Página más vista: Trucos GTA 5

Inicio » Análisis » Analisis: Fight Night Champion

Analisis: Fight Night Champion

Publicado el 01/03/2011




Podría finiquitar esta crítica diciendo que la historia de Fight Night Champion es mejor que la de Assasin’s Creed: La Hermandad, que logra crearse a su alrededor una atmósfera mucho más satisfactoria que la de Alan Wake con mucho menos esfuerzo y que su mecánica de juego es mejor que la de Marvel vs. Capcom 3, y no os estaría mintiendo. Pero de este juego hay que hablar: se merece unas palabras. Hay que hablar lo justo, sin embargo, y luego el resto decirlo de la única forma que al final es válida: proyectando el puño contra la cara de nuestro rival.

Como ya dijimos hace poco, cuando empezamos a jugar a Fight Night Champion caemos directamente dentro del modo Champion, aquel en el que se nos cuenta la historia de Andre Bishop. Es aquí donde el juego logra meternos de cabeza en la atmósfera brutal y más oscura que buscaban con esta secuela; el boxeo es violencia glorificada, violencia cristalizada y reconvertida en espectáculo estético, y este modo nos sirve tanto para darnos cuenta de esto como para convertirnos en un buen boxeador (virtual) al mismo tiempo que lo hace Andre Bishop. Cuando él entrena nosotros entrenamos, cuando él pasa a peso pesado nosotros también lo hacemos; el inteligentísimo diseño de los combates del modo Champion hace que cuando lo terminemos (su duración es de unas cinco o seis horas) tengamos más que interiorizadas las bases del deporte y de la mecánica del juego, y podamos salir a lo salvaje y medirnos el lomo con cualquiera en igualdad de condiciones1.

Fight Night Champion." class="size-full wp-image-92652" />

Sin desvelar nada del modo historia, os aviso de que aprenderéis a odiar a muerte a este hijo de puta.

Esta doble intención del Champion Mode (campaña individual y tutorial largo) es fabulosa para aprender los rudimentos del Full Spectrum Punch Control, el sistema de control basado en el stick derecho que tiene, y tendrá, tantos fans como detractores. A mí me parece más que correcto, y creo que su uso más inteligente es combinarlo con los botones: stick para los golpes normales y fuertes y botones cuando queramos castigar rápidamente el cuerpo del oponente o no perder el tiempo procesando movimientos de stick cuando el otro esté muy jodido y tengamos que apresurarnos para encajarle un buen par de yoyas y tumbarlo.

Pero una vez que el modo Champion la cosa no acaba. El otro gran modo individual es el Legacy: un modo carrera en el que tenemos que llevar a nuestro joven luchador (al que podemos poner nuestro careto vía webcam) a la gloria guiando correctamente sus andanzas en el mundo del boxeo. El sistema es similar a los anteriores Fight Night: un calendario nos muestra las peleas, sesiones de entrenamiento y momentos de descanso que tenemos que ir eligiendo sabiamente para entrenar y descansar de forma correcta, de modo que no lleguemos a las noches de combate hechos caldo y siendo poco más que un saco de mierda sin más futuro que acabar en la lona en el primer round.

La cantidad de características de nuestro luchador que podemos ir mejorando es enorme y repartir adecuadamente los puntos de experiencia es vital para llevar a nuestro púgil a buen puerto, por no hablar de los distintos tipos de entrenamiento: en Fight Night Champion es muy importante saber hasta dónde y hasta dónde no puede llegar nuestro personaje, y la elección adecuada de entrenamientos puede ser tan importante como no dejar la cara a merced de los puños del contrario a la hora de salir adelante con nuestra carrera. Estos entrenamientos pueden pecar de demasiado exigentes, pero por suerte para los jugadores menos dotados siempre podéis pasarle el mando a alguien más competente durante las sesiones de entrenamiento y jugar a otra cosa mientras tanto. La solución os satisfará a buen seguro.

Y luego está el modo panchanga, el pulsa-aquí-para-empezar-a-partir-cabezas, el muy necesario Fight Now. Júntate con otra persona, elige un boxeador del amplio roster del juego (que incluye todo tipo de pesos y luchadores para todos los gustos) y luego ya es todo divertirse. Hay testigos de que llevamos dos semanas sin jugar a otra cosa en la redacción: lo que antes era una redacción dominada por la música de cámara y el ambiente intelectualmente cargado, ahora se ha convertido en una orgía de huesos rotos, gritos animales y humo de puros.

