Analisis - The Last Story

Publicado el 29/02/2012


No siempre un trabajo de calidad sumado a un gran trabajo artístico y gráfico, redondeado por una buena jugabilidad e historia, reciben el reconocimiento comercial que debería. En este sentido, The Last Story no ha conseguido romper el mercado en el país nipón y eso que parece hecho por y para el mercado asiático, es un título que parecía condenado a quedarse entre las fronteras Japón, pero por suerte ha llegado a occidente.

 

 

Pero ¿qué ofrece The Last Story que sea distinto a los títulos que ya están pululando por el mercado y que además son del mismo género? Pues bien el punto fuerte de The Last Story viene de la mano de su capacidad para integar una jugabilidad basada en mecánicas de RPG puro junto con otras mecánicas de shooters en tercera persona con coberturas a lo Gears of War hasta RTS de acción táctica sobre el terreno y medición de tiempos, todo ello con atributos de muchos otros géneros del videojuego, como las aventuras de exploración, las de desarrollo de personaje, la infiltración sigilosa o la acción beat'em up, consiguiendo una fusión sobresaliente que le dan un carácter y personalidad única.

 

A nivel argumental, The Last Story nos presenta a Zael un mercenario al más purto estilo de la edad media que pertenece a un grupo de soldados de fortuna formado por los más variopintos personajes. En este sentido nos encontraremos con unos muy buenos secundarios como son  Dagran, Syrenne, Yurick, Lowell y Mirania, que tendrán que hacerse cargo de los distintos encargos que nos irán surgiendo. Sin embargo todo cambiará a partir de aceptar el encargo del Conde de Arganan, el dirigente de Isla Lázulis, un precioso reino en el que tendrá lugar la mayor parte de nuestra aventura y que sorprendentemente tienen entornos de lo más variados.

 

 

Como no podía ser de otra manera, todo está marcado por fuertes connotaciones románticas, heroicas y políticas, muy al estilo japonés, siendo esto sin duda uno de los aspectos que le confieren cierta humanidad a los protagonistas lo que hace a su vez que se haga fácil sentir simpatía por ellos. La parte menos positiva viene de la mano de el abuso de clichés o personajes cuyo carácter es muy tópico y que nos conduce a escenas de cómicas o trágicas que se ven venir muy de lejos, aunque en cierta manera esto también una caracteística de cualquier RPG que se precie, como por ejemplo el personaje protagonista guaperas con un carácter de chico duro debido a un pasado tormentoso y cuyo sueño es llegar a ser un caballero.

Pero a pesar de esta previsibilidad y de tener una trama que no nos sorprenderá demasiado, The Last Story hace de su pecado virtud y consigue una historia muy coherente, bien hilada y con un poder de enganche que no podemos explicar, tal vez debido a que aunque la historia nos suena a algo ya visto no hay ni un solo episodio de transición o relleno, sino que todo es importante y necesario. Sin embargo, la historia es bastante lineal, pero de vez en cuando entre capítulo y capítulo Zael podrá tomar algunas decisiones que modifiquen la línea principal llevándonos por otros caminos y otros lugares. También se hacen presentes las casi necesarias misiones secundarias, la exploración libre, los combates opcionales, conversaciones con varios finales posibles, y hasta algún que otro puzle que están muy bien encajados en la historia y no dan la sensación de estar ahí porque sí sino porque es necesario.

 

 

A nivel de jugabilidad The Last Story es un juego directo, algo que podremos comprobar ya desde su comienzo que no se anda por las ramas y que una presentación que raya en lo casi ausente, nos coloca a los mandos de Zael en la Cueva Réptida, que no es más que una cueva llena de enemigos que el grupo de mercenarios debe despejar por encargo del Conde Arganan. Así que no nos queda otra que abrinos paso a espadazo limpio, eso sí no del todo abandonados a nuestra suerte ya que tendremos un recorrido plagado de tutoriales (opcionales) que muestran las instrucciones básicas de movimiento y combate, tutoriales bastante explícitos que también están adaptados al control mediante el Mando Clásico de Wii, sin la necesidad de usar el puntero o el sensor de movimiento del Wiimote, por lo que jugar con Mando Clásico o con Wiimote + Nunchuck es totalmente indiferente. Tras haber superado este nivel de tutoriales nuesros protagonistas se dirigirán a una taberna, que es la base de los mercenarios y donde empezará la verdadera historia.

Una de las cosas que tendremos que tener muy presente ya que impregna casi toda la jugabilidad es una habilidad que nuestro protagonista tendrá desde casi el principio del juego, nos referimos al Magnetismo. Mediante esta habilidad, zael, tendrá toda una suerte de poderes especiales como por ejemplo reanimar a los aliados caídos, atraer la atención de los monstruos o recuperar algo de vida con cada punto de daño que haga. Esta habilidad como puedes intuir será la base de toda la estrategia que tengamos en los combates y marcará nuestra manera de jugar, dándonos además unos sobresalientes y espectaculares momentos jugables.

 

 

Esto nos lleva a la manera de enfocar los combates, que en el título se nos presentan en tiempo real y donde la estrategia, la acción, la magia y el sigilo cobran una especial importancia. Algo a lo que se suma el diseño de los niveles, que serán bastante elaborados recordando a un laberinto formado por pasillos, esquinas traicioneras, barandillas o columnas que sirven de parapeto ante rivales con proyectiles y armas o bien para poder ocultarnos antes de trazar la estrategia de ataque. Todos los personajes disponen de un arma blanca principal bien sean espadas, hachas, mazas, dagas, y una secundaria de larga distancia que pueden ser arcos, ballestas,etc... la terna se redondea y habilidades de conjuración mágica. El movimiento y posición en el escenario una vez dentro de uno de los espectaculares combates multitudinarios determinará nuestro éxito, daño recibido y aplicado, e incluso el aprovechamiento o sufrimiento de efectos mágicos estáticos que se van aplicando por círculos en cualquier zona del entorno.

El combate básico funciona de forma semiautomática, teniendo solo que acercar a Zael al enemigo que queremos que golpee, y el protagonista irá asestando espadazos aunque podremos personalizar la manera de reaccionar de nuestro personaje en batalla. En lo referente a ataques mágicos tendremos que tener en cuenta el tiempo de ejecución de hechizos, ya que tomará su tiempo teniendo además la necesidad de buscar cobertura para no recibir daño mientras estemos realizando el conjuro o este parará de forma automática.
Otro aspecto importante a nivel jugable es la gestión de nivel del personaje. A diferencia de muchos otros RPG, la subida de nivel se hará de forma automática y permitirá a los personajes tener más habilidades, como por ejemplo curación, ataques de hielo, silenciar la magia de un enemigo, soltar un remolino que disuelva un círculo y multiplique sus efectos o convertir áreas de magia enemiga en magia favorable. Todo esto se hará de forma automática y no tendremos que preocuparnos de ir gestionando los parámetros de los personajes, como por ejemplo puntos de ataque, defensa, defensa mágica, velocidad o suerte.

Fuente: www.trucoteca.com

 

 

En lo referente a los enemigos hay que reconocer que la IA del juego está a la altura, mención especial tenemos que hacer de los boss finales que aunque en algunos casos dejarán basante que desear en lo referente a su espectacularidad hay que reconocer que todos nos supondrán un reto sobre todo a partir de la segunda mitad del juego, en los que dichos boss nos pedirán cada vez mayor maestría en el título. Todo esto nos lleva a un título con una duración buena teniendo en cuenta el género y que ronda las treinta horas, sobre todo si tenemos en cuenta los distintos recorridos que aunque pocos están presentes.

Además de la modalidad campaña o historia y una nueva vuelta llamada “Nueva Partida +" en la que nuestro personaje quedará como finalizamos la primera vuelta, se ha incluido una modalidad de juego multijugador, cooperativo y competitivo. De esta forma, los jugadores pueden revivir algunos de los mejores enfrentamientos en compañía, a través de internet, lo que no solo enriquece la experiencia de juego sino que no obliga a cambiar la mecánica de estos capítulos seleccionados en absoluto. Por equipos o de forma individual todos contra todos, en Combate seleccionaremos el escenario que votamos, el equipo que metemos a la partida y un mensaje de órdenes. En Cooperativo, varios usuarios se alían contra alguno de los jefes o combates más épicos del juego, teniendo que cooperar para acabar con él. Las partidas multijugador desbloquean algunos objetos que pueden ser empleados en la historia individual.

 

 

En lo referente al apartado gráfico, hay que reconocer que el motor gráfico funciona de manera notable, algo que se traduce en unas texturas y polígonos bien trabajados que lucen bastante bien en pantalla así como un estupendo trabajo de luces y sombras con animaciones muy suaves y muchísimos personajes en pantalla, cada uno con sus patrones de conducta y coherente inteligencia artificial. La parte negativa viene de la mano de pequeñas ralentizaciones en momentos como por ejemplo combates masivos pero es una falta menor y en ocasiones ni nos daremos cuenta gracias a la espectacularidad de la batalla.

Esta espectacularidad es precisamente una de las características de su apartado estético y visual, con un manejo de los colores, los paisajes y escenarios que pocas veces hemos podido ver dentro de esta consola y que logran trasmitirnos la sensación de paisajes llenos de vida y luz. Sin duda, un apartado sobresaliente se mire por donde se mire. 

 

 

En lo referente al apartado de audio lo primero que hemos de destacar de forma muy positiva es su brillante banda sonora, que nos sabrá llenar de mometos de dramatismo o comedia justo cuando toquen, así como nos enardecerá con temas épicos en los momentos de batalla. Además no se repiten las melodias por lo que cada vez nos trasmitirán algo distinto y destierran la típica melodía de desplazamieno (cuando vamos de un sitio a otro) machacona que podemos ver en otros títulos. Las voces de los personajes están en inglés con unos muy acertados subtítulos en castellano, al igual que los textos y carteles que encontraremos en los distintos sitios de nuestra aventura.

A modo de conclusión podemos decir que The Last Story es uno de los mejores juegos que se han presentado en Wii en los últimos tiempos y todo aun a pesar de tener ciertos puntos negativos como la linealidad de su historia y su personajes un tanto condicionados por clichés nipones. Sin embargo y aun a pesar de esto, logra enganchar al jugador desde el primer momento gracias a un abanico de propuestas jugables que hacen que la experiencia sea divertida y apasionante. Además la inclusión de modalidades multijugador online sin duda es uno de los mayores aciertos del título y dispara su rejugabilidad enteros, cambiando además el enfoque individual de la campaña por uno fuertemente cooperativo.

 

 

Un apartado gráfico y estético que redondean el producto haciendo que nos aparezca sin fallos y sólido, además de poseer una banda sonora trabajada y sin pizca de poder caer en la repetición de temas. Sin duda The Last story es una cita obligada para todo amante del género RPG, pero también para aquellos que no lo son... sencillamente si tienes una Wii te querrás hacer con él

Trailer de lanzamiento - The Last Story


Análisis para Nintendo Wii

    WII

The Last Story

Género: Rol
Desarrollador: Midwway
Editor/Distribuidor: Nintendo


Otras puntuaciones

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

Analisis The Last Story The Last story cita obligada amante genero RPG se puede jugar con otro personaje en the como hago que los personajes en online c the last story aceptar ser caballero o n the last story aceptar titulo

Analisis - The Last Story