Analisis - Ziggurat

Publicado el 13/04/2015

Hay veces que en el mundo gamer nos encontramos con alguna que otra sorpresa, juegos que nadie se espera, estudios que son pocos conocidos y que nos ofrecen un título que no solo es divertido sino que además nos proporciona unas muy buenas horas de juego. En este sentido, puede que nos encontremos ante uno de estos regalos que nadie se espera, y lo mejor es que proviene de nuestro propio país, concretamente de los estudios asturianos  Milkstone Studios. Estos estudios no son novaos en estas lides, ya que, como muchos de vosotros sabréis ya han hecho sus pinitos en Xbox Live Indie Games, con títulos como por ejemplo Avatar Ninja, Little Racers: Street y el más conocido White Noise Online e incluso se han atrevido con juegos para móviles y sobre todo para Steam.

Entrando en materia, en Ziggurat se nos mete en la piel de un joven mago que está envuelto en un viaje hacia la gran Torre de la Hechicería, con el fin de pasar las pruebas necesarias que lo hagan miembro de pleno derecho de la orden de magos, el auténtico motor de su viaje. Pero no todo es tan simple como en un principio podría parecer y como es lógico, las cosas se complican. No queremos decir demasiado de la historia para no caer en spoilers que fastidien la historia, si bien podemos decir que la historia no es demasiado brillante aunque cumple su cometido de mantener el interés del jugador bastante bien.

Sea como sea, entrando en terrenos jugables, el título nos propone ir creciendo en habilidades a medida que nuestro personaje vaya superando diferentes pruebas. De esta manera, al principio encontraremos que nuestro personaje es poco más que un total noob en esto de la magia y las habilidades de las que hace gala son un poco simples, tanto que al principio solo contaremos con un poder. Sin embargo, a medida que nos enfrentemos y superemos los retos que nos aguardan en cada una de las salas a las que entramos iremos ganando poderes que posteriormente podremos combinar para seguir superando pruebas y retos. De esta manera, cada vez que superemos una prueba o reto ganaremos un arma (la primera que obtendremos es nuestra querida y valiosa varita mágica, que realiza ataques poco potentes pero que regenera su poder automáticamente).

De esta manera, tenemos simultáneamente la posibilidad de visitar diferentes salas e incluso podemos echar un vistazo para intuir más o menos con lo que nos vamos a ver las caras, pero una vez que nos decidamos por una u otra nos encontraremos encerrados, ya que las puertas quedarán bloqueadas cuando entremos y nos veremos envueltos en una lucha con un buen número de enemigos a los que tenemos que eliminar con los medios de que dispongamos… y a esto debemos sumar a que los enemigos no son precisamente amigables o poco agresivos, sino todo lo contrario.

Con esta en principio simple jugabilidad nos encontramos con un juego que nos pide que mejoremos de manera constante en el uso de nuestras armas y nuestras habilidades, algo a lo que ayuda el sentido de progresión del juego cuya curva de aprendizaje es suave. Sea como sea, el juego es exigente y pondrá a prueba nuestras habilidades aunque seamos bastante veteranos en juegos FPS. De esta manera, no solo se trata de entrar a una sala y dispara a todo lo que se mueva, sino que tendremos que planear cual es la mejor arma que podemos usar contra cada enemigo, cual es la mejor estrategia para enfocar las batallas, como usar nuestras habilidades, etcétera, lo que da al juego una mayor variedad y rompe con lo que podía haber sido un juego bastante monótono, haciéndolo como hemos mencionado muy entretenido.

La estrategia se vuelve importante no solo para lograr el triunfo en las batallas sino por el hecho de que si morimos… no podemos continuar, así de sencillo. Así que como vemos si no queremos iniciar desde el principio con nuestra fiel varita y nada más, no nos queda más remedio que andarnos con mucho cuidado. Una medida que a muchos puede parecer excesiva pero que los gamers más puristas seguro aplaudirán, sobre todo teniendo en cuenta el debate sobre la baja dificultad que presentan los juegos en los últimos tiempos.

Dejando el tema de morir de lado, si vamos sobreviviendo podremos ver como nuestro personaje va progresando y ganando en habilidades de manera que los encuentros con los enemigos “normales” se hace más llevaderos, siendo las verdaderas pruebas de habilidad y destreza los encuentros con los boss que nos iremos encontrando al final de cada nivel, que no solo son mucho más impresionantes sino también mucho más fuertes y resistentes, e incluso hacen gala de ataques muy variados o bien son capaces de invocar enemigos que les sirvan de ayuda, lo que los transforma en auténticos retos.

Fuente: www.trucoteca.com

Y es que sin duda tenemos que destacar la variedad de los enemigos. Bien es cierto que existen algunos más o menos genéricos pero por lo  general son bastante variados e incluso graciosos como por ejemplo las zanahorias mutantes o los pollos asesinos… en fin, en la variedad está el gusto.

En lo que se refiere a su apartado técnico y gráfico, Ziggurat hace gala de un acabado lleno de detalles y con unas texturas dignas de juegos de estudios de mucho más nombre. En este sentido, destacan no solo el diseño de los escenarios sino también de sus elementos como por ejemplo los efectos de las explosiones, la iluminación, el tratamiento de los fluidos, etcétera… que se mueven con soltura con el motor gráfico Unity del juego. Bien es cierto que no existen muchas cinemáticas, pero las que hay están muy bien tratadas y logradas. Poco que destacar sin embargo en lo que se refiere a su apartado sonoro, ni en lo que se refiere a su banda sonora ni en lo que se refiere a las voces empleadas. Los efectos de sonidos por otro lado, cumplen sin destacar pero en general hacen un buen trabajo.

A modo de conclusión podemos decir que Ziggurat es un título que nos da más de lo que en un principio podríamos esperar de él, no solo en lo que se refiere a su diversión sino también porque es una auténtica sorpresa para todo el que tenga el buen tino de hacerse con él. Se le echa de menos un modo multijugador y tal vez una mayor duración, algo que lo hubiera hecho un auténtico must have en toda regla. Sea como sea, Ziggurat es un juego que no debes dejar pasar.

Ziggurat - Trailer

 


Análisis para Xbox One

    XONE

Ziggurat

Género: Accion / Rol
Desarrollador: Milkstone studios
Editor/Distribuidor: Milkstone studios


Otras puntuaciones

PC

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis ziggurat xbox one milkstone accion aventura disparos shooter fps magia habilidades hechizos enemigos

Analisis - Ziggurat

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos