Capitulo 3: Sin salidas - Assassin's Creed 2


SECUENCIA 5: SIN SALIDAS.

5-1: Consiguiendo el cuarto.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Florencia.

Habla con Lorenzo y te encargará una nueva tarea, bueno en realidad es un trabajo de transportista más que otra cosa, te dirigirá hacia otro nuevo codex. Tras tenerlo tienes que llevárselo a Leonardo da Vinci cruzando la ciudad y, cuando se lo entregues te lo traducirá.

 

 
5-2: Maniobras evasivas.

Lugar en el que se desarrolla  la acción: Monteriggioni.     

Vuelve a la villa de Monteriggioni y habla con Mario que estará en su cuartel general. Éste te conducirá a la parte de afuera, donde se encuentran los patios de entrenamiento de la villa, te retará a que aprendas un par de cosillas nuevas. La primera de ellas será la maniobra de esquivar, que parece que ya nos había enseñado antes (O es que me falla la memoria). Tras hacerlo tienes que parar unos ataques con las manos desnudas (Nada de armas en esta ocasión). Este movimiento se ejecutará con la misma mecánica con la que se ejecutan los contraataques. Cuando lo hayas practicado y logres hacerlo bien tres veces habrás completado la misión.

 

 
5-3: El pregonero.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Tuscany.     

Cuando hayas hecho el viaje a Tuscany, te encontrarás con que hay un número determinado de misiones entre las que vas a poder elegir. Podrás iniciar la que hemos puesto en primer lugar hablando con el tipo que estará en la plaza de la ciudad que hay en el centro de Tuscany. Éste te pedirá que asesines al pregonero que se encontrará en la cima de una alta, altísima torre. Pues nada, aceptas la misión y te diriges a donde se encuentra la torre en cuestión. A medida que te vayas acercando a ella, comenzarás a oír los gritos del escandaloso al que tienes que asesinar.

 

Comienza a trepar por la torre desde la parte este y sigue por aquí hacia arriba. Cuando llegues a alcanzar la cima de la torre, agárrate de la plataforma y quédate colgando de ella. Habrá dos guardianes que estarán protegiendo al pregonero, pero no hay ningún problema porque los vas a poder evitar sin complicaciones si eres lo suficientemente avispado.

 

Desplázate hasta la cara este de la torre y verás una escalerilla que conduce hasta la plataforma superior, en la que estará el pregonero. Tienes que esperar tu oportunidad, cuando los guardianes se vayan tienes que subir rápidamente hasta la plataforma superior y asesinar al pregonero. Tienes que tener cuidado porque el tío tiene una espada y es posible que si se da cuenta de tu presencia se resista ante el ataque, pero no va a soportar ni un simple embite, así que tíralo de la torre y que practique el vuelo libre. 

 
5-4: Sal y juega.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Tuscany.     

El segundo de los asesinatos que se te encargarán estará situado en el sur de la ciudad. Una marca en tu mapa te guiará hasta la zona en la que estará el objetivo, pero no te lo va a identificar de una manera exacta. Así que trepa hasta los tejados y utiliza tu visión de águila para poder localizar al sujeto en cuestión (estará resaltado en un tono dorado), y estará paseando por los alrededores del mercado con un par de guardianes pegados a él.

 

El objetivo de esta misión repetirá los mismos patrones de movimiento de manera cíclica, así que si observas bien un rato podrás planear el asesinato más fácilmente. Hay un lugar que nos parece más idóneo para esto y está en el centro del mercado, en donde podrás esperar a que se acerque. Tienes que encararte al sur mientras que te acercas a esta localización. En cuanto la ruta que sigue Bernardo lo vaya acercando a este lugar, tienes que fijarlo como objetivo para poder asesinarlo fácilmente de una manera rápida y limpia.

 Tras ver la escena cinemática que saltará, tendrás que vértelas aún con los guardianes que estaban escoltando a Bernardo. Así que prepárate para defenderte, aunque no va a ser una tarea especialmente dura encargarte de estos dos pelagatos. Aún así tienes cerca a unos cuantos mercenarios a los que puedes contratar, pero, sinceramente, qué asesino monje que se precie necesita ayuda frente a un par de soldados asustados por tus poderes de ninja. Cuando hayas acabado con los dos guardianes se dará por completada la misión.

 

 
5-6: El hábito no hace al monje.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Tuscany.     

Podrás comenzar esta misión de asesinato en la parte de afuera de la ciudad, en una villa que hay al sudeste. El objetivo estará esperando a que le des filo de acero en una abadía que hay al sudeste, y toda la zona estará restringida, así que no importa el nivel de fama que tengas, (aunque esperamos que sea cero) porque en cuanto plantes la sandalia en este sitio te echarán.

 

Así que en cuanto llegues a la abadía, trepa hasta la parte alta de esta por la cara que da al oeste, que estará más alejada de la zona que se encuentra restringida. Una vez que te encuentres arriba, podrás ver dentro de la abadía y espiar a sus habitantes para poder buscar a tu objetivo. Utiliza para ello tu visión de águila y pronto verás que el tipo en cuestión se revelará en dorado, aunque aparecerá siempre bajo cobertura en las galerías que hay en la parte sur del perímetro de la abadía.

 También en esta parte del perímetro sur de la abadía tendremos un carro lleno de hojas al que podremos saltar sin que nadie se dé cuenta de nuestra presencia. Desde aquí, tienes que esperar a que Stefano llegue a la esquina sudeste del edificio. Verás cómo se para de manera momentánea, permitiéndote así contar con la oportunidad de asesinarlo silenciosamente saltando del montón de las hojas en el que estás y cogiéndolo por la espalda. Tras asesinarlo, tendrás que abandonar la zona y evitar o despachar a los guardianes, pero con la zona tan extensa que tienes por los alrededores esto no va a suponer ningún problema.

 

 
5-7: Tras las puertas cerradas.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Tuscany.

Podrás comenzar esta misión consultando a un hombre que estará en una pequeña población que hay al noreste de la ciudad principal. El objetivo que te marcará, el arzobispo Salviati, estará en un complejo bastante cercano a donde te encuentras ahora. Tu contacto te dará todos los detalles y te dirá que tienes un pequeño ejército a tu servicio, pero la verdad sea dicha, este montón de zopencos no va a resultar ser ninguna ayuda. Solo tendrás que seguir el camino que te llevará hasta la puerta que hay al sur del complejo.

 

Habrá un pequeño grupo de soldados enemigos fuera de la puerta así como unos cuantos arqueros en la parte alta de las murallas. Tienes que encargarte primero de los arqueros utilizando tu capacidad de arrojar dagas, antes de guiar a tus hombres hasta los guardianes para que se enfrenten a ellos.

 En cuanto la costa quede despejada de moros, podrás trepar hasta la cara del muro que queda a la derecha o a la izquierda de la puerta (Va a ser lo mismo). Ezio te dirá algo para comunicarte que quiere que abras las puertas, y si es que realmente quieres hacerlo, te puedes dejar caer y tratar de abrirlas accionando el mecanismo desde la parte de dentro del complejo. Tienes que tener en cuenta que en cuanto te dejes caer en la parte de dentro, vas a tener todas las papeletas para que te lancen un ataque considerablemente peligroso. Así que quédate en donde estés y prepara el contraataque para poder enfrentarte a los numerosos enemigos que te rodearán rápidamente. Así que si no eres muy impaciente y dejas de lado la agresividad para pasar a defenderte, pronto reducirás el número de atacantes hasta que los logres vencer.

Fuente: www.trucoteca.com

 Solo si tienes suerte, como nos sucedió a nosotros, el mismísimo arzobispo se arremangará las faldas y se unirá a sus monjes para atacarte. Lo reconocerás porque estará vestido con un atuendo que te recordará poderosamente a lo que es un pijama moderno. Si logras contraatacar sus embites, morirá sin más problemas y tu misión se habrá completado. Tras la muerte del arzobispo, tus hombres irrumpirán dentro del complejo y te ayudarán a terminar con los enemigos que te rodean, completando de esta manera la misión.

 

 
5-8: Con amigos como estos?
Lugar en el que se desarrolla la acción:  Tuscani.

El punto de comienzo de esta misión es un tejado que domina una plaza abierta de la ciudad. Mientras que la gente sale en tropel del edificio principal de la plaza, tendrás que accionar tu visión de águila para poder identificar al objetivo en cuestión, Torri del Salvucci. Lo que tienes que hacer por ahora no es matarlo (Que ya te veo las intenciones, sádico que eres un sádico), solo tienes que seguirlo para que te lleve hasta un punto de reunión en el que se encontrarán todos los tíos malos de la ciudad. Así que déjate caer hasta la calle y sigue su rastro, manteniendo la distancia y no quedándote atrás en ningún momento. 

 

Será bastante útil que comiences la misión con la fama a cero, porque te  vas a pasear por delante de millones de ojos de guardianes en tu seguimiento del rastro de del Salvucci. Puedes esconderte entre un grupo de señoritas para cubrirte si lo necesitas. La opción de seguir a del Salvucci desde los tejados va a ser un poco inviable y difícil de tomar en cuenta, debido a los sitios a los que se va a desplazar, además si sigues a pie por las calles no vas a tener especiales dificultades. Llegados a cierto punto verás cómo se aleja de los límites de la ciudad cruzando por una puerta que estará custodiada por una guarnición de guardianes.

No vas a poder atravesar este muro humano de guardianes, así que te toca trepar las murallas a través de las escalerillas que hay a la derecha. Es posible que atraigas la atención de alguno de los guardianes que estarán en los parapetos, pero podrás encargarte de ellos fácilmente bajando del parapeto sin levantar las sospechas de tu objetivo.

 

Del Salvucci seguirá su camino hacia las afueras de la ciudad hasta llegar a un anfiteatro al aire libre. El sendero principal tendré guardianes cerca y es una zona restringida, así que vas a tener que evitar por completo cualquier contacto con los guardias.  Solo vas a tener que saltar los muros que hay a la derecha o a la izquierda de la entrada principal y acercarte lo suficiente a del Salvucci para que salte de nuevo una escena cinemática.

Tras el término de esta escena, estarás ante un montón de guardianes a los que tendrás que enfrentarte, incluidos entre ellos unos cuantos brutos muy poderosos a los que no vas a poder contraatacar. De todas maneras, tienes la opción de desarmar a estos brutos, que puede ser una manera bastante válida para conseguir vencerlos. En cuanto hayas despejado la zona, aproxímate al pobre Jacopo que se encuentra caído y acaba con todos sus males.

 

SECUENCIA 6. EL CAMINO ROCOSO.

 
6-1: El viaje.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Florencia
.      

Habla con Lorenzo y te obsequiará con una capa que te hará pasar inadvertido ante los guardianes de los Medici de manera permanente. Aparecerá una marca en tu mapa que te llevará hasta el lugar en el que se encuentra Leonardo da Vinci. Llama a la puerta en cuanto llegues y esta misión se dará por completada.

 

 
6-2: Vacaciones en Romagna.
Lugar en el que se desarroll al acción: Las montañas.      

Vas a tener que desplazarte hasta las montañas para poder comenzar esta misión. Habla con Leonardo, que estará enfrascado en la reparación de su carreta. La escena cinemática que saltará a continuación te dejará al control de un caballo que tiene enganchado el carro y que estará perseguido por un sinfín de enemigos que se tratarán de subir a él.

 

A medida que los soldados enemigos vayan saltando al carro, vas a tener que menearlo y forzarlos a que se caigan del mismo. No te tienes que preocupar por el ritmo y la velocidad de la carrera ni por ningún tipo de botón de turbo ni nada por el estilo, porque los caballos se ocuparán de todo este apartado. Solo te vas a tener que concentrar en guiar y menear el carromato. Puedes menearlo y agitarlo hasta volverte loco (Aunque Shakira seguro que te ganaría, eso seguro) y mantener el control de la carreta, pero es bastante más difícil de hacer de lo que parece, así que no te lo tomes a guasa. También vas a tener que estar atento a el medidor del estado del carruaje, si te chocas con demasiadas cosas vas a terminar por perderlo.

 

Tras una escena a mitad de la carrera, comenzarán a arrojarte flechas ardiendo unos cuantos arqueros, pero esto no es todo, algunas de ellas serán también explosivas y caerán en el suelo delante de ti. Tendrás que hacer lo que puedas par air trazando un camino entre todo este caos de fuego porque irá dañando el estado de tu carruaje su te alcanzan. En un determinado momento Ezio permitirá a Leonardo que prosiga y saltará del carruaje.

 

A continuación vas a tener que encargarte de un grupo bastante nutrido de enemigos, incluyendo entre ellos a un bruto que tendrá un hacha con la que puede que sueñes de aquí en adelante. Va a ser simple, los contraataques no funcionarán contra toda esta gente, así que agarra a alguno de ellos para desarmarlo, y también los puedes agarrar para irlos tirando al suelo. Cuando hayas acabado con la mayor parte de ellos, desplázate hacia el lugar de reunión que estará un poco más adelante en el camino para poder completar la misión.

 

 
6-3: Tutti a Bordo.
Lugar en el que se desarrolla la acción: Forli.  
   

Te desplazarás hasta Forli, una ciudad nueva. Una vez en ella, lejos, muy lejos en la esquina noreste encontrarás a Leonardo, que estará preparado para embarcarse en un navío junto a nosotros. Pero antes de que podamos hacerlo, seremos interrumpidos con el objetivo de salvar a una mujer que se ha metido en problemas bastante graves para su salud.

 

Una marca en nuestro mapa señalará un bote que se encuentra cercano al nuestro. Entre en él y aproxímate a los remos que hay en la parte posterior de la embarcación para poder empezar a dirigirte hacia el punto de destino. Dirígete hacia el sur y girando por la esquina de tierra llegaremos a la posición en la que se encuentra esta señorita. Entra en la señal luminosa que hay frente a ella, después de hacerlo tendrás que desplazarla hasta otra de estas señales luminosas que hay al lado de la bahía. Pues bueno, con esta simple maniobra habremos terminado la misión.

 

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos