Capitulo 5: La torre circular - Dragon Age: Origins


Parte 03: El Círculo Roto       
  
Estarás a punto de embarcar en una nueva búsqueda para ir reuniendo a las distintas razas en contra de los Darkspawn. Puedes dirigirte a donde quieras desde este punto pero te recomendamos que empieces por la búsqueda/misión del Círculo Roto, ya que es una misión relativamente fácil y te dará acceso a otro miembro del equipo, la hechicera sanadora, Wynne. Cuando estés preparado, dirígete hacia los puertos del Lago Calenhad. 

Puertos del Lago Calenhad



Bienvenidos a la Torre… bueno o casi.
Cuando llegues a los puertos, puedes parar en Spoiled Princess para hacer acopio de suministros y hablar con Carroll para obtener información acerca de la torre. Si andas escaso de pociones y algún que otro equipamiento abastécete al máximo, ya que no podrás salir de la torre hasta que hayas finalizado la búsqueda/misión.

Carroll se mostrará algo reticente a acompañarte a la torre, pero puedes persuadirla pidiendo permiso a sus superiores, intimidándola, o bien haciendo algo por ella. De todas formas te acompañará si en tu equipo está Sten, Shale, Morrigan o Leliana.

La Torre Circular

 
Encontrarás a Wynne cerca de las escaleras de la base, y se convertirá en un personaje muy útil.
Cuando llegues encontrarás la torre circular en ruinas. Habla con Greagoir, que estará cerca de la entrada y te explicará que la torre está infestada de demonios. Los Templarios están planeando asaltar la torre para aniquilar a los hechiceros y hacer que el lugar sea seguro, pero estarán más que felices de dejarte entrar en la torre y que intentes aniquilar a los demonios. Tu conversación con Greagoir marca el punto donde te situarás del lado de los templarios o de los hechiceros y además determinará quién estará de tu lado en la batalla final. Cuando cruces la barrera prepárate porque no hay vuelta atrás, recoge unos cuantos ítems que hay en el cuartel general antes de seguir avanzando.

El primer hechicero que te encontrarás en la primera planta será Wynne, que estará detrás de una barrera mágica. Ofrécete a rectificar los problemas de la torre y ella se ofrecerá a unirse a tu compañía si es que quieres pasar. Wynne se mostrará como una sanadora excelente y sus habilidades son de los más útiles para tu compañía sobre todo teniendo en cuenta que es posible que las pociones sean algo que empiece a escasear. Aunque como aspecto negativo digamos que Morrigan no se llevará demasiado bien con Wynne.
 


Ataca a los demonios con hielo mágico… si lo tienes.
Con o sin Wynne en tu grupo, tendrás que hacer el camino escaleras arriba a golpe de espada. En la siguiente planta te encontrarás con un buen grupo de abominaciones que tendrás que derrotar (no serán demasiado duros). Después de estos enemigos te enfrentarás a un Gran Demonio de la Ira que si que puede darte algún problema. Elimina en primer lugar a las abominaciones que le acompañan y usa contra el demonio el hielo mágico... en este punto si Wynne te acompaña será muy útil con sus habilidades de sanación. Cuando hayas acabado con ellos sigue avanzando hacia arriba.

 
Cuerpos reptantes y hechiceros sangrientos… además de Owain.
La segunda planta es más o menos igual que la anterior, pero además te encontrarás con unos cuerpos reptantes y unos hechiceros sangrientos. Céntrate en primer lugar en los hechiceros para evitar que el daño sea grave y usa a tus guerreros para mantener a raya a todos los que vengan en su ayuda.

Sigue avanzando y más tarde te encontrarás a Owain, al cual recordarás si has elegido como origen ser hechicero. Owain estará escondido en el almacén esperando a que la invasión demoniaca se calme. Inspecciona el almacén y encontrarás el grimorio negro, un ítem útil para la búsqueda personal de Morrigan… ahora sigue avanzando. No mucho más allá de la sala donde estaba Owain encontrarás a más hechiceros sangrientos que se han dedicado a construir una barricada para impedir tu avance. Tendrás que luchar contra ellos para seguir subiendo hacia tu destino. Cuando la lucha haya acabado uno de los hechiceros suplicará por su vida. Puedes dejarlo ir o eliminarlo. Tu elección te posicionará del lado de los hechiceros (si le perdonas) o de los templarios (si lo eliminas).

 
Si matas a este pobre idiota estarás un paso más cerca del ejército templario.
Sigue subiendo escaleras arriba y en tu camino te irás encontrando más enemigos y un pequeño tesoro, la Pequeña Caja Pintada que podrás vender más tarde por una buena suma de dinero. Además tendrás una oportunidad más de mostrar tu preferencia por los hechiceros o los templarios ya que encontrarás a un hechicero escondido en un armario y de nuevo tendrás que elegir entre eliminarlo o dejarlo con vida.

 
Atento! Estás cerca de una emboscada.
La tercera planta es una de las más duras ya que no hay apenas recompensas pero hay un buen montón de enemigos deseando eliminarte. Además de cadáveres reanimados y abominaciones tendrás que luchar contra templarios poseídos, templarios encantados y un gran demonio. Los templarios pegan fuerte y son bastante duros por lo que te aconsejamos  que los elimines antes que a otras criaturas inferiores. Ahora vete preparando para una batalla bastante dura… cuando llegues a la segunda sala de esta zonal as cosas parecerán muy tranquilas pero cuando estés más o menos por la mitad de la zona un enorme número de cadáveres se levantará e irá a por ti. Es muy fácil que te rodeen y te eliminen por lo que la mejor opción es retroceder hacienda que unos pocos te sigan y puedas eliminarlos con facilidad. Ahora tendrás que enfrentarte a un Horror Arcano… pégale con todo lo que tengas ya que sus hechizos son brutales.

 
Elimina a los demonios mayores antes de que te causen demasiado daño.
Sigue avanzando y te encontrarás a más enemigos en las salas. Cuando llegues a la sala de los templarios, ten mucho cuidado con una trampa de osos que hay oculta. Usa las habilidades de pícaro de uno de tus personajes para detectarla y desactivarla. Ahora permanece atento a un demonio mayor… este enemigo puede ser bastante molesto.

Para llegar a la cuarta planta tendrás que quitar de en medio a un buen número de abominaciones, esqueletos y sombras. Las sombras pueden ser eliminadas con magia, así que ten un hechicero/a a mano. Los esqueletos son una molestia pero no son difíciles de eliminar. Cuando hayas acabado con todos tus enemigos, avanza hacia la siguiente parte de tu búsqueda.

 
Ambas luchas son opcionales.
Hay dos batallas opcionales en la cuarta planta y ambas te pueden dejar un botín bastante sustancioso. Sin embargo las dos son muy duras, así que ten cuidado porque una vez en ellas puedes ser rodeado con facilidad y eso puede significar que acabes muerto. Elijas lo que elijas asegúrate de sopesar bien tus posibilidades y tu inventario.

Cuando entres en la zona verás dos salas. La primera tiene un demonio mayor, un templario y un  par de cadáveres. La segunda sala está bajo un hechizo. Cuando rompas el hechizo, el demonio y el templario te atacarán junto con los cadáveres por lo que puedes ser rodeado con facilidad. Ataca al templario en primer lugar, ya que este enemigo es el que más daño puede hacerte, después ocúpate del demonio. La siguiente sala tiene un hechicero sangriento y más templarios. Elimina al hechicero en primer lugar, ya que puede ponerte en problemas con sus hechizos de fuego y manda a tu “tanque” a contener a los templarios. Cuando hayas eliminado al hechicero, centra todos tus esfuerzos en los templarios.

 
Mira a mi ojo… te has Ganado un viaje al Velo??’
En el centro de la sala encontrarás a un demonio de la pereza, el cual te llevará al Velo, que es un territorio de sueño donde moran los espíritus. Ahora tendrás que escapar de este lugar si es que quieres tener una oportunidad de acabar con la invasión o infestación demoniaca.

El Velo o la Transición

 
Al final  Duncan era realmente un idiota y tendrás que acabar con él.
Te encuentras atrapado ahora en el Velo o la Transición. Para escapar, tendrás que vencer a los demonios que habitan en cada una de las islas y por último vencer al demonio de la pereza en persona. Lamentablemente el camino está bloqueado por todo tipo de obstáculos y debes encontrar una manera de poder acabar con los boss de las cuatro zonas.

Inspecciona bien la zona porque podrás encontrar viales de Lyrium por toda la zona, que te pueden ser muy útiles ya que restauran la salud y el mana. Pero si estás usando a un enano como PC estos viales no podrán ser usados para restaurar ni la salud ni el mana. Cuando comiences, te encontrarás en la Fortaleza de los guardianes grises, donde tendrás que luchar contra Duncan y otros dos guardianes grises para poder avanzar. Duncan es bastante duro de pelar y da unos golpes terribles, así que enfoca tus ataques en él. Los otros dos guardias una vez que haya caído Duncan serán bastante fáciles de abatir. Una vez que hayas acabado con todos tus enemigos, sigue avanzando hasta llegar al Pedestal del Desvanecimiento o Pedestal del Velo.
 
Niall es un cobarde pero un cobarde útil.
Cuando llegues a tu destino, te encontrarás con Niall, que también está atrapado en el Velo y que siente que escapar de este lugar está muy por encima de sus posibilidades, así que te toca a ti enseñarle cómo salir de aquí. Echa un rápido vistazo y podrás encontrar un Portal de Transición en la parte este. Entra en él y te encontrarás cara a cara con un demonio de la ira. Cuando estés allí habla con un ratón que hay en la zona, el cual te hará que ganes la capacidad de cambiar a la forma de ratón, lo que te capacitará meterte en agujeros de ratón... ahora con tu nueva habilidad, métete por el agujero de ratón que hay en la zona y avanza hasta la siguiente zona.

 
Tu primer cambio de forma… no es muy glamurosa pero es muy útil.
Al final del camino, te encontrarás con un demonio de la ira. Acaba con él y vigila tu nivel de salud y estamina y regenéralos en caso de que sea necesario, después continúa hacia el Portal de Transición. Hay tres demonios en la zona que tendrás que eliminar antes de llegar a tu destino. Usa los viales de Lyrium si te es necesario para rellenar tus niveles de salud y mana.

Cuando llegues al final del camino, estarás de vuelta en la primera zona junto con Niall, que te sugerirá que intentes conseguir la habilidad de cambiar a distintas formas, que es precisamente lo que has de hacer. Puedes comenzar por la Invasión Darkspawn, donde podrás obtener la forma de espíritu.  

Invasión Darkspawn

 
¿Te lo imaginas? Exacto, tendrás que luchar con un gran número de Darkspawn en esta zona.
Cuando aparezcas en la nueva zona te encontrarás en un área vacía en la parte sur del mapa. Dirígete hacia el agujero de ratón que hay en la esquina noreste y atraviesa el pasadizo hasta llegar al final, donde encontrarás otro agujero de ratón que deberás atravesar para llegar a una sala que contiene un ítem que te será de gran ayuda (esencia de astucia), así que hazte con él. Ahora vuelve a la zona donde empezaste y tendrás que hacer una elección: o bien atraviesas un agujero de ratón que hay en la parte derecha y que te servirá de atajo, o bien avanzas por el corredor principal teniendo en cuenta que si elijes esta opción tendrás que vértelas con Genlock Alpha y sus lacayos. Si eres un guerrero y elijes esta opción acaba primero con los enemigos secundarios y deja al Alpha para el final. Después de acabar con tus enemigos atraviesa el agujero de ratón.

Si elijes el atajo, te encontrarás cara a cara con dos Flaming Darkspawn. Elimínalos y después acaba con un Emisario Hurlock. Como siempre acaba en primer lugar con el Emisario, ya que es capaz de realizar ataques mágicos que te pueden herir bastante. Cuando hayas acabado con todos, encontrarás que el camino principal está bloqueado por llamas, así que tendrás que usar nuevamente un agujero de ratón que hay por la zona.

 
Liquida a los espíritus darkspawn para obtener la forma de espíritu.
Cuando salgas del agujero, te encontrarás el espíritu de un templario que está siendo atacado por Darkspawn. Ayúdale a liquidar a estos enemigos y tendrás como recompensa la habilidad de la Forma de Espíritu. Cuando estés en esta forma, podrás ver cosas que normalmente están ocultas a tu visión normal, además de ganar resistencia frente a los hechizos. Aunque tal vez la mejor habilidad sea la de regeneración, así como el aumento de los ataques de hielo (agarre de invierno) el cual te será muy útil para acabar con enemigos a distancia. Antes de dejar la zona, usa la forma de espíritu para obtener el aumento de poder etéreo + 1 que está en esta sala.

Tu siguiente parada es la Torre en Llamas. Cuando llegues, encontrarás a un buen puñado de enemigos que para hacerlos más interesantes y más peligrosos estarán en llamas. En este punto el ataque Agarre de Hielo te será de lo más útil. Una vez acabes con todos, sigue avanzando y cambia a la forma de ratón para atravesar un agujero que hay en la parte oeste. Encontrarás de nuevo más esencia de astucia, cógela y cambia de nuevo a tu forma original. Abre la puerta que hay en la nueva zona y entra en el corredor.

 
Ataca a los enemigos en llamas con ataques de hielo.
En el corredor encontrarás dos puertas. Una de ellas contiene un par de templarios en llamas y la otra el camino que has de seguir. Abre la segunda puerta y después la primera que encontrarás a tu izquierda. Vence a los dos templarios y sigue avanzando hacia las escaleras.

 
Evita el fuego si no quieres acabar siendo la carne de una barbacoa.
Ahora te encontrarás en un laberinto de barreras de fuego. Gira a la izquierda y después a la derecha para encontrar un agujero de ratón además de un perro y un templario en llamas. Una vez más usa el ataque del agarre de invierno y la prisión trituradora para eliminarlos. Atraviesa el agujero de ratón y al final del camino te encontrarás con un templario soñador  y un demonio ardiente. Usa el agarre de invierno contra el templario y la prisión trituradora contra el demonio. No dudes tampoco en usar la regeneración para mantener tu nivel de salud alto. Cuando los dos enemigos hayan caído tendrás el paso libre para conseguir la forma del Hombre Ardiendo.


Parece que hace un poco de calor…
Esta nueva forma te permitirá atravesar las molestas barreras de fuego que antes te impedían el paso, además de poder usar el hechizo de Bola de Fuego que te será muy útil para eliminar a la cantidad de enemigos que tendrás que hacer frente para poder obtener la Forma de Golem.

Después de recibir la forma del Hombre Ardiente, sal de la zona y en la parte derecha podrás ver una puerta. Cambia a tu forma de Espíritu y entra por la puerta para obtener  un Con +1 y un Cun +1.

Fuente: www.trucoteca.com

 
Hacia la búsqueda de los Magos divididos.
Bien, ya es hora de empezar el camino para hacernos con la última forma. Usa el pedestal para ir a la búsqueda Los Magos Divididos. 

(Las misiones opcionales se pueden hacer más tarde). Regresa al velo y entra en la puerta de la primera zona con la forma de espíritu y serás transportado la guarida de Yevena. Tu enemiga estará escoltada por dos sombras. Usa el ataque de prisión trituradora contra las sombras y una vez que hayas acabado con ellas céntrate en Yevena. Usa el agarre de invierno contra ella y cambia a tu forma normal para acabar con ella. Cuando venzas a tus enemigos cambia de nuevo a la forma de espíritu y recoge la esencia de voluntad.

Vuelve de nuevo hacia la puerta de espíritu y ahora dirígete hacia el este, es decir, al portal del velo y úsalo. Conviértete en ratón y atraviesa el agujero de ratón que hay en la zona para llegar a la parte norte de la isla. Cambia a forma de espíritu y atraviesa la puerta de espíritu que hay en la parte norte. Emergerás en una nueva isla que está en la parte noreste. Mata a los espectros que te saldrán al encuentro y después recoge la esencia de destreza.

Atraviesa de nuevo la puerta de espíritu, de nuevo usa el portal del velo que hay en la parte este de esta isla para volver a la primera isla. Por último usa el pedestal del velo para encaminarte a la misión del Mago dividido.

Una vez que estés en esta misión, usa el agujero de ratón que hay a tu izquierda y podrás recoger fuerza +1, después vuelve a la segunda sala y métete por otro agujero de ratón. Saldrás justo en medio de dos magos que por fortuna no sabrán que estás ahí ya que eres un pequeño ratón. Cambia rápidamente a la forma del Hombre Ardiendo y usa el hechizo bola de fuego para eliminarlos rápidamente. Haz esta misma operación con los dos magos que encontrarás en la siguiente sala, después cambia a forma de espíritu para recoger el ítem magia etérea +1 que hay en la zona.

 
Estúpidos demonios…
Atraviesa la barrera de fuego con tu forma de Hombre Ardiente y encontrarás a un grupo de demonios de la ira. Afortunadamente para ti no son rivales fuertes para un hombre ardiente, de hecho ni siquiera pueden tocarte. Cuando los hayas eliminado, sigue avanzando hasta llegar a la siguiente sala, en la que encontrarás a un grupo de magos. Tómate un poco de tiempo para pensar… en lugar de entrar y presentar batalla, es mejor que los elimines desde una distancia segura con ayuda de tu hechizo Bola de Fuego. Cuando los hayas abrasado a todos sube las escaleras.

En la siguiente sala te encontrarás con un sacerdote y un golem de piedra. El golem es especialmente peligroso, ya que usan un ataque de aplastamiento que literalmente te puede dejar machacado. Por fortuna tienen un punto débil, es bastante vulnerable a los ataques de fuego sobre todo al hechizo bola de fuego. En primer lugar elimina al sacerdote con tu bola de fuego y después empieza a correr por la sala para evitar estar demasiado cerca del golem... cuando esté lo suficientemente separado de él, lánzale una bola de fuego (si lo necesitas cambia a la forma de espíritu y usa la regeneración y vuelve a la forma de Hombre Ardiente). Repite esta operación hasta que consigas derrotarlo… tu recompensa será la última forma en la que te puedes transformar, la forma de Golem, que será una de las más útiles a partir de ahora.

 
No está nada mal… ahora estamos hablando en serio.
La forma de golem es enormemente eficaz, bueno y brutal en la batallas contra muchos enemigos, y bajo está forma no tendrás ningún problema en eliminar a los demonios mayores que vigilan los distintos reinos. El ataque Temblor o Terremoto es útil sobre todo cuando estás rodeado por grupos de enemigos, el Agarre puede hacer un daño bastante alto a enemigos individuales y el Smash o aplastamiento es el ataque más potente que tienes y puedes usarlo para tumbar a un enemigo grande. Acostúmbrate al golem porque te será de lo más útil en el Velo.

Buenas noticias, ya tienes las cuatro formas. Lo que significa que puedes enfrentarte y eliminar a todos los grandes demonios. Machaca la puerta de metal con ayuda de tu forma de golem y atraviésala... ahora se inicia la búsqueda de el Mago Dividido.

El Mago Dividido

En la siguiente zona te encontrarás con bastantes magos. Para vencerlos no es mala idea que pases desapercibido en tu forma de ratón y luego cambies a Hombre Ardiente y uses la bola de fuego. Lo primero que encontrarás es una pareja más de golem y algunos sacerdotes. Es una buena ocasión para practicar tus nuevas habilidades de golem. Inspecciona la zona y todos los pasillos laterales, ya que encontrarás a varios golems. Elimínalos y tendrás como recompensa seis diferentes esencias.

 
La forma de golem es genial para acabar con este tipo.
En la última sala te encontrarás con Slavren. La pelea contra este enemigo será un poco repetitivo, cambiar a la forma de golem y hacer una combinación de ataques de Temblor y Agarre… y como no cuando puedas un buen Golpetazo, lo que dará como resultado un gran daño. Recuerda que si en algún momento necesitas sanarte cambia a la forma de espíritu y usa la regeneración. Cuando acabes con Slavren, habrás terminado la misión del Mago Dividido, así que usa el pedestal para salir de aquí. Tu próximo objetivo es la Pesadilla del Templario.


La Pesadilla del Templario

 
Getting ready to check out the Templar's Nightmare
Esta es una de las zonas que no contiene ninguna forma y posiblemente no la hayas visitado antes. De todas formas con los cuatro cambios de forma en tu poder no te será demasiado difícil de superar. Comienza transformándote en ratón y entra en la casa. Después conviértete en golem y elimina al horror arcano que te encontrarás dentro. Tu resistente piel de roca puede ser suficiente para resistir la trampa de veneno que hay en la zona, de todas formas si tu nivel de energía baja demasiado conviértete en espíritu y usa la regeneración.

Cuando hayas eliminado todo el peligro, transfórmate de nuevo en ratón y atraviesa un agujero de ratón que te conducirá a un ogro, así que prepárate. Solo una advertencia, el ogro es un enemigo bastante duro y resistente, así que no dudes en pelear de igual a igual con él y usa tu forma de golem (aunque la bola de fuego del Hombre Ardiente es también muy efectiva). Cuando consigas acabar con él, cambia al Hombre Ardiente y atraviesa la barrera de fuego. Elimina a la abominación y cambia a forma de espíritu para poder ver la puerta espiritual.

Tendrás que abrirte paso luchando a través de tres habitaciones más plagadas de abominaciones, pero no te supondrán demasiado problema sobre todo si te transformas en golem. No te preocupes si andas bajo de salud o mana ya que encontrarás un vial de Lyrium cerca. Cuando llegues a la última sala, transfórmate en Hombre Ardiente y dirígete hacia el portal del Velo.

La siguiente sala la encontrarás en llamas, pero bajo tu forma de Hombre Ardiente no te afectarán. En esta zona encontrarás cadáveres y otros enemigos. Elimínalos con tus bolas de fuego, solo ten cuidado con el horror arcano, ya que puede darte problemas con sus hechizos. Una vez que hayas eliminado al horror arcano, transfórmate en ratón y entra por el agujero de ratón para entrar en el área del demonio de esta zona.

 
Los hechizos de este enemigo son poderosos. La forma de golem es una buena opción.
Te tendrás que enfrentar contra un demonio del deseo llamado Vereveel. No te culparemos si decides no optar por la forma de golem, ya que se mueve lentamente y este demonio puede hacer mucho daño con sus hechizos (aunque si consigues que un par de ataques del golem den en el blanco la batalla habrá terminado a tu favor rápidamente). Una buena alternativa es usar la forma del Hombre Ardiente y sus bolas de fuego, o bien  el hechizo de la prisión trituradora.

 
Uthkiel el Aplastador, hace honor a su nombre… usa tu forma de golem.
Bien, es hora de seguir eliminando al resto de guardias demonios del Velo. Dirígete hacia la invasión Darkspawn, donde encontrarás a toda una horda de genlocks y hurlocks, cuando atravieses la puerta de metal que antes no podías (que suerte poder ser ahora un golem). De todas formas no son rival para el ataque terremoto del golem, así que déjalos que te rodeen si quieren. El Emisario debe ser una prioridad en este combate, ya que sus ataques mágicos pueden dañarte bastante.
Ahora te enfrentarás a Uthkiel el Aplastador, que es como un ogro pero bastante más fuerte. Mantenle a distancia con tu ataque de golpetazo y reserva el agarre para hacerle un daño definitivo. Cuando esté a punto de caer usa el terremoto para rematarlo. 

 
Rhagos no es rival para la forma del Hombre Ardiente.
Tu siguiente destino es la Torre Ardiente. Ábrete camino con tu forma de golem, machacando todo aquello que se interponga en tu camino, hasta que llegues a Rhagos. No te preocupes por él, ya que no es rival para ti si usas la forma del Hombre Ardiente. Destrúyele rápidamente y sigue tu camino (recuerda que el hechizo bola de fuego es altamente eficaz).
 


La forma de golem hará fácil tu encuentro contra Yevena. 
Por último, regresa al Velo. Yevana está esperándote no muy lejos y podrás alcanzarla si usas tu forma de espíritu. Una vez la alcances, usa tu forma de golem para eliminarla de manera sencilla.

 
Morrigan, está junto a ti... es hora de rescatar a tus compañeros del Velo.
Con todos los demonios fuera de circulación, solo te queda una cosa por hacer enfrentarte al demonio de la pereza. Cada uno de los miembros de tu compañía está atrapado en una pesadilla y todas esas pesadillas son accesibles a medida que has vencido a los demonios. Entra en cada una de las pesadillas y habla con los miembros de tu compañía. En algunos casos tendrás que luchar contra demonios menores que estarán atormentándolos. Elimina a los demonios con tu forma de golem y después de eliminarlos prepárate para la lucha contra el Demonio Pereza.

Batalla Boss: Demonio de Pereza

 
No parece ser muy perezoso. Cuidado porque este tipo es muy peligroso.
El Demonio Pereza es un enemigo que simplemente no podrás vencer bajo la forma de golem únicamente. Por fortuna tienes algo más para defenderte de sus ataques de hielo, como hechizos protectores o que hacen inmune al hielo. Empieza por acercarte a él y tendrás una charla con tu enemigo.

La estrategia de Pereza consiste en ir cambiado de forma cuando haya sido lo suficientemente dañado (al cambiar de forma su barra de salud se regenera pero no te preocupes por esto ahora). La primera forma que adoptará es la de un ogro. Cambia de forma y conviértete en golem. Mantenlo a raya con ataques Terremoto y cuando caiga lanza tu ataque Golpetazo. Repite esto hasta que lo hayas dañado lo suficiente para que cambie de forma. La segunda forma que adoptará es la de Demonio de Ira. Cambia a la forma de Hombre Ardiente e intenta que se centre en ti, cuando lo consigas usa el Agarre de Invierno de Morrigan para hacerle bastante daño... también puedes cambiar a forma de Espíritu y usar tu propio Agarre de Inverno.

 
La primera forma de Pereza será la de un ogro… no está mal para empezar.
A partir de aquí la cosa se pone un poco más seria. Pereza adoptará la forma de abominación, así que cambia a forma de golem y elimínalo sin problemas. La última forma es bastante difícil ya que adoptará la forma de una ventisca, con ataques capaces de dejar congelados a todos los miembros de tu grupo. No estaría de más que equiparas a tus personajes con algún elemento que resistiera al hielo además de estar muy pendiente del nivel de salud de los miembros de tu equipo para sanarlos cuando veas que su nivel esté bajo. Atácale con todo lo que tengas, aunque los hechizos de fuego son muy útiles. Cuando por fin hayas acabado con Pereza, tendrás una conversación con Niall y regresarás a la Torre del Círculo y podrás seguir con la misión del Círculo Roto que aun no has completado.

Torre del Círculo – Finalizando la lucha

 
¿Todavía no hemos acabado? Bueno… el hielo daña bastante a los dragones.
Con Pereza fuera de combate, volverás a la Torre del Círculo para acabar lo que habías empezado. Recoge el ítem la Letanía de Andralla, y sube por las escaleras, entra en la sala en la que hay un gran globo y podrás ver el cuerpo de un soldado y un cofre cerrado, si intentas tocar el cofre serás atacado por una Gran Sombra, unas pocas sombras menores y un Gran Demonio de la Ira. Retrocede y defiéndete de ellos, enfocando tus ataques sobre todo en el Demonio (recuerda que es vulnerable sobre todo a ataques mágicos). Un poco más adelante te las tendrás que ver con dragonlings, que también son vulnerables a los ataques mágicos.

Antes de continuar hasta la sala principal, encontrarás a un templario atrapado. Que te increpará y te pedirá que mates a los magos… en este punto tendrás que decidir de qué lado te posicionas. Ten en cuenta que si decides ponerte de parte de los templarios y matar a los magos, Wynne inmediatamente se volverá en tu contra y tendrás que luchar con ella a muerte. Si aun no estás seguro es mejor que primero subas las escaleras y libres la batalla que te espera.

Batalla Boss: Uldred

Si lo comparas con tu lucha contra Pereza, Uldred no es tan duro. Tu enemigo se transformará en un enorme demonio y en esta ocasión no puedes transformarte en golem para quitártelo de en medio rápidamente, así que tendrás que hacerlo de la manera clásica.

 
Uldred intentará ponerte las cosas difíciles con sus ataques de garra y de hielo.
Durante la lucha Uldred intentará transformar a los magos en abominaciones pero el ítem de la Letanía impedirá esto, así que presta atención a Wynne y activa la Letanía cuando sea necesario.  Ten en cuenta que si salvas a os magos de esta transformación definitivamente te pondrás del lado de los magos, lo que significa que no habrá ningún ejército templario de tu lado, así que si no tienes a Wynne en tu equipo piensa en dejarlos morir.

Uldred intentará machacar a tu compañía con sus garras y con bloques de hielo. Pon a todos tus personajes a atacarle excepto a Wynne (si es que está en tu compañía) que tendrás que usarla para la regeneración y curación. En caso de que este personaje no esté de tu lado, deberás vigilar la salud de los distintos miembros y usar pociones si las tienes. Cuando acabes con Uldred, habrás finalizado la primera gran búsqueda del juego.

 
Cuando veas este brillo es hora de usar la Letanía.
Cuando hayas acabado con Uldred, habla con el Hechicero Mayor Irving, y Wynne se unirá a tu compañía si así lo decides. Si decides elegir a un Mago Sangriento, todo el mundo empezará a atacarte incluyendo a Wynne, y no tendrás más remedio que eliminarlos a todos y además no contarás ni con un ejército de magos ni de templarios en la batalla final.

Asumiendo que decides no matar a todos, los magos te recompensarán con su ejército en la batalla final, pero eso sí, despídete del ejército templario. Ya es hora de que te dirijas a tu nueva búsqueda la Villa de Redcliffe.