Fight Night Champion es una experiencia multijugador de primerísimo nivel: los combates son divertidísimos y muy variados, y las mil variables que tienen (peso, luchadores elegidos, los mil y un sitios del cuerpo que pueden parar golpes) hacen que siempre haya un algo misterioso que le obliga a uno a estar en constante tensión: en cualquier momento una cadena de combinaciones y contraataques bien ejecutada puede dejarte KO, y esto tendrá sus fans y sus detractores, pero a mí me flipa.

Al roster de luchadores se le pueden achacar faltas (¿dónde coño está Antonio Margarito?) pero desde luego no se puede decir nada sobre su variedad. Desde luego, no es igual jugar como Foreman que como Pacquiao, pero la diferencia no sólo se ve entre pesos: quizá no haya tantos estilos de lucha como boxeadores, pero sí que hay una diferencia importante entre luchar, por poner un ejemplo de pesos pesados, como Foreman que como Lewis. Conocer al boxeador es tan necesario como planificar bien el combate, y es fabuloso ir descubriendo los puntos fuertes y flacos de cada púgil a medida que jugamos con otras personas.

A nivel técnico, el juego da un salto importante respecto a las anteriores entregas de la serie. Recuerdo haberme meado en la silla al jugar a la demo de Fight Night Round 3, y poco más o menos que ha ocurrido con Fight Night Champion. Los gráficos son de lo mejor que puede ver uno en consolas actuales, y el festival de sudor, sangre y músculos bailando al recibir hostiazos es un espectáculo muy digno de ser visto. La banda sonora está magistralmente escogida y los comentaristas son geniales, así que en estos dos aspectos poco se puede echar en cara a Fight Night Champion.

EA Sports ha encontrado la fórmula. Una vez que la encuentras, ya sólo queda repetirla introduciendo pequeñas mejoras cada vez; con que dentro de dos años haya un hipotético Fight Night Round 6 que mejore un poquito lo presente, volverá a ser de nuevo el mejor juego de boxeo disponible. Pero de momento no necesitamos mirar al futuro: Fight Night Champion es todo lo que esperábamos y más, un juego de boxeo espectacular, un juego deportivo de la más alta categoría y un juego, en general, ejemplar, un ejemplo de cómo coger lo que ya tenías, meter justo lo que se te pedía y encima ir más allá.

Si tuviera un termómetro de calidad al lado, ahora mismo el vecino de arriba tendría un boquete en el suelo de la cocina. No le encuentro prácticamente ningún fallo y los pocos que le encuentro son detallitos que no ensombrecen absolutamente nada el resultado final. El primer must have absoluto del año. [10]

Análisis para Playstation 3

Fight Night Champion

PS3

Género: Deportes
Desarrollador: Ea sports
Editor/Distribuidor: Ea sports

Otras puntuaciones

X360
Usuarios
Tu puntuación


Fuente: anaitgames.com

maconcho
Yuri Márquez

△◯✕▢ Administrador de Trucoteca y gamer. Tengo PS4, Vita, PS3, 3DS y PC. Para cualquier duda con la página, no dudéis en poneros en contacto conmigo, con infinit o con trucoteca. △◯✕▢ youtube.com/maconcho

M. Priv M. PrivVideos

Analisis Fight Night Champion Xbox 360 PlaySatation fight night champion estilos de boxeo fight night champion entrenamiento cuban Andrá bishop no paso un entrenamiento puntos de experiecia en figth nigth cham la historia del juego fight night champi
Analisis: Fight Night Champion
Comentarios (0): Ver todos los comentarios

No se han encontrado comentarios, puedes ser el primero en comentar!

Publicar respuesta en Analisis: Fight Night Champion



Subscribirme Ayuda
  • Valoración general 8.00
  • Punt. Usuarios 7.3 142 votos
  • Votar

Perfil maconcho
Nivel:
101
262913
  • M. Priv
  • M. Priv
  • Videos


Otros análisis