Analisis - Grow Home

Publicado el 11/02/2015

Los juegos indie son diferentes y por norma no sullen dejar indiferente a nadie, o los amas o los odias, o eres un fanático o sencillamente pasas de largo delante de ellos. Como todos los que tenemos contacto con el mundo del videojuego sabemos, hoy por hoy estamos ante un resurgimiento del género indie, gracias en gran medida a la moda por lo retro y sobre todo debido al auge de las plataformas de descarga. Sin embargo no todo lo que aparece en estas plataformas y bajo este sello de “indie” es de buena calidad, como siempre hay que saber elegir y podemos encontrar desde auténticos juegazos a auténticos paquetes.

En este marco no encontramos con Grow Home, un título que se desmarca de los lanzamientos de este mes y que está disponible en Steam, plataforma nada habitual para los estudios a los que pertenece mucho más asiduo de Uplay.

Sea como sea y entrando en materia, Grow Home nos presenta la historia de B.U.D siglas de Biological Utility Device, un simpático robot al que inevitablemente comparamos con Wall E de la película de los estudios Pixar, no solo por la apariencia (que tal vez sea lo menos similar) sino también por el hecho de que su misión tiene que ver mucho con el mundo de la ecología, concretamente encontrar la Star Plant, mecanismo clave para salvar a un dañado planeta que se encuentra al borde del colapso ecológico. Partiendo de esta sencilla y tierna premisa, nos encontramos con un juego que se basa en secciones de “plataforma” vertical o escalada junto con fases de exploración, una mezcla que en un principio funciona bastante bien y que nos deja un buen sabor de boca.

Como vemos el argumento planteado es bastante sencillo, algo que por otro lado era de esperar, dejando el grueso del título en la jugabilidad propiamente dicha. Sea como sea, parte de nuestra misión consiste en ir haciendo que se desarrollen las diferentes ramas de la star plant de manera que pueda llegar hasta nuevas zonas en las que pueda establecerse y alimentarse, lo que hace a su vez que la Planta Madre a la que pertenece también crezca y desarrolle nuevas ramas.

Esto se traduce en el acceso a nuevas zonas, nuevos escenarios y nuevas criaturas y personajes que dan variedad a la jugabilidad, aunque no tanta como hubiera sido deseado, quedándose en este aspecto algo corto aunque suficiente. De esta forma podremos ver como ante nosotros se abren escenarios basados en cavernas, cascadas y demás elementos del paisaje que irán creciendo en vertical, a modo de paisajes flotantes. Pero para conseguir esto, primero deberemos resolver ciertos puzles que una vez solventados permitirán que nuestra planta alcance el lugar deseado e idóneo para desarrollarse.

La otra mecánica en la que se sustenta la jugabilidad del título son las fases de escalada, que podemos decir que son las más importantes en el juego. De hecho podremos trepar casi a cualquier sitio que se encuentre a nuestro alcance (eso sí, el control de cada extremidad es independiente, por lo que puede ser en un principio un tanto complejo). Es por esto que si no queremos pegarnos una buena paliza a la hora de trepar, es importante ir descubriendo los distintos puntos de teletransporte que hay diseminados por los escenarios y que harán nuestra vida mucho más cómoda, ya que en caso de que nuestro querido B.U.D pierda el equilibrio y caiga, deberemos hacer todo el camino hacia arriba de vuelta.

Uno de los puntos menos positivos del juego es la falta de interacción con los elementos del entorno, a excepción de una especie de flores blancas que podremos usar a modo de paracaídas que nos permitirán flotar unos segundos en el aire, aunque tienen como contrapartida que se deterioran con su uso (dependiendo del número de pétalos que tengan podremos usarlos más o menos tiempo). A aparte de esto no podemos decor que exista una verdadera interacción con el entorno.

Fuente: www.trucoteca.com

Grow Home es un título no es un título con el que nos vayamos a tirar horas jugando, es más, conseguir el objetivo de hacer crecer la Star Plant hasta su máximo y conseguir todos nuestros objetivos no nos llevará más de cuatro o cinco horas, incluso si somos muy completistas y decidimos buscar y encontrar los cien cristales que a modo de coleccionable hay repartidos por los distintos escenarios, y que dicho sea de paso nos otorgan el poder desbloquear la habilidad de saltar, hacer zoom en la cámara, trepar más rápido, etcétera (hasta completar un total de seis “poderes” especiales). Ya que ninguno de estos poderes son necesarios para superar el juego, a lo que hemos de sumar la ausencia de enemigos, el hecho de que tengamos que explorar es más decisión propia del jugador que una cierta obligación del juego, algo que no terminamos de entender y que deja al jugador con ganas de mucho más o peor aun con la sensación de no haber entendido del todo el juego… pero es que no hay más.

En lo que se refiere al campo artístico y visual, podemos decir que es uno de los puntos fuertes de Grow Home. El título hace gala de una estética nostálgica, haciendo uso de los diseños poligonales de los videojuegos de antaño e incluso exagerándolos, buscando la sensación de nostalgia en el jugador, algo que por otro lado consigue. Todos los elementos están compuestos por polígonos de gran tamaño, a lo que hemos de sumar un gran colorido dando como resultado una estética brillante y bastante lucida.

En lo que se refiere al apartado de audio podemos decir, entre otras cosas porque es un apartado casi inexistente. La banda sonora es totalmente de relleno y los efectos de sonido cumplen de manera suficiente y básica. Llama la atención el hecho de que no existan diálogos (ni siquiera en forma de subtítulos) en todo el juego, aunque por otro lado tampoco es que haya mucho que contar.

A modo de conclusión podemos decir que Grow Home no es un título que vaya a pasar a los anales de los juegos indie y en cierta manera puede ser uno de esos juegos que pasen totalmente desapercibidos. Como algo positivo podemos decir que su precio lo hace bastante atractivo, 7’99 euros, y que su campo estético es muy notable, pero no podemos dejar de pensar que la propuesta podría haber dado mucho más de sí. Sea como sea, Grow Home es un título que divierte, que gusta, y puede que los más fanáticos de los juegos indie lo valoren mucho, sin embargo cuenta con ciertos aspectos que juegan en su contra como su corta rejugabilidad y durabilidad o vida útil, algo que tendrían que reconocer hasta esos mismos fanáticos indie.

Grow Home - Trailer de Lanzamiento

Trucos de Grow Home para PC.


Análisis para PC

    PC

Grow Home

Género: Accion / Plataformas
Desarrollador: Reflections
Editor/Distribuidor: Ubisoft


Otras puntuaciones

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis grow home bud star plant plataformas robot aventura steam titulo experimental

Analisis - Grow Home

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos