Capitulo 4: El mercader de Venecia - Assassin's Creed 2 para PC, PS3 y X360

30 de diciembre 2009
Imagen Capitulo 4: El mercader de Venecia - Assassin's Creed 2

SECUENCIA 7: El mercader de Venecia.

7-1: Comienzo.

Entra a bordo de la embarcación después de que lo haga Leonardo y entra en el punto de encuentro para que te transporten al presente (¿O estamos en el futuro?). Tras aterrizar del todo en la realidad sigue a Lucy que bajará por las escaleras del almacén, lugar en el que te tiene preparado un pequeño reto.

Verás que hay cuatro interruptores en las paredes que te rodean y tienes que activarlos. Pues para poder hacerlo solo tienes que activar tu visión de águila y verás como relucen en un tono rojizo, dos estarán en las paredes en el nivel superior de la pasarela y los otros dos los tienes en el nivel inferior. En cuanto hayas pulsado los cuatro interruptores, tienes que buscar a Lucy y te conducirá de vuelta a la parte de arriba, a la habitación en la que se encuentra el Animus.

Tras una escena cinemática introductoria, te encontrarás de vuelta en Acre controlando a un viejo conocido, tendremos ante nosotros a Altair, (Te sonará de algo si has jugado la espléndida primera parte de este juego). Bueno, hechas las presentaciones ya podemos proseguir, sigue bajando por el camino y no te preocupes por los guardianes que te rodean. En cuanto entres por las puertas de la fortaleza, te fijarás en la figura de un hombre que al verte saldrá huyendo.

Haz lo que puedas para fijar rápidamente a este sujeto como objetivo y para perseguirlo, pero vamos, no hace falta que te preocupes si lo pierdes. Si este sujeto se te escapa, pues solo vas a tener que subirte a un sitio alto y utilizar la visión de águila para que aparezca en un escandaloso color dorado entre la multitud, así podrás continuar con la persecución. Te conducirá a través de las azoteas de los edificios hasta que al final lleguéis al paseo superior del parapeto de las murallas.

Trepa hasta la parte alta de la torre que hay en este tramo de muralla. De nuevo aparecerá una escena cinemática en cuanto llegues a la cumbre de la torre. Tras terminar esta tienes que hacer un salto de fe desde la torre y saltarás hasta el presente-futuro antes de que te dejes los empastes en los adoquines. Bien… ahora tienes que ir hacia el Animus y entrar en él para poder volver a el pasado futuro del anterior tiempo… yo que sé, que vuelves a la antigua Italia vaya.

En cuanto aparezcas en el pequeño balcón que hay a medio camino de subida a la torre, tienes que seguir trepando hasta la parte superior y quedarte justo debajo de la viga que hay en la parte de arriba. Tienes que dejar el mando analógico quieto, no lo toques, y pulsa el botón de salto. En ese momento Altair debería poder saltar y agarrarse a la viga. Si tienes problemas para conseguirlo, tendrás que insistir, te prometemos que no es imposible, aunque muchos de nuestros lectores hayan dicho lo contrario es posible hacerlo, aunque no sea muy fácil, la verdad.


7-2: Benvenuto.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Esta misión va a ser realmente dura. Para empezar tendrás que hablar con Leonardo. Entonces llegará un tipo y os escoltará a Leo y a ti por las calles de Venecia, guiándoos y enseñándoos una serie de atracciones. De pronto te interrumpirá una escena, al final de ésta tendrás que estar atento para presionar a tiempo un botón con el objetivo de agarrar a da Vinci. Ha llegado el fin de la misión. (¿Te habías creído de verdad que esta era una misión difícil?).


7-3: Esto va a dejar cicatriz.
LUGAR EN EL QUE SE DESARROLLA LA ACCIÓN: VENECIA.

El punto de partida de esta misión estará muy cercano a una zona que verás que está fuertemente custodiada, y si te aproximas al lugar desde el ángulo erróneo vas a tener que vértelas con todos los garrulos que están montando guardia. Pues ahora que parece que hemos logrado alertarte de la situación, ha llegado el momento de darle una solución al tema. Cuando comience la misión, sigue a Rosa mientras que ella corre en círculos buscando el lugar al que se dirige. Entonces aparecerán los guardianes con ganas de gresca. Así que tienes que hacer lo que puedas para tratar de proteger a Rosa de estos tipos.

Rosa parece no conocer el lugar al que se dirige, así que lo que te espera es correr como pollo sin cabeza mientras que vas siendo interrumpido por los guardianes. Llegados a cierto punto de vuestra carrera, Rosa caerá de rodillas al suelo, quedando impedida para poder seguir corriendo hacia ningún otro lugar. Acércate a ella y podrás recoger a Rosa y cargar con ella hasta el punto de destino. En ese momento aparecerá un punto de destino en tu mapa, así que corre disparado hasta él, no pierdas tiempo. Si eres perseguido, contrata a un grupo de mercenarios para que distraigan a los guardianes que te vayan siguiendo.

Una vez que te encuentres en el punto al que debes llegar, Rosa y un amigo partirán en una góndola mientras que tú te quedas entretenido defendiéndolos de los arqueros que hay en los edificios que rodean el rio. Inmediatamente después tienes que cruzar el rio saltando por encima de los postes del embarcadero que hay al sudoeste y podrás asesinar desde allí al arquero más cercano. Para poder matarlo de manera rápida, puedes simplemente agarrarlo y tirarlo al agua, y es que a diferencia de ti, los guardianes parecen no haber sido instruidos para aprender a nadar, así que a explorar el fondo marino.

Sigue subiendo por el curso del rio, quedando siempre por delante de la góndola para poder interceptar a los arqueros antes de que cuenten con una oportunidad de alcanzar a tus indefensos amigos. Tienes que buscar a los puntos que hay reflejados en tu mapa que señalarán sus posiciones y aparecerán en ambas orillas del rio, así que sabrás en todo momento donde estarán situados.

Llegará el momento en el que la persecución de la góndola termine. En cuanto el amigo de Rosa salga, cógela de nuevo y llévala a una zona escondida de la tripulación, pues nada… misión cumplida.

7-4: Juego de construcción/ Limpiando la casa.
Lugar en el que s e desarrolla la acción: Venecia.

Habla con Antonio, el jefe de los ladrones te culpará y después aparecerá una escena de una sincronización de la memoria. Después de esto tienes que hablar con él de nuevo, y te encargará una misión que consistirá en identificar y eliminar a algunos traidores. El primero de ellos, que estará bastante cerca de donde estais, lo hallarás en una zona que hay al norte de tu posición, así que dirígete hacia la zona que hay resaltada en verde en tu mapa.

Puedes utilizar tu visión de águila para controlar donde está el traidor y lo verás reluciendo en dorado. Lo podrás localizar en uno de los navíos más grandes que hay en el agua, lo tendrás en el muelle que hay al norte. Si nadas rio arriba hasta su bote, los guardianes se darán cuenta de tu presencia y alertarán a todo el mundo, haciendo que el asesinato silencioso sea una empresa imposible. Pero si te acercas por el agua, pero buceando, te puedes subir al bote por la parte del sur y nadie se dará cuenta, es una posición desde la que nadie te verá.

Trepa por la parte exterior trasera del bote, justo donde estará situada el ancla que colgará de este lado. El objetivo estará patrullando de manera circular por toda la embarcación, y verás que cuando pase por donde tú estás hará una parada periódicamente. Fija el objetivo sobre el traidor y haz un asesinato silencioso para sacarlo de la embarcación de manera limpia y sigilosa. De esta manera morirá en el agua, pues nada, un traidor menos, quedan dos a los que entregar la notificación de deshaucio.

El siguiente objetivo que queda más cercano estará situado al este. Recorre el camino en dirección a esta zona y utiliza la visión de águila desde los tejados para poder localizar el objetivo de la misión, te darás cuenta de que el traidor estará también en los tejados haciendo una especie de ronda circular. Cuando este sujeto no te esté mirando, sitúate en el borde del edificio en el que está y espera a que pase en el recorrido de su ronda cerca de la posición en la que estás. Puedes cazarlo con otro asesinato simple y sin grandes aspavientos.

El tercero y último de los objetivos a alcanzar lo podrás encontrar por la parte del noreste de la ciudad. Tiene una rutina de paseo bastante complicada, pero que siempre acabará llevándolo hasta la orilla del canal. Cuando veas que no está cerca, salta desde los tejados en los que estás hasta el agua, para poder pasar a colgarte automáticamente al borde del canal, justo debajo del nivel de la calle. Espera al traidor, que volverá a el sitio en el que le estarás esperando (Tienes que tener paciencia, pero palabra de honor que al final vuelve) y acaba con el utilizando el clásico asesinato silencioso para terminar con la tarea.

7-5: Evasión.
Lugar en el que se desarroll la acción: Venecia.

El tipo que te encargará esta misión, Hugo, te estará esperando en lo alto del tejado de un edificio que hay en el centro de la ciudad. Te pedirá que liberes a algunos prisioneros que permanecen cautivos en tres localizaciones diferentes de la ciudad. El punto más cercano al que te puedes dirigir de estos tres estará al norte de tu posición. Así que dirígete hacia allí, pero tienes que ser cuidadoso con los guardianes que estarán apostados en los pasillos que rodean las improvisadas celdas para retener a los prisioneros.

Te puedes infiltrar en la zona por los tejados sin levantar inoportunas sospechas. En cuanto te acerques lo suficiente a la pequeña celda en la que están los prisioneros, se disparará una escena que mostrará un dialogo entre los guardianes que la custodian. Espera por los alrededores y llegará un momento en el que la mayoría de los guardianes se marcharán dejándote solo en la escena, bueno, solo lo que se dice solo no estarás, quedará un guardián entre tú y tu objetivo. Puedes tirarlo del sitio en el que está o asesinarlo y después abres la puerta de la celda para liberar a los prisioneros, mas tarde aparecerán otros guardianes que están por las cercanías y te atacarán, pero vamos, son pan comido.

Lucha con los enemigos y véncelos, después tienes que volver de camino a las terrazas, ya solo te quedan dos grupos de prisioneros por liberar. Son ladrones así que no van a tener ningún tipo de dificultades en seguirte mientras saltas por los tejados. Vuelve a el lugar en el que estaba Hugo, por si no lo recuerdas estará al sur de tu posición. Como sucede que solo puedes guiar a un grupo de prisioneros en cada uno de los desplazamientos que hagas, pues lo tendrás que seguir haciendo así, poco a poco, así que ahora vamos a por el segundo grupo de prisioneros.

El lugar en el que estarán estos cautivos es al sur, y si es posible, este lugar estará aún menos vigilado. De nuevo te recomendamos que utilices los tejados para espiar la zona, acercarte lo suficiente al sitio y despejar la zona asesinando a los arqueros que hay en los tejados, además de todo esto, es necesario que hagas este itinerario para despejar lo que después va a ser tu vía de escape. Los prisioneros los vas a tener esperándote al fondo del patio, con un solo guardián custodiándolos delante de la celda.

Déjate caer desde el tejado, (Siempre de manera silenciosa) hasta quedar encima de la celda, y mata silenciosamente al guardián. Es importante que no te oigan, de esta manera te dejarán tranquilo para que puedas liberar a los prisioneros y volver a los tejados sin que nadie se dé cuenta y llevarlos de camino a donde se encuentra Hugo.

No vamos a poder rescatar al último grupo de los cautivos que se encuentran al oeste sin saltar todas las alarmas, aunque vas a poder realizar un doble asesinato con los dos guardianes que hay justo delante de la celda. Tienes que estar preparado para luchar contra el resto de los guardianes que se habrán dado cuenta de lo que pasa, cuando los hayas eliminado, escolta a los cuatro prisioneros de vuelta a donde se encuentra Hugo. Haz lo que puedas para conseguir evitar el agua, porque tus rescatados morirán ahogados si caen en ella, y no vas a poder hacer nada para conseguir rescatarlos si esto sucede.


7-6: Lo que el mono ve, es lo que hace.
Lugar en el que se desarroll la acción: Venecia.

Habla con Rosa y te dejará con su amigo para que te enseñe un nuevo movimiento que hará de ti un mejor escalador. Trepa hasta el muro que hay tras el andamio y haz un salto grande hacia adelante. En el momento cumbre del salto, presiona el botón de agarre para poder quedar agarrado al borde, asegurándote después de un salto de gran altura. Haz este movimiento unas cuantas veces para poder llegar a la parte alta del andamio y entonces habrá terminado la misión.

7-7: Saltos y rebotes.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Encuéntrate con Rosa en la puerta del Frari, la torre alta que hay en el centro de la ciudad. Ella te desafiará para que utilices tu nuevo talento escalador para poder llegar a la parte alta de la torre. Para hacer que las cosas sean más interesantes, también te dará un límite de tiempo para lograrlo. Afortunadamente, podremos realizar la escalada con tiempo suficiente de llegar a lo alto de la torre sin problemas.

Comienza el ascenso. No vas a necesitar ejercitar tu nueva habilidad en la mayor parte de la ascensión, pero como tampoco te van a cobrar por hacerlo pues tu mismo. En cuanto alcances el primer nivel de los tejados, tendrás que pasar a trepar hasta la torre principal. Va a ser en este tramo en donde no vas a poder continuar hacia arriba sin utilizar el salto para escalar. Sigue subiendo, sincroniza cuando estés arriba y después haz un salto de fe para volver a las calles. Para poder terminar la misión tendrás que volver a hablar con Rosa.

7-8: Las ropas hacen al hombre.
Lugar en el que se desarroll la acción: Venecia.

Habla con algún tipo del embarcadero y te pedirá que robes tres cofres y así conseguir algunos disfraces de halloween presentables. Los tres cofres aparecerán situados en tu mapa y están muy cercanos al lugar en el que te hallas. Para hacerte con el primero, te tendrás que dirigir al sur. Los guardianes estarán todos muy atareados mirando hacia el este, pero te puedes tirar al rio en la zona del oeste y salir del agua detrás de ellos para poder robar silenciosamente el cofre. Este cofre parece ser, a simple vista, igual al resto de los que hayas visto hasta este momento, estará en un pequeño hueco al que puedes llegar desde la calle o desde el agua.

Al este, el grupo de guardianes que rodean el segundo cofre no van a ser tan fáciles de evitar. El cofre estará situado contra el muro de la torre del Frari y los guardianes que lo rodean estarán muy juntitos, parece que se quieren mucho, y no te van a dar la opción de infiltrarte entre ellos. Pero, a grandes males… pues eso. Así que pronto nos daremos cuenta de que hay un grupo de ladrones al norte de la zona en la que se encuentra el cofre a los que vas a poder untar para que te distraigan a los guardianes. En cuanto los guardianes salgan corriendo detrás de los ladrones, pues échale mano al cofre y lo dejas tiritando.

El último de los cofres estará localizado en el extremo más alejado de una zona que estará restringida, lo que significa que si te acercas demasiado serás objetivo automáticamente de los guardianes que rodean la zona. No importa loa sigiloso o sospechoso que seas o como te comportes. Por suerte, el cofre estará situado fuera de esta zona, pero tienes que arreglártelas para distraer a los guardianes para poder acceder a él. Puedes animar con algo de dinerillo a otro grupo de ladrones para que te distraigan a los guardianes, después podrás pasar y saquear el cofre, eso sí, tendrás que permanecer atento a los límites de la zona de restricción.

En la última parte de la misión, tendrás que secuestrar un pequeño bote que hay cerca de allí. Estará en el muelle, que está justo al otro lado de la zona que hay restringida. Te sugerimos que trepes hasta las azoteas para poder rodear la zona restringida sin saltar las alarmas, y después saltar hasta el interior del bote. Evita al propietario del bote y rema hasta el punto de reunión cruzando por los canales hasta llegar a este lugar y terminar la misión.

7-9: Todo debe funcionar.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Tienes que ver a Antonio de nuevo y prepararte para una escena cinemática en la que tendrás que pulsar algún que otro botón al pasarla y podrás aceptar la misión. La primera de las órdenes que te dará es la de matar a cinco arqueros que estarán apostados en los alrededores del edificio en el que se encuentra Emilio. Tendrás que subir a las azoteas y desde allí localizar a los guardianes. Tienes que tenerlos cerca de ti, no puedes dejar que se alejen demasiado de tu posición. Mátalos a todos, organiza una sangría, puedes ser tan silencioso o tan escandaloso como te dé la gana, por nuestra parte, te recomendamos que armes jaleo, por una vez que se nos permite hacerlo…

Cuando hayas terminado con todos los arqueros, aparecerá un marcador amarillo en tu mapa que te guiará hasta donde está Antonio. Habla con él y te informará del último de los objetivos que tienes que alcanzar para completar la misión, es matar a Emilio. Dirígete hacia el este, hacia el edificio en el que estará Emilio, es bastante útil que contrates a un grupo de ladrones en el camino hacia este lugar. Los puedes utilizar para distraer a los guardianes que hay en la parte de fuera del conjunto de edificios al que te diriges.

En cuanto logres entrar en el grupo de edificios, en cuanto hayas traspasado las puertas, comienza a escalar hacia la parte alta del edificio. Es bastante probable que tengas que utilizar el salto trepando de manera frecuente, así que tendrás que estar atento a la oportunidad para dar estos saltos para llegar a alcanzar el siguiente borde. Cuando logres alcanzar la parte alta del edificio, se disparará una nueva escena cinemática que te enseñará a Emilio, que estará en las plantas bajas.

Elimina a los arqueros que hay cerca, en los tejados y después déjate caer hasta los niveles superiores del edificio, en la zona sur. Te encontrarás con un guardián en este lugar al que vas a tener que eliminar, así que hazlo rápido y bien.

Desde la zona del sur, pasa a la del este, podrás mirar hacia abajo y verás un salón con unas escaleras en las que encontrarás a Emilio. Espéralo para que se acerque a dónde estás tú. Cuando esto suceda tienes que salir corriendo de tu escondite y asesinarlo antes de que le dé tiempo a decir “palmera del desierto”. En ese momento tendrá lugar una nueva escena tras la cual solo vas a tener que volver a hablar con Rosa para dar por terminada la misión.

SECUENCIA 8. La necesidad es la madre de la invención.


8-1: Dios los cría.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Comenzarás esta misión en la zona del centro de la ciudad. Un par de conspiradores se reúnen y comienzan a alejarse de ti. Vas a tener que seguirlos, pero, como es normal, tienes que ser especialmente cuidadoso para no levantar sospechas entre ellos. Tendrás que quedarte lo suficientemente cerca como para no llegar en ningún momento a perderlos de vista, pero a la vez tienes que ser sigiloso y no correr nunca. Si un guardián se te planta en el camino y te endiña una buena hostia, pues te callas la boca y le pones la otra mejilla. Si te metes enmedio de una pelea, pues tienes todas las papeletas de echar por tierra todas las posibilidades de terminar la misión con éxito, así que procura que esto no suceda.

Llegará un momento en el que los tipos a los que estás siguiendo se pararán y echarán un vistazo a los alrededores. Aquí tienes que hacer lo mejor que sepas para mezclarte entre la gente, o simplemente aumentar la distancia que hay entre vosotros para hacer que sea mas difícil que lleguen a sospechar de ti. Si detectas a un grupo de cortesanas que hay cerca de vosotros, puedes pagarles para que te oculten rodeándote por unos instantes. Las cortesanas también serán útiles en un momento posterior en el que los conspiradores cruzarán una línea de guardianes que de otra manera bloquearían tu paso impidiéndote continuar. Así que la solución es enviar a las damas para que distraigan a los guardianes y así poder pasar sin que nadie se dé cuenta de tu presencia.

La pareja a la que persigues se desplazará hasta una zona abierta enorme y allí se encontrarán con otros conspiradores. Tras una escena cinemática, tendremos que seguir las mismas directrices de comportamiento que hemos estado aplicando en el seguimiento de la parte anterior, los seguiremos pero tendremos mucho cuidado para no quedar expuestos a su atención. Una posibilidad que te sugerimos es que vayas pagando a cada uno de los grupos de cortesanas que te vayas encontrando por el camino, porque se irán haciendo cada vez más escasos hasta que quedes sin posibilidad de encontrarlas. No te van a suponer un desembolso muy importante, y no te debería suponer un gran esfuerzo el deshacerte del dinero a estas alturas del juego, (Después de todo ¿para qué lo vas a querer después?). Llegados a cierto punto del seguimiento llegarás hasta un embarcadero en el que se disparará una nueva escena cinemática que dará por concluida la misión.

8-2: Si a la primera no lo consigues…
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Encuéntrate con Rosa y con Antonio, tendrás que merodear por los alrededores del Palazzo Ducale en la búsqueda de un camino para conseguir infiltrarte en el edificio. Conduce a Antonio hasta el primer marcador que tienes en el mapa para poder entablar un diálogo que será bastante corto. Como consecuencia de esta conversación aparecerá una nueva marca en tu mapa.

Dirígete hacia la segunda marca de tu mapa para buscar una tercera marca que aparecerá en la zona del sudeste. Tienes que tener cuidado con la zona restringida que rodeará el edificio, así que haz lo mejor que sepas para rodear la zona. La tercera marca te dirigirá hasta la parte alta de la enorme torre que debes escalar. No va a ser una escalada difícil, pero el camino de bajada de la torre puede resultar algo complicadillo si no utilizas el salto de fe desde el borde de la parte norte.

Tras el salto de fe, tienes que esperar a que Antonio se ponga al día, está terriblemente asustado por la altura y no saltará detrás de ti. Así que tendrás que volver de camino hacia el extremo norte del Palazzo para conseguir un cuarto marcador en tu mapa. De nuevo, tienes que ser cuidadoso para evitar el área restringida y sus límites mientras que rodeas la cara oeste del Palazzo. En cuanto llegues a la marca que te indica el mapa, Antonio te dirá que has encontrado una ruta practicable para llegar a lo alto del edificio.

Una quinta marca aparecerá en tu mapa y te guiará hasta la parte superior del Palazzo. Escala la cara norte del edificio, utilizando para ello el andamio para salvar el hueco que queda entre los puntos de agarre. Cuando llegues por fin a la cumbre, tienes que desplazarte hasta el lugar que señala la marca de tu mapa. No vas a encontrarte con ningún arquero, así que no te tienes que preocupar por ellos, solo te tienes que desplazar al sitio señalado para acabar la misión.


8-3: Si no arriesgas nada, no ganas nada.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Encuentra la nueva tienda de Leonardo en Venecia y hazle una visita. Él y Ezio se irán hasta lo alto de las azoteas para probar desde allí la nueva máquina voladora de Leo. En cuanto termine la escena que saltará a continuación, te dejarán los mandos de este invento para que pruebes un rato de vuelo. No vas a tener que hacer nada en especial, en realidad lo más fácil es que te pase como a mi si no te andas con ojo, me estrellé contra el primero de los edificios que me encontré (…los controles están invertidos…). Después de que logres aterrizar… o de que te estrelles, habrás terminado la misión.


8-4: Lo que comienza bien está medio hecho.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

Hay cuatro zonas diferenciadas en la ciudad, todas ellas se encuentran al este de tu posición en ese momento, y hay que “aclararlas”. Que es lo mismo que decir que tienes que ir hasta estas cuatro localizaciones y eliminar a los guardianes mas enormes que hay, una especie de superbrutos. Estos tíos fuertemente armados estarán resaltados en dorado si activas tu visión de águila. Además de todo esto, cada una de las zonas también incluye a guardianes normales por los alrededores, pero estos no va a ser imprescindible eliminarlos para la misión, (Aunque si se ponen muy insistentes…) Así que nos desplazaremos hasta la zona más cercana de todas ellas y comenzarás enfrentándote a dos de los brutos guardianes que custodian un puente. Aproxímate a ellos con sutileza y podrás eliminarlos a ambos sin tener que armar demasiado ruido ni revuelo.

La siguiente zona que tendrás que despejar sera básicamente la superficie de una embarcación que hay en el rio que atraviesa la ciudad. Esta embarcación estará considerada como una zona restringida, así que no va a ser tan simple como subirte al barco y ya está. Pero podemos acceder a la embarcación desde el agua, escalando hasta la cubierta lateral para quedarnos a hurtadillas y asegurarnos desde allí de que nadie en la nave se ha dado cuenta de nuestra presencia. Hay otros dos brutos más que están patrullando la cubierta de la nave, puedes situarte detrás de ellos de una manera bastante fácil y asesinarlos silenciosamente sin ningún problema.

Las dos últimas zonas estarán bastante cercanas, y cada una de ellas estarán señaladas con bastantes objetivos que alcanzar. Al sur habrá dos guardianes brutos en extremos opuestos de una pasarela al lado del rio. Te puedes zambullir en el rio, colgarte del borde de esta pasarela y esperar a que cada uno de los guardianes se acerquen a tu posición para matarlos rápidamente desde este borde. Tienes que permanecer alerta con unas pequeñas zonas que estarán restringidas y aparecerán en el mapa, y si nadas y atraviesas sus límites los guardianes que las custodian te verán y te atacarán de inmediato.

Hacia la zona del norte, el grupo al que tienes que eliminar estará formado por tres arqueros que estarán apostados en los tejados. Llegar hasta ellos sin llamar la atención va a ser casi imposible debido a las posiciones que mantienen, pero como son solo arqueros normales, no hay una razón realmente tan poderosa como para tomar tantas precauciones. Así que no dejes títere con cabeza, en cuanto hayas eliminado a los tres, habrá terminado la misión.

8-5: Aviador ocasional.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Venecia.

En cuanto despegues, tienes que pausar el juego de manera fulminante para consultar el mapa. Podrás de esta manera ver las localizaciones exactas de todos los fuegos que hay en la ciudad, así como el objetivo que hay en el lejano, muy lejano sudeste. Si haces un simple vuelo directo hacia el objetivo, que es el Palazzo Ducale, no conseguirás alcanzar las corrientes de aire caliente que necesitas para conseguir mantener la altura e infiltrarte en la fortaleza. En su lugar tienes que seguir el rastro de los fuegos que te llevarán al este y después al norte antes de girarte finalmente hacia el sur encarando el Palazzo.

Una vez en ruta te irán dando instrucciones para que vayas derribando a los arqueros, pero nosotros te sugerimos que ignores totalmente estas indicaciones porque… no es completamente imprescindible que los elimines, a no ser claro, que te posea el espíritu de la venganza. Al comienzo del vuelo, tendrás dos caminos de fuegos completamente diferentes que divergen. Te recomendamos que te vayas por el que hay más al norte y quedarás fuera del alcance de los disparos de los arqueros. Intenta mantenerte entre la zona de alcance de cada corriente de aire caliente por la que pases (Debes conservar suficiente altura para sobrevolar un fuego sin sentir el efecto de la corriente de aire caliente), pero es importante que te mantengas lo suficientemente cerca cada fuego para estar lo más alto posible en cada momento del recorrido.

Te encontrarás con un hueco más grande entre los fuegos del camino que hay en la zona que queda más al norte, y en este punto perderás un montón de altitud de repente. La siguiente serie de fuegos estará en la cubierta de una embarcación lejana, muy lejana y abajo. Asegúrate de conseguir alcanzar la corriente de aire que sube desde las naves, de otra manera no vas a poder continuar. Desde este lugar en adelante, es bastante suave el vuelo, solo tienes que estar atento al mapa para asegurarte de que encuentras la ruta hasta el punto de encuentro que estará en lo alto del Palazzo.

Ahora que ya has llegado al tejado del Palazzo, tienes que introducirte en el edificio y asesinar al objetivo. Desde tu lugar de aterrizaje, puedes utilizar tu visión de águila y localizar el objetivo que estará al norte, en una planta abierta a solo un par de niveles debajo del que tú estás. Para llegar hasta él, tendrás que correr por la parte alta del edificio, dirigiéndote hacia el sur para después girar al este y quedar en el tejado más cercano a la localización del objetivo. Pero ojo, porque hay tres arqueros a los que tendrás que despachar mientras que te desplazas por los tejados, puedes matarlos silenciosamente con un poco de habilidad y de paciencia.

En cuanto llegues a la esquina del noreste del tejado, comienza a escalar por la fachada blanca del norte. Puedes evitar ser detectado completamente si trepas por el muro, bajando paulatinamente hasta las zonas marcadas en blanco que te marcarán el camino de bajada. Pasa por las señales, y aparecerá una escena que dará por terminada la misión.

Tras la escena cinemática, sal de la estancia a través de la entrada hasta la zona este y saldrás a un salón. Desde aquí puedes hacer un salto seguro desde el borde para alcanzar el nivel del suelo del Palazzo. En este lugar encontrarás el objetivo del asesinato corriendo como un cobarde. Así que cógelo y le quitas las penas y ya vale de tanto correr.

Tu desafío final va a consistir en salir del Palazzo y evitar a los guardianes que te persiguen. Sal corriendo del edificio a través de la salida del sur y salta al rio. Puedes bucear para escapar de los guardianes y que no te vean, de esa manera conseguirás completar la misión.