Analisis - Project CARS

Publicado el 25/05/2015

Mucho se ha hecho esperar Project CARS, uno de los títulos más esperados por la comunidad gamer y que llega bajo la promesa de ser uno de los mejores exponentes de los simuladores de conducción de la actual generación de consolas encabezadas por Xbox One y PlayStation 4. La pregunta a estas alturas es obvia ¿Consigue estar a la altura de las expectativas que se han creado en torno suya? ¿Será tan bueno como sus desarrolladores nos han comentado mil veces? Vayamos por partes…

Una de las cosas que más nos llaman la atención en Project CARS es que nos da la posibilidad desde un inicio de contar con acceso a gran cantidad de circuitos, coches y opciones a configurar, sin necesidad de tener que ir desbloqueando paso a paso todo este contenido como suele ser común en la mayoría de juegos de este género. Esto nos permite desde un primer momento ponernos a los mandos de coches potentes, de manera que nuestras habilidades de conducción puedan ir perfeccionándose manejando un coche potente, que como todos los aficionados al género de conducción saben, se maneja de forma muy distinta a como se maneja un turismo. Algo que hace que el juego gane en jugabilidad desde el primer momento.

Pero no todo se limita a elegir un coche y correr, en este sentido y para aquellos que prefieran ir progresando poco a poco está el modo Carrera, que como podéis imaginar es el clásico modo en el que irás desbloqueando circuitos, coches, añadidos, etc… pero lo bueno de Project CARS es que ha sabido hacer de este modo, por lo general algo simplón, algo bastante atractivo. De esta forma y dependiendo del nivel de conducción que tengas o creas tener, puedes entrar directamente a las categorías más básicas en las que conducirás unos karts o bien saltar a las categorías superiores donde el nivel de exigencia es mucho mayor. Además en caso de que nos guste una categoría, podremos renovar nuestra permanencia por un año más o si por el contrario creemos que nos hemos equivocado de categoría o simplemente no nos gusta, podremos sencillamente salir de ella y elegir otra… sencillo y directo. Esta libertad también se extiende al resto de opciones que interfieren en el juego, es decir, las referentes a IA, nivel de realismo, como afectan los golpes al coche, etc, algo a lo que deberemos dedicar algo de tiempo de ajuste para que la experiencia de conducción sea más satisfactoria.

En este sentido, podemos decir que Project CARS nos permite elegir el tipo de juego que queremos tener delante, de esta manera puedes ser un jugador que busque el mayor realismo posible o bien puedes ser de los que apuestan por una experiencia un tanto menos exigente y con ciertos toques arcade. Sea como sea, y sea cual sea tu opción, el juego se ajusta a tus gustos y estilo de juego, algo que sin duda es uno de las mejores bazas de este título. Pero sin duda el título tiende al realismo más que a cualquier otra cosa, algo que podremos comprobar en cuanto nos metemos en las opciones de personalización, que son tantas y tan variadas que en un principio y si no eres muy seguidor de los simuladores de conducción pueden hacerte sentir algo abrumado o bien hacerte sentir en el paraíso si eres un seguidor acérrimo de los simuladores.

Sea como sea, el modo carrera de Project CARS es una modalidad de juego que da exactamente lo que promete, sin pretensiones de ser mucho más a excepción de un pequeño añadido en forma de posibilidad de estar en contacto con la comunidad a base de mensajes que se pueden cambiar entre los miembros de un equipo. Como decimos un modo de juego bastante clásico en lo que se refiere a los simuladores de conducción y en el que tendremos que hacer alarde de estrategia y de habilidades de gestión ya que deberemos tener en cuenta aspectos como por ejemplo la temperatura de los neumáticos, el estado de los frenos, las obligatorias paradas en boxes, etcétera, con la ayuda, eso sí, de un manager que nos servirá como una especie de tutorial. Aunque dicho sea de paso este tutorial sea casi casi innecesario ya que la naturalidad y el realismo trascienden la pantalla y pueden sentirse en el mando, de esta manera sentimos como están funcionando nuestros neumáticos a través de las vibraciones y el propio control del vehículo. Un aspecto brillante en lo que se refiere al tratamiento de la física de los neumáticos que sin duda encantará a los más puristas y dejará boquiabiertos a los menos curtidos en el género de los simuladores de conducción.

Pero no solo de buena simulación vive el gamer, sino también de contenido y precisamente esto han debido pensar los desarrolladores de Project CARS ya que se han incluido más de setenta circuitos entre los que podemos encontrar algunos muy famosos como por ejemplo Nurburgring, Circuit de Catalunya, Le Mans, Silverstone, Mount Panorama, etc, a los que se suman otros menos conocidos que añaden algunos escenarios y paisajes muy bien trabajados y que dan variedad en lo que se refiere a los trazados y tipos de pistas. Como podemos ver, la inclusión de todos estos circuitos dota al juego de una gran duración y vida útil, algo que se ha criticado mucho en otros juegos del mismo género en relación a su escasez de contenido.

¿Y en lo que se refiere a la cantidad de vehículos disponibles? En este punto nos encontramos con una de las decisiones más polémicas que sin duda trae este Project CARS, ya que en total (sin tener en cuenta los más que posibles DLCs futuros) nos encontramos con 66 coches, una cifra que puede parecer más que insuficiente a algunos. Sin embargo, también es cierto que la mayoría de los gamers de este tipo de simulaciones raramente usan más de 10 vehículos en cualquiera de sus partidas, aunque es innegable que se está negando la posibilidad de que podamos tener más abanico a la hora de elegir. Sea como sea, tampoco contamos con demasiadas marcas licenciadas, como por ejemplo las más famosas marcas italianas, aunque contaremos con sus análogos. Sin duda uno de los puntos que más ampollas levantará a los puristas, pero que si eres de los que les gusta un buen simulador independientemente de si la marca esté o no licenciada te importará poco.

Por otro lado, esto queda en cierta manera en un segundo plano cuando nos metemos de lleno en una carrera junto con treinta y cinco oponentes, algo que en contadas ocasiones hemos podido disfrutar y que podemos agradecer a la potencias de las nuevas consolas. Sin duda toda una gozada que se ensucia un poco con el comportamiento de la IA rival que, como ya parece ser algo establecido en el género, deja que desear en momentos puntuales y que podemos comprobar en el empecinamiento de algunos vehículos de seguir al pie de la letra el camino que se les ha prefijado, con poco margen para la improvisación o la adaptación a las circunstancias de la carrera lo que da lugar a ciertos aparatosos accidentes y choques. Por fortuna, y para todos los que busquen un enfrentamiento y un comportamiento mucho más real, siempre queda el online.

Fuente: www.trucoteca.com

Sin duda, el multijugador es una de las mejores opciones de juego de las que nos propone Project CARS. En este sentido, están presentes los modos más clásicos como por ejemplo las "Hot Laps" que nos permiten carreras rápidas a las que hay asociadas tablas de clasificación; o bien el clásico modo de correr contra un fantasma, que nos ayudará a saber cómo los mejores clasificados han conseguido sus tiempos a la vez que podemos intentar mejorar los nuestros. A esto hemos de sumar la presencia de retos y pruebas diarias que solo estarán disponibles unos pocos días y que añaden un fuerte carácter competitivo, porque a fin de cuentas lo que está en juego es el prestigio de cada jugador como conductor.

En lo que se refiere a su apartado técnico y gráfico y dejando de lado la muy superior (lógicamente) versión de PC, nos encontramos con una resolución de 900p que se nos muestran a unos 60 frames con algún que otro bajón puntual pero que de manera general se suelen mantener estables. En lo que se refiere a las texturas nos deja en la boca un cierto sabor agridulce, ya que si de manera general presentan un gran acabado, en algunos aspectos como por ejemplo la media distancia del asfalto se quedan en un simple suficiente, eso sí, teniendo en cuenta que estamos hablando de consolas de nueva generación. En lo que se refiere a los tiempos de carga tenemos que señalar que el comportamiento es sobresaliente, ya que son casi inmediatos, incluso cuando tenemos que reiniciar la carrera por encontrarnos en un accidente que da al traste con nuestras opciones de victoria, sin duda un gran trabajo.

Todos estos aspectos se redondean con un trabajo sobresaliente en lo que se refiere al acabado general de los coches, que presentan gran grado de realismo y de detalle, unos escenarios detallados y de gran belleza artística, así como al tratamiento de los fenómenos meteorológicos. En este sentido, debemos hacer especial mención a cómo influyen en la conducción los factores meteorológicos, pero no solo en lo que se refiere al manejo, sino también en lo que se refiere a aspectos de reflejos, poca visibilidad, etcétera, efectos que se han tratado de manera magistral en pantalla.

En lo que se refiere a su apartado de sonido, no podemos decir que el título nos deje las mismas buenísimas sensaciones que el resto de sus apartados. En este sentido, nos encontramos con que ciertos efectos de sonido son bastante pobres, como por ejemplo los que se refieren a las frenadas o derrapes, y por otro lado tenemos el muy bien logrado sonido de los distintos motores que hacen que nos traslademos al interior de cada vehículo. En lo que se refiere a la banda sonora, poco que destacar, es decir, cumple con el cometido de ambientar los menús pero poco más.

A modo de conclusión podemos decir que Project CARS es un juego que por suerte ha estado a la altura de las expectativas que teníamos de él. En la mayoría de sus apartados nos encontramos con un juego brillante, aunque en aspectos como la IA del offline deja un poco que desear. Por otro lado, en lo que se refiere al abanico de opciones y modos de juego, el título es bastante completo y presenta  una vida útil bastante duradera. Una ejecución gráfica, técnica y artística que poco o nada tiene que envidiar a otros títulos del género con más nombre. Sea como sea, Project CARS es una gran opción de compra para todos aquellos amantes de la simulación de conducción y una gran forma de iniciarse en el género en el caso de que seas un novato en estas lides… 

Project Cars - Trailer de Lanzamiento

 


Análisis para Xbox One

    XONE

Project Cars

Género: Coches / Simulador
Desarrollador: Slightly mad studios
Editor/Distribuidor: Bandai namco


Otras puntuaciones

PC

PS4

Usuarios

Tu puntuación


Perfil de alex

alrufe
A decir verdad soy un enamorado de este mundo desde sus inicios... soy de los que han jugado en recreativos hasta que cerraban, en megadrive, spectrum y amstrad... y aun seguimos en la brecha!!!

simulador conduccion analisis projectcars fans pilotos reales coches vehiculos project cars listado lista ps4 xbox one pc wii u circuirtos

Analisis - Project CARS