Analisis - Company of Heroes 2

Publicado el 26/06/2013

Relic Entertainment es uno de esos estudios que tras un gran éxito se niega a que se le catalogue y enclaustre dentro de un género concreto y después del campanazo que supuso Warhammer 40.000: Dawn of War en 2004 así como Company of Héroes, estuvo haciendo sus pinitos en otros géneros con más o menos aciertos.

Sin embargo, podemos estar de enhorabuena ya que tras un tiempo que a algunos se les ha antojado una agonía de cinco años, recupera el género RTS para traernos un nuevo título, Company of Heroes 2 que promete ser uno de los mejores títulos del género sobre todo si tenemos en cuenta que los avances tecnológicos están de su parte así como la legión de fans de la saga y de los juegos de simulación de guerra en tiempo real y, cómo no, de la Segunda Guerra Mundial. Las preguntas son lógicas ¿estará a las alturas de las expectativas? ¿Qué novedades se han incluido? ¿Ha aprovechado los avances tecnológicos? Intentaremos responder a estas preguntas a lo largo de este análisis.

Una de las características de este Company of Heroes 2 es su versatilidad y su enorme oferta de contenidos que nos pueden disparar la duración del juego en torno a las 20 horas, eso sin contar con los tres niveles de dificultad que pueden disparar la duración bastante sobre todo en el nivel más duro.

Entrando un poco en materia y centrándonos en la campaña en solitario, se nos presenta la historia de un oficial soviético que responde a unos cargos que le supondrán la condena a muerte. En el interrogatorio llevado por un coronel de su ejército empieza a rememorar a base de flashbacks las distintas acciones llevadas por parte del ejército rojo que fueron determinantes en la Segunda Guerra Mundial y en las que nuestro protagonista (es decir, nosotros) tuvo un papel relevante. Tras esto el título no se anda con chiquitas y tras una introducción cinemática que nos deja pegados al asiento no mete de lleno en la batalla de Stanlingrado una de las más cruentas de toda la Guerra… y sí, los alemanes nos están dando una paliza.

Así es como nos meterán en situación, en una batalla en la que nuestro objetivo va a ser asegurar la retirada de nuestras tropas, así como ir consiguiendo ciertos objetivos como salvar a un edificio de civiles del empuje de las tropas alemanes que están barriendo la ciudad en plena operación Barbarroja…. Lo interesante y apasionante de esta historia es poder vivir en primera persona cada una de las incursiones, batallas y escaramuzas y enfrentarnos con nuestro ingenio a unas tropas que nos superan en número y armamento, al menos en un primer momento.

Y es que Company of Heroes 2, es un título fiel a la historia y nos plantea un ejército rojo que va de menos a más, de unas batallas en las que nos barren a otras en las que nos vamos recuperando, a medida que vamos progresando en la modalidad en solitario o campaña y a medida que avanza el temido general invierno.

Sin embargo, no todo es frío y nieve y uno de los grandes aciertos de este programa es plantear una variedad de escenarios en los que tendremos que tener en cuenta las condiciones que se dan en los mismos para plantear una u otra estrategia. No es lo mismo combatir en un clima más o menos agradecido como la batalla de Stanlingrado, que en mitad de las estepas rusas en mitad del invierno, con venticas, ríos helados, poca visibilidad, etc... El título hace de la variedad de situaciones toda una virtud, y de la adaptación del jugador un requisito para poder ir progresando en la campaña a medida que nos vamos organizando y haciendo más fuertes.

A esta necesidad de adaptación hemos de sumar la necesidad de conocer las virtudes y limitaciones de cada uno de nuestros tipos de tropa y recursos, por ejemplo, es inútil intentar para aun blindado alemán a fuerza de infantería ya que lo único que conseguiríamos sería perder tropas, para ello necesitaremos explosivos y solo los ingenieros pueden manejarlos bien, es una estupidez reconocer una zona con un blindado ya que llamaríamos inmediatamente la atención, etc… Como vemos el esquema básico de cualquier RTS que se precie se repite una vez más en Company of Heroes 2, esa especie de pirámide de poderes en la que cada unidad tiene su papel y que el buen jugador tendrá que saber manejar bien si quiere llegar a buen puerto cada misión. Bien es cierto que la fórmula está vista y revista, pero es innegable que funciona a las mil maravillas.

Si comparamos este Company of Heroes con su predecesor, la verdad es que no encontraremos demasiados cambios en su mecánica jugable más esencial. Es decir, el título nuevamente nos propone el ir recuperando y controlando militarmente una serie de puntos estratégicos que nos proporcionarán recursos y que deberemos ir consiguiendo de manera escalonada. El mapa general estará dividido en pequeñas áreas en las que tendremos que controlar estos recursos y como es natural eliminar a la resistencia y guardia enemiga. Una vez controlada la zona no todo acaba aquí sino que tendremos que mantener bajo nuestro dominio la zona repeliendo los ataques adversarios en ocasiones muy fuertes y virulentos, dependiendo de la importancia de la zona que vendrá determinada por la materia prima a controlar.

En este sentido, el combustible, la munición, el número de tropa o efectivos y, por último, al límite de capacidad de población serán de vital importancia. Gracias al primero podremos compra de vehículos, edificios y fases de batalla en el caso alemán, en referencia al segundo podremos usar habilidades o invertir en mejoras. Para conseguir estos puntos estratégicos y vitales tendremos que capturar los puntos señalizados como enemigos o bien controlar grandes zonas de territorio formando una red de comunicaciones.

Y es que en batalla deberemos tomar la ofensiva en todo momento en un ritmo trepidante que nos obliga a adaptarnos constantemente a las cambiantes circunstancias de la batalla. Este dinamismo presente en Company of Heroes 2 no es gratuito, es decir, aun a pesar de tener que decidir rápido debemos también tener presente cual de los objetivos es más o menos importante a corto o largo plazo de manera que como buen estratega muchas decisiones de atacar o capturar un puesto deberán tomarse a su debido tiempo. Con este planteamiento, el título huye de los RTS en lo que lo único que debíamos tener presente es luchar y derrotar en cada combate al enemigo con lo que se caía en una sucesión de enfrentamientos sin sentido. El objetivo es minar poco a poco con nuestros avances y conquistas la resistencia enemiga hasta ponerlos en una situación en la que su derrota sea inevitable.

Mención especial en la mecánica del juego hay que hacer a las coberturas, que darán a la infantería una oportunidad de no caer como ratas, algo que les pasará en campo abierto y bajo fuego enemigo. La gestión y toma de posiciones de cobertura se hace pues esencial para dotar a nuestra infantería de poder militar de manera que se transforma en atenticos huesos duros de roer si se encuentran bien parapetados, al igual que los enemigos. Durante la batalla aparecerá un indicador de color verde que nos indica que nuestras tropas están a cubierto y en rojo cuando nos estamos desplazando sin ningún tipo de resguardo en forma de muro o escombros, y es entonces cuando debes tener especial cuidado, siendo obligado pensar los avances de manera que nuestras tropas no se expongan demasiado inútilmente.

Por si fuera poco, deberemos tener en cuenta como hemos dicho antes qué tipo de tropa y especialistas manejamos, lo que hace que el abanico de opciones y de decisiones se multiplique exponencialmente. En este sentido nos encontramos con francotiradores, comandos, fusileros pesados, enfermeros, etc… así como los lógicos vehículos y armas fijas como tanques, armas anticarro, puestos MGM, etc. Todo esto hace que debamos tener en cuenta el tipo de acercamiento y de estrategia, de armas a usar, de tropa más adecuada, la moral que tiene cada tipo de tropa, etc… Y todo a un ritmo enloquecedor.

Como vemos la campaña individual off line sería más que suficiente, pero como es de recibo en los tiempos que corren Company of Heroes 2 presenta una nutrida oferta multijugador que sin duda es el punto fuerte del título y Relic Entertainment lo sabe.

Fuente: www.trucoteca.com

En este sentido, nos encontramos con combates contra otros jugadores en línea de manera que se plantean partidas 1 contra 1, 2 contra 2, 3 contra 3 o como máximo 4 contra 4, o bien trabajar de manera cooperativa contra la IA enemiga en distintos niveles de dificultad que van desde graduados en fácil, estándar, difícil y experto. Además tendremos para elegir hasta quince mapas o localizaciones cada uno con unas características diferenciadoras y en las que las condiciones climáticas, la cantidad de parapetos, el tipo de terreno determinarán en una u otra manera nuestra estrategia de manera muy notable.

También podremos establecer las condiciones que se han de cumplir para que un bando sea elegido como el que se alza con la victoria, que pueden ser la exterminación total del enemigo, el alcanzar una serie de objetivos clave, el control de puntos estratégicos, la toma de un territorio específico y un largo etc.

Mención especial hay que hacer a la modalidad Teatro de Operaciones que sin duda está llamado a dar una mayor vida útil a Company of Heroes 2. En esta modalidad de manera cooperativa nos mediremos con nuestros aliados on line contra la IA enemiga, de manera que partiendo desde cero (solo con un pelotón de infantería, unos ingenieros y un centro de operaciones) deberemos progresivamente ir empujando, a base de ganar batallas con una dificultad progresiva, los envites y avances enemigos. Como todo en el juego es progresivo y recrea las distintas fases del conflicto. Todo un acierto y que sin duda explota el carácter competitivo de los jugadores tan aficionados a marcadores y a la consecución de ciertos logros.

Existe también un cierto punto de personalización de los ejércitos que van desde lo más meramente estético, es decir, elegir el color de los uniformes o el color de los vehículos hasta lo más serio y determinante como es la elección de los distintos comandantes y oficiales de nuestro ejército, ya que dependiendo de nuestra elección se potenciarán aspectos como por ejemplo las características de los vehículos, el tipo de táctica de ataque frontal, la capacidad de ataque contra los blindados, etc… Como podemos comprobar algo de vital importancia y que deberemos sopesar antes de enfrentarnos a depende qué enemigo y qué escenario.

En lo referente a su apartado artístico y gráfico nos encontramos ante un juego que sin duda ha hecho las tareas como deben hacerse, convirtiéndose en uno de los mejores que hay actualmente en el mercado. Los chicos de Relic Entertainment, han seguido con los altos estándares de realismo que pudimos ver en anteriores trabajos. En este sentido, los modelados de personajes, las texturas de los escenarios están recreados con mimo al igual que el sobresaliente trabajo realizado en la carga poligonal, algo que siempre ha sido el talón de Aquiles de los RTS. Las animaciones están un poco por debajo de este nivel si bien sería injusto tratarlas de normales, aunque es innegable que no son su punto fuerte.

En el plano tecnológico sencillamente apabullante, algo que podremos intuir cuando vemos los requisitos para su instalación (como muestra comprobamos por ejemplo que la instalación del programa en disco duro está en torno a los 10 gigas). La IA funciona bastante bien, las físicas y las relaciones con el entorno son lógicas y altamente realistas, así como los distintos efectos en pantalla que trabajan en el sentido de otorgar una espectacular experiencia jugable.

A nivel de audio, una banda sonora épica que nos acompañará en los menús y en los momentos de flashbacks de nuestro protagonista que cumple su cometido pero sin llegar a destacar. El peso del apartado de audio se lo lleva sin lugar a dudas el impresionante trabajo de los efectos de sonido que consiguen meternos de lleno en la batalla, a base de caóticas explosiones, disparos, gritos, órdenes y contraórdenes, etc… Si lo jugamos con unos auriculares de gama media alta sencillamente parecerá que estamos en mitad de todo a un nivel de inmersión espectacular. Además otro de los puntos fuertes de este apartado y que siempre valoramos muy bien en Trucoteca, es que el título llega totalmente doblado al castellano con un trabajo bastante aceptable.

A modo de conclusión podemos decir que Company of Heroes 2 se ha hecho esperar haciendo cierto el refrán de que todo lo bueno se hace esperar y es que el nuevo producto de Relic Entertainment es sencillamente sobresaliente. Bien es cierto que no inventa nada nuevo, pero sí que hace que una fórmula que funciona bastante bien y que los estudios manejan a la perfección sea una de los mejores exponentes del género RTS que existen hoy en día.

La variedad de modalidades de juego hacen que el título tenga una vida útil realmente larga, además de hacer que sea adictivo hasta el punto de no cansarnos de jugarlo. Un trabajo artístico y técnico que hace que el título luzca y funcione de manera espectacular y estable. Sencillamente este Company of Heroes 2 es lo que todo aficionado a los RTS estaba esperando y no se nos ocurre mejor título si aun no has empezado en el género. Todo un must have.

Trailer de lanzamiento - Company of Heroes 2

 


Análisis para PC

    PC

Company Of Heroes 2

Género: Estrategia
Desarrollador: Relic entertainment
Editor/Distribuidor: Thq


Otras puntuaciones

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis company heroes secuela juego mejor valorado todos tiempos estrategia guerra simulador shooter sega verano venta

Analisis - Company of Heroes 2

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos