Capitulo 7: La Urna de las Cenizas Sagradas - Dragon Age: Origins


Parte 05: La Urna de las Cenizas Sagradas       


Para poder conseguir poner a los humanos de tu lado en la batalla contra los darkspawn, el Arl Eamon debe ser revivido. Esto significa que deberás encontrar la Urna de las Cenizas Sagradas, la cual desafortunadamente está bajo la protección de un culto sagrado. Tu primer trabajo será encontrar al Hermano Genitivi, que es un experto en la Urna y vive en la capital de los humanos, Denerim. Sin embargo, esta tarea  (en principio tan simple) no será tan fácil como suena.

Denerim

 
Denerim es la primera parada en tu búsqueda de la Urna. Inspecciona el Mercado y busca al Hermano Genitivi.
Denerim es la capital del imperio humano, además de ser la sede de un enorme Mercado. Una vez que llegues a esta localización, comprobarás que es una localización enorme en la que hay multitud de tareas para realizar incluso si decides dejar un poco aparcada tu búsqueda de la Urna. Inspecciona el mercado en busca de ítems y realiza si quieres alguna búsqueda o misión secundaria. Cuando estés listo, dirígete hacia la sección sureste del distrito del mercado para encontrarte con la casa del Hermano Genitivi.

Por desgracia el Hermano Genitivi está fuera cuando tú llegues a su casa. Tendrás que hablar con su famoso Hermano está desaparecido desde hace un tiempo. Weylon además te dirá que la última vez que se vio al Hermano fue cerca del Lago Calenhad, aunque si tienes los puntos de astucia suficientes puedes ahorrarte el viaje. Habla con él y en poco tiempo (y gracias a tus puntos de astucia) descubrirás que está mintiendo, así que intenta abrir la puerta de la habitación del Hermano Genitivi. Weylon intentará impedírtelo, así que insiste. Al poco de volver a intentarlo Weylon te atacará.

 
El combate contra Weylon es pan comido. Acaba con él para saber lo que está escondiendo realmente.
Weylon es una presa fácil, y acabarás con él rápidamente. Cuando hayas acabado con él, ve a la habitación de la parte Sur y abre el cofre que hay allí para conseguir el libro "Investigación de Genitivi" para enterarte de que tienes que ir a la aldea de Refugio. Después puedes dirigirte directamente hacia esa área ahora o ir primero a donde te recomendó ir Weylon, los Muelles del lago Calenhad.

Una vez allí, entra en la taberna La Princesa Mimada. Habla con el Posadero y cuando termines, sal de la taberna, momento en el cual serás atacado por unos adoradores, incluyendo su líder, que será un mini-boss. Aunque todo esto es opcional, conseguirás algo de experiencia extra.

Ahora dirígete hacia Pueblo de Haven. Avanza un poco y te hablará automáticamente un guardia. Háblale con todas las opciones posibles y te acabará diciendo algo del Padre Eirik. Cuando termines de hablar con el guardia, ve hacia la Casa del Aldeano, que está justo a la izquierda del guardia. Inspecciona la zona y encontrarás dos cofres, ábrelos y coge su contenido. Antes de salir, acércate al altar para ver un pequeño diálogo.

Haven

 
Sí, tendrás que eliminar a casi todo el pueblo. Que te diviertas.

El pueblo de Haven hace honor a su nombre. Es un refugio para gente como tú... pero desgraciadamente no encajarás y los aldeanos se mostrarán reservados y te tratarán con mucha suspicacia, además de hacer todo lo posible para que desaparezcas. Empieza a hurgar e investigar para encontrar información y tarde o temprano serás atacado. Recuerda que investigar detrás de la tienda, donde encontrarás el cuerpo sin vida de un caballero del Risco Rojo, el altar misteriosamente ensangrentado que hay en la casa abandonada o bien interrogar al Padre Eirik en la Capilla... sea lo que sea la opción que elijas serás atacado.

Tu meta será acabar con el Padre Erik, aunque no estará solo, sino acompañado de un grupo de guardaespaldas. De todas formas eliminar a su escolta no te supondrá demasiado. Cuando hayas acabado con todos, elimina al sacerdote y quítale el medallón de acólito de su cuerpo, que será una pieza clave para poder acceder a las ruinas del templo. Inspecciona la zona y junto a la capilla encontrarás un pasadizo secreto en el que encontrarás al Hermano Genitivi.

 
Genitivi te abrirá el pasadizo secreto.
Después de un poco de charla, Geniviti pedirá acompañarte, accede y te abrirá un pasadizo secreto que conduce a las ruinas del templo. Ahora es cuando empieza la caza de verdad.

El Templo en Ruinas

 
Tendrás que ir hacia el frente, sin embargo la puerta está bloqueada. Tendrás que obtener la llave en la Sala de los Acólitos.
Te encontrarás en el Templo en Ruinas, que por desgracia está lleno de adoradores, magos, arqueros y Reavers, además de unos peligrosos espectros de ceniza. Los magos deben ser tu objetivo prioritario en cada batalla, ya que sus hechizos de bola de fuego pueden ser mortales. Cuando te encuentres contra algún espectro de ceniza, enfoca la estrategia de batalla al uso de magia y hechizos de ataque. Vigila en todo momento el ser rodeado, sobre todo si te encuentras a espectros de ceniza junto con adoradores.

Usa con frecuencia el mapa y evitarás dar demasiados rodeos. Dirígete hacia la Cámara de los Adoradores, donde podrás encontrar la llave de la Cámara Sureste. Asegúrate de avanzar poco a poco ya que el camino estará lleno de adoradores y magos. El cono de hielo te será de gran ayuda, ya que podrás congelar a muchos enemigos de un solo ataque. Cuando el camino esté libre coge la llave de la cámara sureste que está dentro del cofre ornamentado. Ahora puedes ir hacia la puerta bloqueada de la esquina sureste.

 
Los hechizos masivos son de bastante utilidad cuando estás superado en número.
Cuando llegues a la puerta, serás emboscado por más adoradores. Por suerte para ti no son demasiado inteligentes, ya que al ser demasiados no tendrán espacio para maniobrar y pueden ser un blanco perfecto para ataques masivos como por ejemplo, el puño de hierro o el cono de hielo. Una vez que hayas conseguido eliminarlos, recoge la Llave de la Puerta Principal además de todos los tesoros que hay en los cofres. Ahora ve hacia la sala principal y no olvides guardar la partida antes de continuar.

 
El Mago Acólito es tu máxima y principal prioridad.
En cuanto abras la puerta serás recibido por un buen número de enemigos. Lo primero que has de tener en cuenta para salir bien parado o lo mejor posible, es enfocar tus ataques para eliminar en primer lugar al Mago Acólito, ya que este enemigo es capaz de lanzar poderosos hechizos que pueden liquidar a tu grupo o dejarlo muy perjudicado. Cuando hayas terminado con el mago, céntrate en los espectros de ceniza, que son un poco más duros que los adoradores normales. Otra cosa a tener en cuenta es que durante todo el tiempo que estés luchando, los arqueros te estarán lanzando proyectiles, por lo que no es mala idea que uses el hechizo Aura Heroica o cualquier otro tipo de hechizo u objeto defensivo contra proyectiles que poseas. Cuando hayas acabado con todos, enciende el fuego mágico y continúa en tu camino a la siguiente sección de la mazmorra. Sigue avanzando y un espectro de ceniza se materializará para impedir que sigas avanzando, además vendrá apoyado por unos adoradores que irrumpirán por las salas laterales. Retrocede, reagrúpate e intenta llamar la atención del espectro de ceniza para que te siga y puedas eliminarlo tan rápido como te sea posible. Recuerda que los hechizos de hielo funcionan bastante bien contra este tipo de enemigos. Otra aspecto a tener en cuenta es que debes tener a tus personajes con un nivel de salud alto antes de cada batalla, así como durante la batalla... no escatimes en hechizos curativos ni en pociones, muerto no te servirán de nada.
 


No todos los cofres tienen tesoros, así que ten cuidado.
Cuando hayas acabado con todos, sigue avanzando hasta que llegues a una bifurcación de caminos. La buena noticia es que no importa el camino que elijas, ya que todos van al mismo punto, eso sí te recomendamos vayas por el camino oeste. Elimina a los adoradores que te encontrarás en el camino y sigue avanzando hasta que llegues a una zona llena de cofres. No abras ninguno, ya que todos contienen espectros de ceniza (a no ser que quieras una lucha en la que las perdidas pueden ser mucho mayores que el beneficio de experiencia). Sigue avanzando hasta que llegues al final... estás en el inicio de las Cavernas.

Cavernas

 
Esta sección es agotadora. Mantente siempre en el lado izquierdo para seguir con vida. En los caminos laterales encontrarás Dragones y adoradores.
Casi tan pronto como entres en las cavernas serás atacado por un capataz de adoradores y sus secuaces. Por fortuna, tendrás mucha cobertura y es bastante posible escabullirte de los enemigos para situarlos en una posición ventajosa para ti y puedas eliminarlos a medida que se acerquen.

 
El capataz es tu enemigo más fuerte de esta primera sección.

Un poco más allá de la entrada, finalmente te encontrarás con un grupo de Dragones y Dragonlings. Una buena estrategia para poder eliminarlos es usar una combinación de hechizos de hielo y puño de piedra, aunque descubrirás que estos hechizos no son tan efectivos como antes ya que estos enemigos son más resistentes y además se saben ocultar muy bien. Vigila en todo momento las salas laterales, ya que suelen ocultarse allí. Elimínalos y sigue por el lado izquierdo y siempre por el lado izquierdo.

Sigue bajando por el lado izquierdo y te encontrarás con un mago y un par de asesinos. Centra a tu tanque en los asesinos y deja al resto de tu equipo que se encargue del mago.

 
En primer lugar te atacarán adoradores, luego Dragonlings y por último Dragones y adoradores juntos.
Si decides ir hacia la cámara superior, te encontrarás en medio de una oleada de tres enemigos. En primer lugar adoradores, incluyendo un mago. Después de esto, en segundo lugar un grupo de Dragonlings protegidos por un escudo anti magia proporcionado por un capataz de adoradores. Por último dos dragones, junto con un grupo de adoradores. El último grupo es, cómo no, el más peligroso, sobre todo porque puedes ser rodeado por los dragones antes de que te des cuenta. Intenta congelarlos y usar las bolas de fuego para mantenerlos a raya y no olvides no intentar salir a espacios abiertos ya que serías rápidamente rodeado y eliminado. Permanece en el pasillo y lo podrás usar como cuello de botella. Tu recompensa será un par de escalas de dragón y una valiosa armadura de dragón.

Batalla contra Boss: Kolgrim

Fuente: www.trucoteca.com

 
Puedes mezclar la Urna con sangre de dragón o  incluso luchar y matar a Kolgrim.
Kolgrim es el líder de los adoradores y aunque sea difícil de creer es un objetivo opcional. Si estás de acuerdo con él en manchar la Urna con sangre de dragón, Kolgrim te dejará pasar sin problemas. Por lo manos por lo pronto.

Es muy fácil provocar Kolgrim para una pelea. Cuando lo haga, él y un par soldados inmediatamente empezarán a huir hacia delante, mientras que dos magos y arqueros toman posiciones en la parte trasera. Usa contra Kolgrim un hechizo de bloqueo o de ataque, para mantenerlo fijado en una posición, mientras que te encargas del resto de enemigos con ataques a distancia. Necesitas mantener Kolgrim en su lugar mientras usted toma tus enemigos a distancia. Haz que cada miembro del grupo por turnos mantenga ocupado al boss, o tendrás que sostener un par de frentes y puedes ser rodeado entre dos fuegos. 

Cuando hayas acabado con los magos, encárgate de los arqueros, siempre manteniendo a Kolgrim bajo ataque constante. Siempre que tengas oportunidad es vital que cures a los miembros de tu equipo. Cuando los arqueros estén fuera de combate, el enemigo principal estará en una gran inferioridad y será muy vulnerable. Elimínalo y recoge su cuerno, además del resto de tesoros.



La cima de la montaña

 
A menos que quieras una buena pelea de la que puedes salir mal, no toques el cuerno aquí.
En esta nueva zona lo primero que encontrarás es un enorme dragón esperándote y lo que es aun peor está hambriento. La buena noticia es que te ignorará si pasas de largo. Si decides ser un poco chulo y usar el cuerno de Kolgrim, simplemente el dragón se dejará caer hacia ti y te machacará, así que a no ser que tu compañía sea muy poderosa no pienses en plantar batalla.

NOTA: este Alto Dragón por otro lado te puede dejar un buen botín en caso de que consigas derrotarlo (piezas para la armadura de dragón) que luego puedes vender en la armería de Denerim.

 
Deberás elegir con cuidado. Se amable con el guardián y todo irá bien.
El Guardián estará esperándote a la entrada del gauntlet. No seas irrespetuoso con él... te hará una serie de preguntas acerca de tu pasado, y aunque las respuestas no importan demasiado ante todo no insultes al guardia. Continúa hablando con él y tarde o temprano te dejará pasar.

 
¿Más puzles? Esto parece que no se va a acabar.
Tu primera prueba será contestar a una serie de puzles (contestar a unas preguntas hechas por unos fantasmas). Son bastante evidentes si te molestas en prestar un poco de atención (en caso de que falles, el fantasma se transformará en un espectro de ceniza que te dará más puntos de experiencia que responder la pregunta correctamente) pero en caso de que ese no sea tu caso, aquí están las respuestas:

  • Ealisay: De una canción.
  • Lady Vasilia: Venganza. 
  • Discípulo Havard: Las Montañas. 
  • Discípulo Cathaire: Del Hambre. 
  • Brona: De los Sueños. 
  • Jefe Shartan: Del Hogar.
  • General Maferath: De los Celos. 
  • Hessarian: De la Misericordia.  

 
La siguiente prueba es una lucha contra un duplicado de tu compañía.
Después de un breve encuentro con una figura de tu pasado, tendrás que hacer frente a una batalla con los enemigos más raros posibles... los miembros de tu misma compañía. Tendrás que vértelas contra cuatro “sombras” o “fantasmas” de tus personajes, que además usan tus mismas técnicas de ataque contra ti. Hay tendrás que hacer un ejercicio de sentido común y si cuentas con magos en tu compañía, estos precisamente son los blancos principales a los que tendrás que eliminar (intenta evitar sus ataques más poderosos... que son también los tuyos). Dejando de lado esto, disfruta de la lucha, ya que es una de las más fantásticas del juego.

Una vez que hayas vencido, fíjate bien en las imágenes que hay más abajo para solventar el puzle paso a paso.

 
Paso 1: derecha 1, derecha 2, izquierda 3.

 
Paso 2: derecha 2, izquierda 3, izquierda 6.

 
Paso 3: derecha 2, derecha 4, izquierda 6.

 
Paso 4: derecha 4, derecha 5, izquierda 1.

 
Hora de recoger la recompensa.
Al final, llegarás al altar. Deja todo tu equipo y atraviesa el fuego... la prueba de fe habrá finalizado.
Si derrotaste a los adoradores, puedes coger ahora mismo las cenizas necesarias para curar a Eamon. Después de lo cual tienes que regresar junto a Genitivi en la entrada del Templo en ruinas o en su casa en el barrio mercantil de Denerim. Si todavía está en el templo y fue allí donde hablaste con él, entonces no te olvides de volver a hablarle cuando esté en Denerim por que tendrá un objeto para ti.

Si decidiste ayudar a los adoradores en destruir la urna, puedes coger la cantidad de cenizas necesaria para salvar a Eamon y entonces usar la sangre de dragón para destruir el resto. A consecuencia de esto, los miembros buenos de tu equipo estarán tan cabreados que te atacarán, así que hubiera sido buena idea haberlos soltado antes de empezar con las pruebas. También tendrás que enfrentarte con el Guardián y con dos espectros de ceniza. Después de la batalla, deja este lugar. Kolgrim te estará esperando en la Cima de la montaña y te recompensará con la posibilidad de beber la sangre del dragón.