Analisis - Hatsune Miku: Project Diva F 2nd

Publicado el 15/12/2014

Hubo un tiempo no demasiado lejano en que los videojuegos de género musical estaban de moda, algo que todos los gamers en mayor o menor medida sabemos porque en más de una ocasión nos hemos sorprendido jugando a uno de estos juegos. Por suerte o por desgracia (dependiendo de cada gusto), esta moda pasó y sin embargo aun quedan algunos títulos que resisten en esta categoría de juegos entre las decenas de títulos más enfocados a la acción que sin duda son el género estrella de este momento y de las plataformas de nueva generación. En este marco nos encontramos con Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd, un título que puede ser desconocido para la gran mayoría de jugones que se dedican a otros géneros pero que es muy conocido por los seguidores del género musical.

Como todos podemos intuir por el nombre del juego, es en el país nipón donde realmente este juego causa furor, teniendo incluso toda una línea de merchandising y conciertos (sí, conciertos) virtuales. El protagonista de esta serie de videojuegos es Miku, un personaje y a la vez un banco de voz para el programa Vocaloid, un sintetizador que se utiliza para crear canciones y melodías, desarrollado por Yamaha con la colaboración del Music Technology Group, que se encarna en un personaje manga del estilo colegiala que tanto gusta en Japón (y en el resto del mundo, para que vamos a engañarnos). Y es que Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd es un juego con unas características que lo hacen muy japonés, es decir, muy colorido, brillante, rápido y con canciones muy movidas, aunque también podemos encontrar otras más lentas… para todos los gustos.

Entrando en la jugabilidad, Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd se basa en las mecánicas de QTE, que ponen a prueba nuestro sentido del ritmo y de capacidad para seguir las melodías. De esta manera, nos aparecerán una serie de videoclips animados en la pantalla (desde el principio contaremos con más de cuarenta canciones de las cuales más de la mitad son nuevas con respecto a su predecesor) protagonizado por nuestro personaje e inmediatamente empezarán a aparecer iconos de los botone que tenemos que pulsar, o bien de movimientos que tenemos que realizar con nuestros sticks, o bien botones que tenemos que pulsar durante un tiempo determinado e incluso combinaciones de pulsaciones de botones con movimientos de sticks o de la cruceta, todo un amplio abanico de movimientos y combinaciones de los mismos que si bien son fáciles e intuitivos, son difíciles de dominar al completo. Y es que debemos tener en cuenta que Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd premia lo precisos que seamos al realizar los diferentes movimientos con nuestro mando, así como los combos que nos ayudarán a acumular puntos más rápidamente.

Hasta aquí todo más o menos como podemos ver en otros juegos, sin embargo hay un aspecto que diferencia a Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd  del resto de los juegos de este tipo y es que los iconos de las acciones que tenemos que realizar no salen siempre en el mismo lugar, es decir, mientras que en otros juegos suelen aparecer en la parte central, en Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd los iconos pueden salir en cualquier parte de la pantalla con lo que el juego nos exige un plus de atención. A esto hemos de sumar los diferentes niveles de dificultad que encontramos en el juego que aportan un plus de concentración, aunque dicho sea de paso los niveles de dificultad más altos solo estarán reservados para los más habilidosos, lo que además aporta cierta rejugabilidad al título y más hora de vida útil.


A medida que vayamos realizando actuaciones y que obtengamos puntuaciones altas, iremos desbloqueando muchos coleccionables, como por ejemplo accesorios, ropas o personajes que se suman a nuestra coreografía, aunque tal vez lo más interesante sea la posibilidad de desbloquear canciones que se sumaran a las que tenemos disponibles desde el comienzo.


Además de todo esto, que forma el cuerpo del modo campaña, vuelve a estar presente un editor de videos musicales bastante completo, y queremos decir completo, ya que no es una tarea que podamos hacer en un rato libre sino que para crear algo decente tenemos que echarle bastante tiempo. Lo bueno es que luego podremos compartirlos con la comunidad, de la misma manera que podremos ver lo que otros usuarios son capaces de hacer. Este editor constituye una herramienta bastante completa que nos da otra opción de juego y que da respuesta al músico que los usuarios de estos juegos llevan dentro, sin duda un gran acierto.


También tendremos disponible la modalidad de juego Diva Room que ya estaba presente en el juego anterior y que nos permite personalizar el mobiliario de nuestra casa, cambiar la música por la que dispongamos en la biblioteca de nuestro disco duro, jugar ciertos minijuegos. A esta modalidad no se le puede sacar demasiado juego, pero es innegable que da variedad a la mecánica habitual del juego, aunque debemos tener en cuenta que es un producto que se disfruta de distinta manera si eres seguidor del título anterior.

Fuente: www.trucoteca.com

En lo que se refiere a su apartado gráfico Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd  no destaca demasiado, debemos tener en cuenta que es un título de género musical donde lo que más prima es el apartado sonoro. Si bien sería injusto decir que el juego no luce bien, nada más lejos de la realidad. Las animaciones son bastante notables, sobre todo en lo que se refiere a las coreografías y a los videoclip que realicemos. Nuestra protagonista, Miku, es bastante expresiva y como es lógico está diseñada al más puro estilo anime, con un buen trabajo en el modelado y buena tasa de imágenes por segundo y nitidez, además el juego presenta compatibilidad 3D estereoscópica, siempre y cuando tu televisión tenga esta función.


Si en algún apartado destaca Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd  es sin duda en el apartado sonoro, y es que no es para menos tratándose de un juego de género musical. Lo primero que debemos destacar es que todas las canciones que se presentan en Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd  son bastante pegadizas y animadas, eso sí, en japonés con la posibilidad de poner los subtítulos en inglés. La variedad de ritmos y géneros musicales en Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd  es sin duda una seña de identidad, de esta manera temas con aire rockero, jazz y o más melódicos estarán presentes. Un trabajo sonoro que tenemos que tachar de sobresaliente, un título que hará que vayas tarareando por la calle muchas de sus canciones.


A modo de conclusión podemos decir que Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd es uno de los mejores títulos supervivientes del género musical que hacen que este género siga vivo. El juego nos ofrece una jugabilidad que exige que estemos concentrados a lo que pasa en la pantalla de manera constante y nos ofrece cierta variedad de modalidades que hacen que no nos cansemos del juego ni lo más mínimo. Lo único que se le puede echar en cara a este título es que está claramente enfocado a los fanáticos de esta serie y puede parecer algo difícil a los que no estén acostumbrados a este tipo de juego o a la saga, al menos en un principio.


Sea como sea, el título es apto para todo el mundo y hace que cambiemos un poco de registro en lo que se refiere a nuestros hábitos de juego. Así que no lo dudes y prepárate a cantar un rato, sin duda no te arrepentirás.

Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd - Trailer

 


Análisis para Playstation 3

    PS3

Hatsune Miku: Project DIVA F 2nd

Género: Rol / Simulador
Desarrollador: Sega
Editor/Distribuidor: Sega


Otras puntuaciones

PSVita

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

analisis hatsune miku project diva 2nd ps3 ps vita playstation musical anime manga japon estrella estrella del pop

Analisis - Hatsune Miku: Project Diva F 2nd

;

¿Podemos continuar usando sus datos para hacer sus anuncios más relevantes?

Nuestros socios obtendrán datos y utilizarán cookies para personalizar anuncios y mediciones. Sepa cómo obtenemos y usamos datos