Analisis - ScreamRide

Publicado el 05/03/2015

Hace ya bastante tiempo que el género de gestión de recursos vivió su época dorada, en aquel entonces reinaba la PlayStation 1 y en menor medida el PC… tiempos que quedan ya muy lejanos. Sin embargo, el género ha conseguido resurgir de sus cenizas gracias a en gran medida a los dispositivos móviles y a las plataformas de descarga digital en menor medida. Sea como sea, el género está en buena forma, algo que han aprovechado los chicos de Frontier Games, que tienen bastante oficio en este género, para lanzar ScreamRide, un juego que llega con la promesa de hacer que gestionar un parque de atracciones sea divertido y adictiva.

Entrando en materia, poco podemos decir de la historia o argumento que como es lógico en este género es inexistente. Concentrándonos en lo que realmente importa que es las modalidades de juego y la jugabilidad en sí, el juego nos da bastante con lo que lidiar. Empezando por las modalidades de juego principales, encontramos dos principales, a saber, el modo Carrera y el modo Sandbox.

En la primera modalidad de juego, Carrera, nos encontramos con una serie de misiones en las que tendremos que adoptar tres papeles o jugabilidades diferenciadas. La primera de ellas es la de meternos en la piel de los ScrimeRiders, o probadores humanos de montañas rusas con los que tendremos la misión de probar todas estas atracciones que nos va a ir proponiendo el título. De esta manera deberemos no solo testear la montaña rusa, sino que también deberemos dirigir y conducir las vagonetas de la mejor manera posible para evitar que se salga del recorrido en diferentes puntos. Como es lógico, las primeras misiones son bastante asequibles y básicamente solo deberemos preocuparnos de acelerar y frenar cuando sea necesario, algo que se irá complicando a medida que vayamos progresando en el juego.

De esta manera, cada nueva misión irá introduciendo nuevas características a controlar y a tener en cuenta a la hora de manejar las vagonetas, otorgando variedad a la jugabilidad de esta modalidad (saltos, turbo, obstáculos, aterrizar en un lugar determinado de manera precisa…). Además en cada una de estas misiones se incluyen una serie de objetivos secundarios que nos dan más puntos que serán totalmente necesarios para alcanzar las medallas que nos desbloquearán las fases siguientes. Todas estas inclusiones en principio sencillas consiguen aportar a la jugabilidad un toque de variedad que se agradece mucho y que hace que al ganar en dificultad el poder adictivo sea mayor.

Por otro lado, tenemos misiones de destrucción en las que deberemos derribar ciertas construcciones con ayuda de bolas de demolición y otros objetos disparándolos con un lanzador… unas misiones que aportan variedad y que gustan bastante. De nuevo a medida que vayamos avanzando se irán introduciendo nuevos elementos que harán que se compliquen las misiones. En este sentido, nos encontramos con elementos para ajustar el ángulo de lanzamiento, escudos protectores, zonas de rebote en los edificios, etcétera.

En último lugar nos encontramos con las pruebas de ingeniería, en las que nuestra misión es construir la atracción que se nos encargue y siguiendo unas reglas específicas. Deberemos tener en cuenta factores como por ejemplo la extensión de la atracción, el nivel de diversión de la misma, la complejidad de la atracción, los loopings que incluyamos… Puede que estas sean las misiones menos divertidas de todas las que nos encontramos en el juego, aun así cumplen el cometido de dar variedad a el modo Carrera.  

El otro modo de juego principal es el Sandbox, que sin duda es el punto fuerte del título, gracias entre otras cosas a un poderoso editor que nos da una enorme variedad de opciones de creación. En este sentido, podremos recrear atracciones, montañas rusas, tiendas de recuerdos y un larguísimo etcétera. Las posibilidades son impresionantes tanto en la extensión de lo que podemos emprender como en la variedad de construcciones, con la limitación de tener que encontrar las piezas necesarias para poder realizarlas.

Fuente: www.trucoteca.com

Para poder desbloquear material con el que emprender la realización de nuestras creaciones, deberemos ir desbloqueando en la modalidad de juego principal dichos materiales superando las diferentes misiones que se nos plantean, es decir, a más misiones terminadas, más podremos hacer crecer nuestras propias atracciones y construcciones. Además tendremos la posibilidad de compartir nuestras creaciones online con el resto de la comunidad, lo que hace que la vida útil del juego se prolongue un poco más.

A todo esto hemos de sumar el tono jocoso y cómico que impregna todo el título a través de escenas cinemáticas bastante bien resueltas, en las que se ha puesto bastante interés por parte de los desarrolladores que se han tomado muy en serio el hecho de tener al jugador ocupado realizando tareas muy diversas y entretenidas.

En lo que se refiere a su apartado técnico, no podemos decir que nos encontremos ante una gran proeza de la técnica entre otras cosas porque el género y la jugabilidad no se prestan a ello. Aun a pesar de esto hay que reconocer que el título es bastante solvente en este apartado, con un motor gráfico que hace que todo se mueva, tanto los elementos de los entornos como los diferentes personajes, de manera fluida. En lo que se refiere a su apartado artístico, ScreamRide es un título colorido que da muy buena impresión en pantalla, con cierto toque cómico. El acabado de los personajes está bien conseguido aunque no hace gala de demasiados detalles, lo mismo que los elementos de las atracciones.

En lo que se refiere a su apartado sonoro, el juego hace gala de un buen trabajo en lo que se refiere a los efectos sonoros y a las voces (en inglés), algo que no podemos decir de la banda sonora que resulta algo machacona y monótona.

A modo de conclusión podemos decir que ScreamRide es un título que da lo que nos promete y un poco más, es decir, diversión y una larga vida útil. Sus dos modalidades son adictivas y con suficientes modos de juego que aportan variedad. Sea como sea, no es un género para el que haya mucho público, aunque es un juego altamente recomendable, por su calidad general y porque supone una buena alternativa a un panorama lleno de shooters. 

ScreamRide - Gameplay

 


Análisis para Xbox One

    XONE

ScreamRide

Género: Estrategia / Simulador
Desarrollador: Frontier developments
Editor/Distribuidor: Microsoft game studios


Otras puntuaciones

X360

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis screamride xbox one xbox 360 atracciones montaña rusa parque de atracciones destruccion roller coaster

Analisis - ScreamRide