De vuelta a las cavernas - God of War 3


Capítulo 09: De vuelta a las cavernas.


Contenidos:

09- 01, Dentro de las cuevas.

09- 02, Las cavernas.

09- 03, El escorpión.

09- 04, Viaje a Daedalus.
           
 
Ha llegado el momento de completar el resto del laberinto.


09- 01, Dentro de las Cuevas.
 

Antes de accionar el mecanismo, asegúrate de haber cogido la pluma de fénix.


Tras accionar el mecanismo y así abrir las enormes puertas que nos bloquean el avance, tendremos paso libre para continuar y enfrentarnos casi de inmediato con un grupo de escorpiones bastante grandes. Insiste hasta que los elimines según vas avanzando a través del camino, llegado cierto punto alcanzarás una estructura de madera que corresponderá a un elevador. En cuanto llegues a esta zona, te tienes que asegurar de mirar directamente a tu parte de la derecha y así poder localizar un cofre en el que tendrás esperándote una pluma de fénix (9). Sigue avanzando hacia adelante y acciona la rueda de madera para que así se ponga en funcionamiento el elevador que nos llevará hasta los niveles más bajos.

 
¿Escorpiones? ¿Será una premonición de lo que nos espera más adelante?


Sigue adentrándote más en las cuevas y verás que es muy útil utilizar la cabeza de Helios para ir iluminando el camino y hacer que se vean rápidamente donde nos estarán esperando unos cuantos escorpiones grandes. Los podremos eliminar utilizando nuestros ataques normales y manteniéndonos siempre en movimiento a través de las cavernas hasta llegar a una entrada enorme, lo que será señal de que estamos de vuelta al salón principal de las cavernas.


09- 02, Las cavernas.


 
Acaba con el cíclope con armadura antes de montarte en la chepa del que va desnudo, si no lo haces de esta manera acabarás siendo acorralado rápidamente.
Fuente: www.trucoteca.com
En cuanto acabe la escena introductoria que saltará a nuestra entrada en este lugar, tendrá lugar un gran enfrentamiento que nos dejará ante un nutrido grupo de cíclopes nada más comenzar. El arma más idónea que tenemos para esta batalla son los Cestus, ya que con tres golpes certeros que logremos acertarle a un cíclope con armadura será suficiente para dejarlo groggy momentáneamente. Completa esta serie de ataques con el mismo tipo de movimientos que anteriormente te dieron buenos resultados llegando finalmente a aparecer un círculo sobre la cabeza del cíclope con la armadura, iniciando un remate espectacular. A continuación, tras acabar con el primero de los cíclopes con armadura, un cíclope ?desnudo? hará acto de presencia, acompañado para el baile de otro cíclope con armadura que ha venido a ocupar el lugar de su compañero caído. Pues ojo porque el orden en el que te encargues de ellos va a ser bastante importante, porque aunque tengas la tentación de acabar primero con el que viene mas ligerito de ropa, el orden más recomendable será justo el contrario. De esta manera, si te montas en la chepa del desnudo, provocarás que un enorme grupo de cíclopes aparezcan en su ayuda y te rodeen rápidamente (Y no vienen para pedirte que bailes con ellos), y es bastante probable que no quieras que esto suceda. Así que en lugar de tirarte hacia el desnudo como perro sobre filete, concéntrate en eliminar a todos los que vengan con armadura, y después le das fuerte al que quede desnudito. En cuanto te montes en su espalda, aparecerán los anteriormente citados cíclopes, pero ahora no se sumarán a los que había, porque los tendrás criando malvas. Para librarte de estos tienes que utilizar el garrote grande de madera  para darles en todos los dientes hasta que  puedas rematarlos (ahora sí que es más recomendable darles primero a los desnudos). Acaba de una vez con los restantes cíclopes con armadura para poder continuar por el camino que hay en la parte más a la izquierda.

 
En cuanto termine la batalla contra los cíclopes, desplázate hasta la parte más a la izquierda en la que encontrarás unos cuantos cofres.
En cuanto hayas acabado con todos los enemigos, te tienes que ir hacia la zona más alejada hacia la izquierda y te encontrarás con dos cofres. El de la izquierda contiene un ojo de Gorgona (8) y el que queda a su lado tiene un cuerno de minotauro (11). Continúa después de hacerte con ellos por el pasillo en el que hay un cofre de orbes verdes y un punto de salvado de partida. Te tienes que equipar con la cabeza de Helios, y dirigir la luz hacia el muro para que aparezca la entrada, sigue bajando por el pasillo hasta que llegues finalmente a una gran habitación con agua.
 

Mira a la parte de la derecha de la habitación  con agua.


Déjate caer a las aguas con poco nivel que hay debajo y comprueba la parte de la derecha de la estancia en la que encontrarás un cofre que contiene una pluma de fénix (10). Desplázate a la izquierda de esta habitación y acciona la palanca elevando de esta manera el nivel de las aguas. Lo siguiente que tienes que hacer es nadar hasta la puerta que hay a la derecha y saltar hasta la entrada. Desciende por el camino y acciona los controles del elevador entrando de esta manera en una nueva zona. En este sitio tendrás que vértelas con un par de escorpiones, además te tienes que equipar con la cabeza de Helios para poder distinguir la dirección correcta para ir avanzando en este lugar. Tienes que avanzar lentamente atravesando una zona de suelo de vigas de madera bastante estrecho, avanzando siempre hasta la parte opuesta de la estancia.

 
Utiliza la cabeza de Helios para ir avanzando hasta el lugar correcto de la estancia, donde podrás hallar un nuevo cuerno de minotauro.


Según te vas acercando a la zona en la que podrás utilizar las botas de Hermes te vas a tener que enfrentar a un par de Gorgonas. Además de esto, si te mantienes utilizando la cabeza de Helios y te desplazas hasta la parte derecha de la estancia podrás abrir un cofre en el que podrás hallar un nuevo cuerno de minotauro (12), lo que hará que se aumente tu barra de acción y consigas el trofeo llamado "Are You Horny to Win?". Vuelve sobre tus pasos utilizando la cabeza de Helios y utiliza las botas de Hermes en la puerta grande para continuar y pasar a la siguiente zona. Tendrás que enfrentarte en esta nueva área a algunos escorpiones más, pero nada de seriedad considerable, luego podrás continuar por el sendero hasta que llegues a un lugar desde el que podrás divisar desde arriba el laberinto. Pues nada, de cabeza que vamos a él, así que salta hacia la parte de abajo hasta la plataforma suspendida y desde esta a una caja grande. Comenzará un enfrentamiento contra unos cuantos escorpiones más, hasta que aparecerá finalmente el padre de todos ellos, perdón, he dicho el padre? en realidad se trata más bien del abuelo de todos los escorpiones del mundo y de parte del universo conocido por el hombre.


09- 03, El escorpión.


Pues sí, estás en lo cierto, no es un avión, es un escorpión.


Anda con ojo y evita a toda costa esas patazas, te tienes que concentrar en ir rodeando al escorpión buscando siempre dañar las patas utilizando los Nemean Cestus para que la cosa duela un poquito más, al final llegarás a una serie de pulsados de diferentes botones que te llevarán a la gloria de la victoria (¿Se podrá comer el bicharraco este?, ¿Un caldito por lo menos?).

Así que en cuanto aparezca el escorpión te verás envuelto en una de esas series de pulsados sucesivos de botones con la finalidad de evitar esa enorme bocaza que tiene y buscando siempre el hueco para ofrecer un contraataque decente. En cuanto llegues a tierra firme, te equipas con los Cestus, y elijes uno de los laterales para concentrar en él tu ira. Vas a tener que currártelo para ir rodeando al gigantón y concentrar tus ataques en los cristales que estarán alrededor de las patas. Cuando las hayas dañado lo suficiente lograrás que caiga al suelo, lo que te dará la oportunidad de saltar en su chepa y darle jarabe de palo del bueno, además le arrancaremos algunos dientes, que vaya sufriendo un poquito.

 
El plan es sencillo, lo arrinconas en un lado del escenario, le das en las patas y luego terminas con él endiñándole en toda la cocorota.


Sigue utilizando este patrón de movimientos de ataque hasta que te tire hacia el lateral de una enorme plataforma. Desde este lugar, y utilizando las alas de Ícaro, tendrás que volar de nuevo hasta quedar encima de la superficie de la enorme caja anteriormente utilizada, y, moviéndote rápido para ir esquivando los cristales que irán cayendo completarás una serie de pulsado de botones finalmente le daremos matarile del todo al dichoso escorpión. Tendrás que desplazarte y atacar al escorpión cuando esté helado para hacer cientos de trocitos de bicho y obtener la tormenta de hielo boreal, un arma nueva para añadirla a nuestro arsenal. Después te tienes que desplazar hasta el centro de la enorme caja y actuar con ella para crear una corriente de aire, que al equiparnos con las alas de Ícaro nos llevarán flotando y planeando hasta la plataforma superior, tendrás que hacer lo mismo para poder alcanzar la otra zona indicada en el suelo, lo que hará que se muevan mas cajas alrededor.

Fuente: www.trucoteca.com

09- 04, El viaje a Daedalus.


 
Mira a la parte más alejada de la izquierda y utiliza la cabeza de Helios para que aparezca ante tus ojos un nuevo cofre, todo esto lo tendrás que hacer antes de que comiences a luchar por las cavernas.


Tras desplazarte cerca de las cajas verás que el ángulo de la cámara cambiará, y en la plataforma que hay en la zona más alejada de la izquierda hay una zona brillante. Pues tienes que utilizar la cabeza de Helios para que aparezca un cofre en el que podrás encontrar una pluma de fénix (11). Cuando la recojas puedes seguir tu camino a la plataforma de al lado y comenzar a balancearte pasando de un lugar a otro hasta terminar de nuevo sobre una caja enorme. Cuando interactúes con la corriente circular de vapor para activar la carga de esta caja y hagas que se mueva, aparecerán un gran número de enemigos.
 

Bloquea los ataques de las Gorgonas para convertir a los enemigos que te rodean en piedra, después podrás retomar tu camino hacia el laberinto.  


Concéntrate en atacar a las Gorgonas y asegúrate de bloquear su ataque para utilizarlo de manera que conviertas a los enemigos que te rodean en piedra, de esta manera podrás encargarte de ellos rápidamente (Ojito y no te conviertas en un saltamontes, esto quiere decir que si te pones a saltar como un loco y las Gorgonas te pillan en los aires te convertirán en piedra y morirás instantáneamente porque al caer te harás añicos contra el suelo). También puedes golpear a los enemigos y sacarlos de la superficie de la plataforma, en lugar de dejarlos secos dañando poco a poco su salud con las armas. Una vez que hayas acabado con todos los oponentes, caerán desde el techo nuevos lugares en los que nos podremos apoyar para avanzar. Te tendrás que ir balanceando y saltando de uno a otro de estos agarres hasta que finalmente llegues a la parte más alejada de las cavernas y te quedes agarrado del vallado que hay en la pared. Súbete hasta la parte superior y sigue avanzando hasta la gruta que queda más a la izquierda.

 
Utiliza la tormenta de hielo para que aparezca una escalerilla en la parte exterior. Te tienes que asegurar de que te acercas a los cofres llenos de orbes que verás en las fotografías superiores, de esta manera también te harás con un nuevo ojo de Gorgona.


Sigue descendiendo por el camino y vuelve a la habitación que estaba llena de agua. En ella tendrás que interactuar con la corriente de aire que hay a la derecha de la estancia para que aparezca una escalerilla. Trepa por ella y llegarás a un lugar por el que podrás avanzar hasta la zona exterior en la que encontraremos a Daedalus. Desplázate hasta la zona de la derecha y encontrarás un grupo de cofres. Cuando abras el del centro obtendrás un ojo de Gorgona (9). Tras cogerlo puedes volver a la entrada de esta zona y saltar hacia arriba cogiéndote a la cuerda que verás. Tendrás que ir trepando por ella y dejarte caer finalmente en la plataforma suspendida. De nuevo, tendrás que saltar de uno a otro lugar para ir recorriendo el espacio que te separa de la zona superior en la que hay una corriente de aire. Interactúa con ella para darle un final a este laberinto, atrapando de camino a Daedalus. Tras una escena, tienes que saltar hasta la plataforma circular inferior y entrar en el laberinto.

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos