote de esta manera pasar la curva tan rápido como te sea posible mientras que permaneces siempre al control del coche. Cuando lo hagas de una forma correcta, irás ganando velocidad en el desarrollo de la carrera, aunque te vaya a ocupar mucho tiempo frenando, ya que acercarte a las curvas de manera incontrolada a menudo hará que tu coche se vaya fuera del trazado del circuito o que tengas que hacer unas correcciones en el rumbo haciendo que sufras retrasos en el tiempo verdaderamente significativos.
Lo más importante y que siempre tienes que tener presente es que tienes que intentar frenar siempre mientras que te encuentras en un tramo recto de carretera, porque si frenas mientras estás en el interior de la curva reducirás de una manera muy importante la efectividad de ambas acciones, frenar y girar. Normalmente la mejor manera de encarar una curva es la de frenar mientras que estás todavía aproximándote a ella, reduciendo tu velocidad hasta un punto en el que tengas la suficiente manejabilidad sobre el vehículo, y, solo en ese momento, comenzar a girar mientras que vamos acelerando de una manera gradual intentando siempre mantenernos dentro del trazado sugerido por la línea de guía.
En muchas de las carreras, no vas a poder pasar de una curva a otra si frenar al menos un poco mientras que estás girando, pero tienes que recordar que al hacerlo reduces la estabilidad del coche además de que te apartas del trazado ideal sugerido por la línea de guía.

Además tienes que tener en cuenta que no tienes que estar siempre esperando a que la línea se vuelva de color rojo para pulsar el botón de freno como un poseso. Es mejor tratar de aproximarse a una curva mientras que reduces paulatinamente la velocidad pulsando suavemente sobre el freno. Si pulsas muy fuerte y de repente el freno, causarás demasiada inestabilidad en el vehículo y sus neumáticos y esto puede hacer que pierdas una posición ideal a la hora de encarar la curva, especialmente sucederá esto en las curvas cerradas. Es mejor en cambio ir a una velocidad más baja en lugar de ir como pollo sin cabeza en muchos de los trazados, porque si saltas como loco sobre el freno reducirás el total de longitud de frenado que se te requiere para poder girar. Así que utiliza el freno, despacito cuando sea posible, pero no hasta el punto de que te adelante hasta un paso de semana santa.