Analisis - Ori and the Blind Forest

Publicado el 23/03/2015

Para muchos gamers los videojuegos indie son un refugio en el que cabe todo tipo de ejercicios de creatividad no condicionados por las fórmulas mucho más comercial del resto de géneros, para otros en la mayoría de los casos, no pasan de ser juegos con mucha historia y poca acción. Sea como sea, y como suele suceder en el mundo del videojuego, no por el mero hecho de que algo pueda ser etiquetado bajo el nombre “indie” es sinónimo de ser un buen producto, aunque también es innegable que de vez en cuando nos encontramos con auténticas joyas, como es el caso de Ori and the Blind Forest.

Puede parecer un poco precipitado que al inicio de un análisis ya digamos que un juego puede ser tildado como muy bueno, o “joya”, así que vamos a ir paso por paso por sus distintos aspectos para comprobar si al finalizar este análisis no opinas lo mismo, sobre todo teniendo en cuenta que no es la primera vez que nos podríamos encontrar ante un videojuego “indie” que tras un trabajo artístico fantástico no ofrecían nada más.

A nivel argumental, Ori and the Blind Forest nos sitúa en un mundo poblado de seres horripilantes y monstruosos, un mundo desolado en el que nos encontramos solos. Este sentimiento de desolación y soledad se ha sabido trasmitir muy bien por parte de los desarrolladores del juego, Moon Studios, que si bien no tienen una trayectoria muy dilatada, es innegable que poseen un gran talento.  Sea como sea, el título no se pierde en un argumento enrevesado y nos plantea una historia presente en muchos otros videojuegos, es decir, la lucha entre la oscuridad y la luz, el bien contra el mal, la diferencia está en cómo se nos presenta esta historia.

Sin entrar en demasiado detalles para evitar spoilers, nos encontramos ante un bosque que se muere, concretamente su árbol principal, una especie de alma del bosque, y solo puede ser salvado por una persona, nuestro protagonista, un ser solitario, sin familia y que tiene que volver al lugar que le vio nacer para intentar salvar lo que una vez fue su hogar. Una historia emotiva, que nos pone sobre la mesa valores elevados, como la esperanza y el inconformismo. Eso sí, prepárate para una aventura que tiene mucho de interior ya que la soledad será nuestra principal compañera, algo que por otro lado nos permite perdernos, investigar y disfrutar de los escenarios que conforman este particular y bello mundo, que nos llevan desde la más asombrosa belleza natural, hasta la decadencia más absoluta.

Hasta aquí todo genial, pero… ¿es el típico juego de corte indie que se pierde en un apartado artístico impresionante y una jugabilidad escasa? Como hemos mencionado al inicio de este análisis, este suele ser uno de los principales males de los que se acusa a los juegos indie, pero por fortuna este no es el caso.

La exploración es uno de los pilares en los que se fundamenta este título, algo que podemos comprobar al ver el diseño laberíntico en el que se basan su escenarios (que pueden ser revisitados las veces que quieras por si has olvidado algo, o simplemente por si quieres descubrir algún nuevo rincón). En este sentido de diseño laberíntico, contamos con nuestro mapa, que entre otras cosas nos ayudará a encontrar los ítems que hay en cada escenario.

Sin embargo, no todo es exploración de los escenarios, sino que también contamos con combates en los que tenemos que enfrentarnos a enemigos bastante diversos, aunque siendo totalmente sinceros, no son demasiado complicados ya que en la mayoría de las ocasiones tendremos que eliminar a los enemigos pulsando el botón X lo que hará que nuestro personaje emita un rayo que puede fulminarlos desde lejos. Un esquema de combate sencillo pero que consigue enganchar, y más si tenemos en cuenta que cuenta con un sistema de mejoras bastante bueno, que aportan cierta variedad.

Este sistema de mejoras está basado en la acumulación de experiencia, es decir, en ganar puntos de experiencia a base de ir derrotando a las criaturas malignas que nos vayamos encontrando. Estos puntos de experiencia pueden revertirse en invertir en mejorar nuestras estadísticas, como por ejemplo el daño que causamos, el que recibimos, la velocidad de ataque… Además de esto, podemos mejorar y obtener nuevas habilidades como por ejemplo, el doble salto, la escalada por diversas superficies, flotar en el aire, velocidad, etcétera…

Fuente: www.trucoteca.com
 

Este sistema de mejoras aporta variedad y cierta profundidad a la jugabilidad, a lo que hemos de sumar que el nivel de dificultad no es para nada sencillo y en más de una ocasión debamos hacer gala de nuestras mejores habilidades. Mención especial debemos hacer al sistema de guardado, que nos propone que seamos nosotros los que creemos nuestros puntos de guardado, para lo que tendremos que tener bastante energía que iremos acumulando de cada encuentro con enemigos. Sea como sea, también esto hace que tengamos que ser cuidadosos a la hora de crear un punto de guardado, es decir, no podemos malgastar la energía en crear puntos de guardado muy próximos entre sí y tenemos que recordar hacer un punto de guardado de vez en cuando, ya que si fracasamos y no tenemos un punto de guardado próximo empezaremos desde el último que hayamos hecho…. Por muy lejano que esté.

A nivel gráfico y técnico, Ori and the Blind Forest es sencillamente soberbio. Bien es cierto que no es ningún prodigio técnico, aunque el titulo se comporta de manera estable en todos sus aspectos y hace gala de un buen trabajo en lo referente a texturas y tratamiento de la luz, pero siendo sinceros no pone en ningún aprieto al hardware. Sin duda el alma del juego es su apartado estético, es aquí donde podemos decir que nos encontramos ante un juego que supone un soplo de aire fresco, un ejercicio de imaginación y fantasía, que nos trasporta a su mundo a los pocos minutos de estar jugando. Los escenarios son muy coloridos, brillantes cuando han de serlo y oscuros y lúgubres en las zonas de desolación. Sea como sea, los detalles están muy bien tratados, así como el tratamiento de la luz, lo que como decimos todo tenga ese punto onírico que hace que hace que nos metamos desde el primer momento en la aventura.

En lo que se refiere a su apartado sonoro, sin duda lo que más destaca es su buenísima banda sonora en la que destacan las melodías de corte melancólico, aunque las hay para todos los gustos y también las hay con ciertos toques épicos que se ajustan perfectamente a la narración y a lo que realizamos en pantalla. Los efectos de sonido pasan un poco más desapercibidos y cumplen con su trabajo sin sobresalir demasiado.

A modo de conclusión podemos decir que Ori and the Blind Forest es uno de esos juegos que pasarán a formar parte de la memoria de todos los jugadores que tengan la suerte de jugar con él. Una historia que engancha, un apartado estético impresionante y una jugabilidad que hace que nos enganchemos al juego desde el primer momento. Los chicos de Moon Studios no son muy veteranos en este mundo, pero sin duda han encontrado la manera de hacer uno de los juegos con más personalidad y carisma que hemos podido disfrutar en los últimos tiempos. Ori and the Blind Forest  es un título que si eres amante de los videojuego indie no debes dejar pasar bajo ningún concepto, y si no lo eres … solo tienes que jugarlo un poco para convertirte en un amante de este tipo de juegos. Al principio del análisis decíamos que Ori and the Blind Forest era una joya… ahora después de jugarlo y analizarlo podemos no solo decirlo, sino asegurarlo. 

Ori and the Blind Forest - Trailer de lanzamiento

 


Análisis para Xbox One

    XONE

Ori and the Blind Forest

Género: Aventura / Plataformas

Editor/Distribuidor: Microsoft


Otras puntuaciones

PC

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis ori an the blind forest xbox one pc aventura plataformas microaoft bosque nibel ori espiritu

Analisis - Ori and the Blind Forest

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos