Capitulo 5: Los territorios sagrados perdidos - Bayonetta para PS3 y X360

9 de febrero 2010
Imagen Capitulo 5: Los territorios sagrados perdidos - Bayonetta

Capítulo V: Los territorios sagrados perdidos.

Versículo 1.

El primero de los cuervos Umbran lo podrás encontrar justo en el punto de comienzo del capítulo, estará situado detrás de tu posición.

Versículo 2.

Encontrarás el cuervo Umbran en el extremo opuesto al lugar que ocupa la máquina del día y de la noche.

Versículo 4.

El siguiente de los cuervos lo podrás localizar al lado del puente, lo verás a medida que te desplazas de vuelta a la torre.

Versículo 6.

Encontrarás al siguiente cuervo Umbran en la parte superior de una columna que hay cerca de la torre en espiral. Podrás alcanzar este lugar destruyendo para ello la gárgola que hay más al lado izquierdo y saltando hasta allí.

Versículo 7.

Entra dentro del portal del Alfheim que hay en la parte inferior de la torre para toparte con el cuervo dentro de él.

Versículo 9.

Podrás localizar este cuervo Umbran bajo la valla que hay al lado del lago.

Alfheim 9: La perla de luna rota 9.

Después de torear a “Glory” y a “Grace” en el Versículo 2, tendrás que desplazarte hasta la zona del comienzo del capítulo. Verás que en este sitio habrá aparecido el siguiente Alfheim.

De nuevo vas a tener que vencer a todos los enemigos que aparezcan en este desafío, pero solo vas a poder restarles salud mientras estés dentro del tiempo bruja. Lo que significa que vas a tener que esquivar sus ataques antes de poder producir ningún daño. No te sentirás demasiado incómodo con este reto ya que lo hemos hecho de manera muy similar antes. El único inconveniente será que tendremos que vérnoslas con un “Glory”, con un “Grace” y con un “Fairness”. Aún así no será demasiado complicado. Vas a poder ser alcanzado un total de cinco veces antes de que se te dé por perdido el reto, así que tendremos un margen más que suficiente. Ojo porque si juegas en este reto en un nivel más alto de dificultad tendrás menos salud para tu personaje, si añadimos esto a que es bastante probable que sea la primera vez que te enfrentas a un “Glory” y a un “Grace”, el problema se puede hacer mayor. Estos enemigos son bastante rápidos y agresivos, así que para luchar contra ellos te recomendamos que llenes al máximo el medidor de magia con los enemigos más débiles y después pases a desencadenar los combos de tortura en los primeros, haciendo que la cosa sea un poco más fácil. También te recomendamos que acabes con el del fuego antes para que puedas disponer de este arma para encargarte del otro. Un buen momento para activar el tiempo bruja sera cuando el del fuego esté rondando por los alrededores. Para ello solo tendrás que acercarte lo suficiente a él y esquivar las llamas para activar entonces el tiempo bruja. Otra forma de encarar este enfrentamiento es el de practicar la paciencia y la perseverancia. Tendrás que fijarte en todos sus movimientos para saber cuando tienes que esquivar los ataques a tiempo.

Tras vencerlos te tendrás que enfrentar a un “Fairness” solitario. Nada preocupante. Tienes que recordar que las bolas de fuego son demasiado rápidas para que puedas reaccionar ante su lanzamiento, así que tendrás que anticiparte a ellas para poder esquivarlas. Un momento óptimo para activar el tiempo bruja será cuando saltes hacia donde se encuentra para que se ciegue intentando morderte por los aires. Bueno… este
Alfheim va a ser bastante más difícil de solucionar que los anteriores, pero la recompensa valdrá la pena.

El corazón de bruja roto 13.

Después de acabar con un “Harmony” en el transcurso del versículo cinco, tendrás que comprobar el contenido del cofre que estará a la derecha de los escalones que te conducirán a la siguiente zona. El siguiente corazón de bruja roto estará dentro de él.

La perla de luna rota 10.

Recorre los escalones de las escaleras que antes te hemos mencionado, con cuidado para que no te alcancen los monstruos tornado, llegando al portal que lleva a las puertas del infierno. Si te dejas caer al lado de la izquierda llegarás hasta un cofre en el que estará esperándote la perla de luna rota número diez. Pensarás que es bastante fácil de encontrar, pues no podemos más que darte la razón porque parece que nos estuviera gritando que está allí.

Alfheim 10: El corazón de bruja roto 14.

Después de que comiences la ascensión y te encargues del personal de Jormungandr y de que te deshagas de los “Harmonies” que encontrarás en el versículo siete, verás de forma clara donde estará situado el siguiente Alfheim, en la parte trasera y al fondo de donde luchaste contra los “Ardors”. Bueno… ¿A qué estamos esperando para comenzar el desafío?

Bueno, de principio es obligado admitir que es evidente que no tenemos la habilidad de “Crow within” a estas alturas, pero por el contrario contamos con la de “Kulshedra” para aliviarnos la tarea propuesta. Así que haremos lo que podamos con lo que tenemos. Como ya casi estamos acostumbrados encontraremos unos enemigos bastante mansos que parecen estar completamente dispuestos a que pegues el salto encima de ellos, como son los “Dear” y los “Decorations”, pero luego nos encontraremos con otros que serán inusualmente difíciles de utilizar para saltar que serán los “Harmonies” y los “Fearless”. Pero nada de esto es realmente dificultoso cuando te acostumbras al poco de comenzar, la verdadera dificultad radica en que tendremos un montonazo de tiempo para tratar de mantenernos en el aire, serán sesenta larguísimos segundos. Así que no te creas que vas a pasarlo de una manera tan fácil como el anterior juego de saltos en el aire (Eran veinte segundos en aquel caso). Así que tendremos que seguir alguna estrategia. Te recomendamos que hagas como nosotros y que te armes con “Shuraba”. Más concretamente te recomendamos el movimiento que requiere que mantengas pulsado el botón de triángulo por los aires. De esta manera permanecerás volando durante cinco segundos lo que será realmente aliviante.

Así que lo primero que haremos sera saltar encima de alguno de los rivales para tomarnos un respiro inicial. En cuanto estés por los aires, mantén pulsado el botón de triángulo para mantenerte en un sitio con “Shuraba”. Tienes que tener en cuenta que solo tienes cinco segundos tras los cuales caerás. Así que no te duermas en los laureles. Tendrás que mover la cámara para poder localizar al tío más grande, este es el siguiente objetivo sobre el que tendrás que saltar. Los otros serán demasiado pequeños y casi imposibles de alcanzar. Así que antes de que pasen los cinco segundos de que dispones tendrás que cancelar este movimiento con el esquive mientras que te desplazas hasta el tío grande que debes tener localizado y termina saltando encima de él. En cuanto lo hagas tienes que mantener pulsado en botón de triángulo para planear con el “Shuraba” de nuevo. Sigue este proceso hasta que terminen los sesenta segundos terminando de esta manera con éxito el desafío.

Es importante una puntualización, te tienes que asegurar de que solo saltas una vez en él antes de iniciar el movimiento de “Shuraba”, no tienes que utilizar el salto doble porque debes de mantenerlo como reserva o chaleco salvavidas en el caso de que pierdas al “Dear” después de haber terminado el movimiento.

Como ya te habíamos indicado al comienzo de esta explicación, ahora que contamos con el “Kulshedra”, solo tenemos que utilizar el triángulo en el aire para atraer a los enemigos mientras que permanecemos volando. De esta manera la cosa se hará bastante más fácil.

Alfheim 11: El corazón de bruja roto 15.

De todas maneras, después de subir hasta arriba por la columna de Jormungandr y utilizar el tiempo bruja con las estatuas para escapar, te encontrarás al final en la parte alta de la roca serpiente. En lugar de subir hasta allí, baja todo el recorrido hasta el extremo para poder hallar el siguiente Alfheim.

En este Alfheim te tendrás que enfrentar a un “Glory” y a un “Grace”, con la precaución porque ya nos advierten de que solo vas a disponer de diez golpes, y con un tiempo límite para ejecutarlos muy estricto. Las buenas noticias consistirán en que como tenemos el movimiento de “Shuraba” la cosa será bastante más llevadera. Solo vas a tener que mantener pulsado el botón de triángulo para después soltarlo causando un daño bastante considerable. Por supuesto, tendrás que prestar especial atención a no ser alcanzado por ninguno de los ataques enemigos, una manera bastante buena de hacerlo es esperar hasta que estemos dentro del tiempo bruja para comenzar a atacar, pero no es imprescindible que sea así. Puedes tratar también de que haya algo de espacio entre tú y el enemigo, atacar mientras que esperas a que salven esta distancia y terminar desencadenando todo tu potencial a medida que se vayan acercando. También puedes atacar y esquivar sus embites mientras que estás cargando tus fuerzas y después de hacerlo, desencadenar tu ataque. Sea como sea la manera que elijas para hacerlo no debe de haber demasiada dificultad en este enfrentamiento.

El corazón de bruja roto 16.

Tras el Versículo once, continúa avanzando hasta el portal que te conduce a las puertas del infierno y sube hasta la torre. Cuando estés arriba, comprueba la parte trasera de la torre para poder localizar un cofre en el que estará el trozo de corazón de bruja roto.