12: Tuning – Flexibilidad - Forza Motorsport 3 (FORZA 3) para X360

23 de enero 2012
Imagen 12: Tuning – Flexibilidad - Forza Motorsport 3 (FORZA 3)

Flexibilidad.El ajuste de la flexibilidad actúa como una especie de contra balance en tus ajustes de los amortiguadores. En este ajuste podrás definir de forma manual la rapidez con la que los amortiguadores de tu vehículo vuelven a su estado original después de haber absorbido un golpe. Habrá dos tipos de ajustes en este apartado: el salto o contracción, y el rebote o expansión.
La extension: El salto controla la velocidad con la que los amortiguadores suben tras absorber un golpe o una desigualdad de la carretera. Haciendo que sean más duros estos ajustes prevendrás que los amortiguadores se replieguen demasiado rápido, y al hacerlo provocarás que tu coche no salte cuando frenes estando en el interior de una curva.
Esto lo podrás ajustar de una manera individual en la parte frontal y en la trasera, te aconsejamos que busques siempre tener unos ajustes más duros en la parte delantera que en la parte trasera. Cuando tengas que frenar de una manera brusca cuando te aproximes a una curva, la mayoría de la energia de tu coche se desplazará hacia adelante, con lo que se comprimirán los amortiguadores delanteros más de lo que lo harán los traseros, para mantener el equilibrio de tu coche, así que vas a tener que asegurarte de que tus amortiguadores frontales son más resistentes que los traseros. Un buen frenado enfatizará el cambio del peso hacia él la parte delantera del coche sin demasiado efecto de inclinación hacia adelante, lo que haría que se reduzca la tracción de los neumáticos traseros fomentando unas curvas menos estables.
Dicho esto, puedes aumentar la dureza de contracción, especialmente si también has endurecido los mismos amortiguadores para conseguir un mayor control. Si has endurecido amortiguadores y la contracción, vas a conseguir un control sobre la máquinas muy cercano a ser pleno, pero tu coche se convertirá en demasiado balanceante, así que vas a tener que suavizar la contracción de nuevo para devolverte algo de estabilidad y control en presencia de superficies irregulares. Así que si endureces demasiado la contracción delantera en particular prevendrás el cambio de peso de forma adecuada y aumentarás la distancia de frenado.
El rebote o expansión: Los controles de rebote te regularán lo rápido que tus amortiguadores vuelven a su estado normal después de haber absorbido un golpe. Estos ajustes tiene que ser obligatoriamente más fuertes que los rebotes, ya que actúan para recuperar la estabilidad de tu coche después de haber efectuado una frenada, pero si los ajustas demasiado alto aumentarás por otro lado la distancia requerida para una frenada.
Aerodinámica.La carga aerodinámica: La carga aerodinámica es una cualidad verdaderamente importante para las capacidades de control total de un vehículo. Cuando has ajustado unas capacidades de un coche haciendo que el aire circule más rápidamente bajo su chasis que sobre él, la diferencia de presión del aire hará que aparezca una fuerza que atrae a tu coche al asfalto, lo que a su vez causará que tu coche se agarre a la carretera un poco más.
Así que al hacerlo conseguiremos un mejor agarre en los neumáticos aumentando por consiguiente el control sobre el mismo, a la vez que aumentaremos la superficie de neumático en contacto con la calzada. Tienes que tener presente que tampoco es bueno que te pases haciendo los ajustes de manera que causes que se aumente desproporcionadamente esta fuerza, lo que haría que a tu coche prácticamente se lo trague el asfalto debido a una diferencia de presiones bestial, esto haría que se anulara la dirección, así que trata de encontrar el mejor punto y de mantenerlo si es posible invariable.